Nombramiento

El presidente de Citygroup se retira tras cinco años al frente de la financiera

Weill, que ha sido presidente de Citigroup desde su creación en 1998, permanecerá a partir de ahora como presidente del directorio de Citigroup, y los expertos de Wall Street creen que su influencia en las decisiones estratégicas de la empresa seguirá siendo muy importante. Sobre su marcha, Well ha declarado que ahora es "el momento apropiado. La compañía está en un excelente momento. Hemos lidiado con situaciones dolorosas y hemos demostrado nuestro compromiso de ser los líderes en probidad en cada segmento de negocios".

Seguramente, Weill hacía alusión así al mes de abril pasado, cuando Citigroup acordó con los reguladores pagar 400 millones de dólares como parte de un acuerdo para cerrar la investigación por presuntos conflictos de interés entre sus divisiones de banca de inversión y análisis. Como parte de la investigación, las autoridades encontraron mensajes electrónicos en los que Weill le pedía a Jack Grubman, analista de la división de banca de inversión de Citigroup, Salomon Smith Barney, que reconsidere su recomendación de compra de las acciones de la forma de telecomunicaciones AT&T.

También ha tenido lugar el nombramiento a Robert Willumstad, actual presidente de la división de banca comercial, como nuevo gerente de operaciones de la compañía. Prince ha trabajado cerca de dos décadas junto a Weill, quien transformó a Citigroup en la mayor empresa financiera del mundo, con cerca de 1,2 billones de dólares de activos, un valor en bolsa de 241.000 millones de dólares, 260.000 empleados y operaciones en cerca de 100 países.

Desde la creación de Citigroup en 1998 el valor de las acciones de la compañía se ha triplicado, y su rendimiento promedio anual ha estado muy por encima del promedio de la industria financiera estadounidense.