Inversión

España registra un saldo favorable de inversión con el exterior de 193.977 millones

La posición de inversión internacional (PII) deudora neta de la economía española continuó creciendo en el segundo trimestre de este año un 9,7%, hasta situarse en un total de 193.977 millones de euros, según los datos facilitados ayer por el Banco de España.

Esta cifra es resultado de unas inversiones de España en el extranjero que sumaron 743.556 millones de euros (entre las que se incluyen las operaciones del Banco de España), frente a los 937.532 millones recibidos del exterior.

Esta estadística recoge los saldos de los activos y pasivos financieros de los sectores residentes de una economía frente al resto del mundo y es uno de los factores que contribuyen a medir el grado de apertura financiera de los distintos países.

Con este aumento, en el conjunto del primer semestre de este ejercicio, la posición neta deudora superó a la de 2002 en un 13,7%. Este incremento fue consecuencia del comportamiento de los activos y pasivos exteriores de los sectores residentes, excluido el Banco de España, ya que la posición acreedora neta del Banco de España creció un 2,3% en el segundo trimestre, hasta situarse en 62.477 millones.

Uno de los fenómenos que destaca la autoridad monetaria es que tras más de dos años registrando un saldo acreedor (2000, 2001 y los tres primeros trimestres de 2002), en el último tramo del pasado año se contabilizó un moderado saldo deudor en concepto de inversión directa. En el segundo trimestre de este año volvió a aumentar dicho saldo deudor, hasta situarse en 9.924 millones.