Cinco Sentido

'Queen' reivindica la emoción del rock

Acababan de apagarse las luces del teatro cuando Brian May, mítico guitarrista de la banda británica Queen, entró en el patio de butacas y se sentó entre el público. Podría haberse tratado de un espectador impuntual de no ser por el foco que le iluminaba, por la avalancha de aplausos que le recibió y porque era miércoles 1 de octubre, la noche del estreno en el teatro Calderón de Madrid del musical Queen, we will rock you.

Brian May y Roger Taylor, miembros en activo de la formación liderada por el desaparecido Freddie Mercury, han supervisado personalmente el montaje de este musical que ya han visto 700.000 personas en Londres y que acaba de aterrizar en Madrid, bajo producción española.

We will rock you es una fábula, un cuento de buenos y malos que se traslada a la tierra del año 2300, un planeta dominado por una multinacional, Global Soft, que ha prohibido la música y donde jóvenes alienados consumen las ideas y productos que impone la compañía.

Entre tanta felicidad artificial surge un grupo de rebeldes, de bohemios, que aguardan la llegada de un profeta llamado El Soñador. æpermil;l será el que les guíe en la búsqueda de un mundo mejor, de una promesa del pasado llamada rock n' roll.

El musical es una sátira, una crítica nada velada y enormemente divertida de la producción en cadena de efímeras estrellas musicales que obtienen el éxito antes de haber sacado un disco.

Una burla de los triunfitos, las popstars y del marketing que los rodea. Pero también un alegato a la creatividad y un homenaje a leyendas desaparecidas del rock como John Lennon, Janis Joplin, Bob Marley, Elvis, Kurt Cobain y, por supuesto, Freddie Mercury.

En definitiva, artistas que murieron antes de tiempo, que 'volaron demasiado cerca del sol', como reza una de las canciones del espectáculo.

El musical repasa impecablemente la discografía de Queen y adapta a la historia canciones que han hecho historia, como I want to break free, We are the champions, Crazy little thing called love o Bohemian rhapsody. Todo ello en riguroso directo con una banda que reivindica con intensidad el guitarrazo y la emoción del rock sobre un escenario. Y con un elenco de artistas multidisciplinares (actores, cantantes y bailarines) que los propios May y Taylor contribuyeron a seleccionar en el casting.

Para su versión española, el repertorio está casi íntegramente adaptado al castellano, salvo por un par de canciones de las más emblemáticas de Queen. Los diálogos también entroncan en clave de humor con la actualidad musical española, con referencias continuas a los mitos del pop y el rock español de los ochenta.

We will rock you no es la historia de Queen ni hay que ser un incondicional de la banda para disfrutar del espectáculo. Es un canto a una forma de sentir la música y, sobre todo, una divertidísima comedia al más puro estilo del musical de Broadway. Con un cierto toque canalla, eso sí.