Estrategia

La SEPI pone en marcha el proceso de privatización de Cetarsa

La privatización de la Compañía Española de Tabaco en Rama (Cetarsa) está en marcha. El presidente y el consejero delegado de la compañía, Isidoro Hernández Sito y José Ramón Esteruelas, respectivamente, comunicaron ayer verbalmente a los representantes sindicales que hoy se publicaría en los periódicos los anuncios de la oferta de venta por parte de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) para que puedan acudir los intermediarios financieros (bancos de negocio, sociedades tasadoras) interesadas antes del 23 de junio. Sin embargo, en el último momento, por razones de forma, la publicidad en los diarios se decidió retrasar unos días. Cetarsa, con unos 700 empleados y cinco centros productivos (todos ellos en la provincia de Cáceres), es la primera industria transformadora de tabaco en España, con el 60% del mercado. Los otros tres operadores (WWTE, Taes y Agroexpansion) son filiales de multinacionales.

El comité intercentros de Cetarsa trasladó ayer a los directivos de la compañía su rechazo frontal a que ésta pase a manos privadas, ya que temen que la aplicación de criterios estrictamente empresariales en la gestión supongan el cierre de nuevos centros y la reducción de plantilla.

La privatización de Cetarsa, una de las pocas empresas en la que la SEPI aún mantiene una participación destacada, era un secreto a voces desde que el Partido Popular accediera al Gobierno en el año 1996 y aprobara un ambicioso plan de privatizaciones. Los planes del Estado de deshacerse de esta compañía, que tiene en marcha un expediente de regulación de empleo se concretaron finalmente ayer.

Con los anuncios de la oferta se dará el pistoletazo de salida para la privatización de la compañía de tabaco, proceso que normalmente suele durar en torno a dos años. Algunos grupos que ya operan en la primera transformación del tabaco han mostrado su interés en acudir a la privatización. Cetarsa está participada en un 80% por la SEPI y el 20% restante pertenece a Altadis.