Consecuecias

España bloqueará la Convención europea si modifica el sistema de voto

El Gobierno español amenazó ayer con bloquear los trabajos de la Convención europea que desde hace 15 meses prepara la primera Constitución de la Unión si el proyecto modifica el sistema de voto que rige actualmente en la organización.

El artículo 17.3 de la futura Constitución que propuso ayer el órgano máximo de la Convención defiende que las decisiones por mayoría cualificada requieran el voto de la mitad de los socios más uno, pero siempre que representen al menos al 60% de la población de la Unión (es decir, 270 millones de habitantes de los 450 con que contará la UE a partir del 1 de mayo de 2004).

Esta cláusula de población refuerza la capacidad de bloqueo de Alemania (82 millones de habitantes), Francia e Italia (en torno a 60 millones) y Reino Unido (57 millones). Si la propuesta se mantiene, 'quedarán bloqueados los trabajos de la Convención', advirtió ayer Ana Palacio, ministra de Asuntos Exteriores, en su explicación de una enmienda al proyecto. La solución debería buscarse en la conferencia gubernamental que se celebrará en el segundo semestre de este año para rematar los trabajos del tratado constitucional.

España consiguió en el Tratado de Niza (2000) 27 votos en el seno del Consejo, los mismos que Polonia y dos menos que Alemania, Francia, Italia y Reino Unido.

Niza ha introducido además una cláusula de población que permite bloquear una decisión si los países que han votado a favor no representan al menos el 62% de la población. Pero la propuesta que defiende ahora el presidente de la Convención, Valéry Giscard d'Estaing, amplía esta salvaguarda al condicionar la adopción, no el bloqueo, a un respaldo como mínimo de 3/5 partes de la población. Fuentes españolas en la Convención indicaron que este nuevo modelo dificultaría sobremanera a España la consecución de alianzas efectivas en el seno del Consejo.