Tecnológicas

Indra impulsa al Nuevo Mercado hasta máximos

Las tecnológicas están de vuelta. El índice Nuevo Mercado ha alcanzado los 1.960,80 puntos al cierre, su valor máximo en más de un año, y un buen síntoma de la mejora del sector. Amadeus e Indra, dos empresas que además cotizan en el selectivo Ibex 35 se han situado en sus máximos anuales, y confirman el clima de optimismo que ha llevado a las casas de análisis a mejorar sus recomendaciones sobre las tecnológicas y empresas de nueva economía.

La española Indra se marcó su cota más alta del año, a la que ha llegado hoy con un precio de 10,99 euros. Desde los mínimos de febrero la empresa presidida por Javier Monzón ha remontado con una subida superior al 62% en bolsa en lo que va de año. Las acciones han rebotado hoy después de que la Marina de EE UU haya seleccionado a la compañía para participar en el contrato marco de simulación aeronáutica para los próximos cinco años. Los inversores han mostrado su confianza en una empresa con una cuenta de resultados muy estable, beneficiada por un negocio respaldado por la demanda institucional, y han apostado por una empresa que en las últimas semanas ha conseguido muchos contratos.

Según Natalia Aguirre, directora de análisis de Renta 4, este alza viene propiciado tanto por los avances del sector como porque Indra se había quedado retrasada respecto al mismo. Y es una empresa que ¢pese al entorno sectorial difícil, demuestra que es capaz de crecer, con una posición financiera muy sólida y mucha credibilidad para el equipo gestor, que siempre cumple sus objetivos o los supera¢. La casa de análisis incluyó a Indra en su cartera modelo la semana pasada, con un precio objetivo de 11 euros y una valoración de sobreponderar, ¢consolidó muy bien los 10 euros y se veía que podría rebotar¢, señala Aguirre.

INDRA 8,47 -1,63%

Por su parte, Amadeus, que desde junio se ha revalorizado casi un 25%, y un 53% en lo que va de año, se ve beneficiado por la recuperación del sector turístico tras el fin de la guerra de Irak. Hoy ha alcanzado su máximo anual, de 6,66 euros, tras tres jornadas de subidas. Los expertos confían en la evolución del negocio de la central de reservas, gracias a su generación de caja, la contención de costes y su posición en el escenario de las aerolíneas, que cuenta con una progresiva mejora del tráfico aéreo.