Accidente Mortal

La huelga se suma al luto en Puertollano

Los trabajadores de las 60 empresas que trabajan en la factoría de Puertollano (Ciudad Real) como subcontratistas de Repsol YPF, alrededor de un millar, acordaron ayer efectuar un paro de tres días para reclamar mayores medidas de seguridad y en señal de luto por la muerte de seis operarios tras la explosión producida en la refinería el pasado jueves. Otros cuatro trabajadores heridos en la explosión permanecen en estado muy grave.

La compañía descarta que la paralización de la planta por la explosión vaya a provocar un encarecimiento de los precios de los combustibles en las próximas fechas, en contra de lo señalado por un analista bursátil. La falta de producción de la refinería de Puertollano no ha generado problemas de abastecimiento, según la compañía que, además, confía en compensar esta falta de producción con el elevado nivel de almacenamiento de combustible, ya que la planta tenía prevista para finales del próximo septiembre una parada técnica para trabajos de mantenimiento. Si la demanda lo requiriese, Repsol YPF empezaría a redistribuir entre sus otras cuatro refinerías en España la cuota de refino de la de Puertollano.

Los sindicatos y Repsol YPF constituyeron ayer la comisión de investigación que ha de analizar las causas de la explosión. La integran cinco representantes sindicales y siete directivos y técnicos del grupo petrolero. El Gobierno de Castilla-La Mancha ha creado también su propia comisión investigadora. Izquierda Unida ha pedido a Trabajo otra investigación. La jornada de ayer finalizó con una gran concentración en Puertollano en recuerdo de los trabajadores fallecidos.

REPSOL 11,49 -0,99%

Una avería detiene la central nuclear Almaraz II

El reactor de la central nuclear de Almaraz II, en la provincia de Cáceres, se detuvo automáticamente el pasado domingo ante una alarma en su generador de vapor. La central fue desconectada de la red eléctrica, previéndose su acoplamiento de nuevo a la red a lo largo del día de hoy, una vez se hayan realizado los trabajos de reparación necesarios.

La desconexión de la red fue motivada por el cierre de la válvula de aislamiento del lazo 1 del sistema de vapor principal, provocando la actuación de los sistemas de protección del reactor y la consiguiente parada de planta, según una nota oficial de la propia central, que indicó que los sistemas de seguridad funcionaron con total normalidad.

La central nuclear Almaraz II tiene una potencia instalada de 983 megavatios. Su principal accionista es el grupo Iberdrola, con una participación del 53%. También participan en su capital las compañías eléctricas Endesa y Unión Fenosa.