Cinco Sentidos

Picasso sale al mercado

Vuelven las subastas a Madrid tras el paréntesis veraniego. Y lo hacen tentando a los coleccionistas más exquisitos. Sala Retiro, de Caja de Madrid (Avda. Menéndez Pelayo, 3 y 5), ha seleccionado para su venta de mañana dos picassos: Retrato de joven, un óleo sobre tabla de pequeño tamaño, de 1900, que empezará la puja en 90.000 euros, y Bodegón, un collage y dibujo a lápiz y papeles finos pegados a cartón, de 1914, cuyo precio de salida se ha fijado en 130.000 euros.

La escasa oferta de obras de Picasso en el mercado nacional garantiza la expectación. Ambos cuadros proceden de París, de una colección particular, y los dos pertenecen a una época que alcanza elevadas cotizaciones, explica José Pedro Bailén, director general de Sala Retiro. La tabla corresponde al Picasso todavía figurativo, anterior a la época de las vanguardias. Los investigadores de su obra identifican el retrato con su hermana Lola, por la manera de recogerse el pelo en un moño. Está firmado y dedicado al doctor Sabartés. Precisamente, la dedicatoria y la estética ofrecen las principales pistas sobre la fecha de su ejecución, hacia 1900, periodo que coincide con su estancia en Barcelona y el comienzo de su amistad con el poeta Jaime Sabartés.

En Sala Retiro no recuerdan la presencia de una pintura de Picasso de esta época en una sala de subastas española. Sí que han aparecido dibujos y, sobre todo, obra gráfica.

Totalmente diferente al retrato es el Bodegón, un cuadro que Victoria Ballarín, responsable de arte de Sala Retiro, califica de 'elegantísimo', un collage hecho con papeles finos, una novedad con la que el pintor empieza a experimentar a partir de 1912, denominada cubismo sintético y que recuerda a la obra de George Braque. El cuadro ha sido certificado por Maya Widmaier Picasso, hija del pintor, la única persona calificada para emitir certificados de la obra del artista malagueño.

Junto a Picasso completan la oferta de la sala de subastas nombres como Sicilia, Clavé, Valls, Genovés, âscar Domínguez, Guerrero, Viola, Grau Sala, Roberto Domingo, Madrazo, Cruz Herrera y un San Francisco en éxtasis del taller del Greco, que alcanza uno de los mayores precios de salida de toda la venta. Se trata de una versión más del San Francisco en éxtasis que Domenikos Theotokopoulos pintó para el Real Monasterio de El Escorial. El cuadro procede de la colección Díaz Jiménez de Granada y hasta ahora se consideraba obra del pintor. Manuel Cossio lo atribuyó al Greco y lo dató entre 1594 y 1604. Estudios posteriores, sin embargo, retrasan esta fecha, como mínimo entre 20 y 30 años, aunque el lienzo sí se corresponde con la época, demasiado tiempo como para que este San Francisco fuera ejecutado por sus pinceles. Los estudiosos no descartan que sea obra de un hijo del Greco o de algún alumno aventajado del pintor.

Alcalá Subastas

Los amantes de la pintura religiosa tienen otra oportunidad el miércoles. Alcalá Subastas (Velázquez, 2) ofrece La Adoración de los Reyes Magos, de Pieter Brueghel el Joven, en su venta de octubre. Se trata de una copia inédita del lienzo de Brueghel el Viejo que se encuentra en el Museo Real de Bruselas. La casa de subastas adjunta un certificado de Jean Willems fechado en julio de 1986. Las pujas comenzarán a partir de 420.000 euros.

Este cuadro compite con otra Adoración, inicialmente considerada obra de Vicente Macip, pero desde 2000 atribuida a Joan de Joanes. Sale en 210.000 euros.

En la misma sesión se subastará un cuadro de Zurbarán, San Juan Bautista en el desierto, que los expertos piensan que puede tratarse de una de las pinturas del desaparecido retablo del Colegio de Santo Tomás de Aquino de Sevilla, pintado por el artista en 1631. Está valorado en 50.000 euros.

La casa de subastas destaca también por su calidad un bodegón, adjudicado en anteriores exposiciones a Tomas Yepes, pero que actualmente se considera obra de un pintor próximo a él, para el que ha establecido un precio de salida de 80.000 euros, y una obra inédita de Asensio Julia, cuya autoría se adjudicaba a principios del siglo XX a Francisco de Goya, valorada en 48.000 euros.