Comercio exterior

La exportación a China, inmune a la neumonía

No tenemos 'problemas ni miedos relacionados con el mercado chino'. Estas palabras, pronunciadas recientemente por el subdirector general de la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (Cesce) son un claro indicador de que la alarma social que ha generado el síndrome respiratorio agudo severo (SARS, por sus siglas en inglés) no ha afectado el interés de los empresarios españoles hacia China.

Y, si bien es cierto que muchos exportadores han cancelado participaciones en ferias y misiones comerciales, la evolución de las ventas españolas y la demanda de financiación para operaciones comerciales en el gran mercado asiático muestra un dinamismo similar, y superior en algún caso, al registrado en los meses anteriores a la aparición de esta variedad atípica de neumonía.

Así, las exportaciones españolas hacia China en los dos primeros meses de este año, últimos datos oficiales de la Secretaría de Estado de Comercio, reflejan un aumento del 65,7% respecto a enero-febrero del año pasado, alcanzando 172,6 millones de euros. Una tasa de crecimiento que no sólo es la más alta entre los principales clientes españoles, sino que supera ampliamente el 4,6% de subida de la importación que alcanza 1.022 millones.

A pesar de este espectacular resultado tanto las asociaciones de exportadores como los responsables de la Administración comercial coinciden en emitir mensajes de cautela, destacando que 'los envíos ejecutados en el primer trimestre corresponden a contratos anteriores'.

Unos y otros muestran también idéntica unanimidad al avanzar que 'las cifras de exportación de marzo mantendrán una línea similar a la observada hasta febrero, aunque tal vez se note una cierto aplazamiento, que no cancelación, de operaciones en el segundo trimestre'.

Concentración de riesgo

En línea con la evolución de las exportaciones, China es también el segundo país del mundo con mayor concentración de ofertas en la cartera de Cesce, detrás de México y por delante de Turquía, Brasil, Marruecos e Irán. Mercados, todos ellos, en los que existe un elevado número de operaciones de venta de bienes de equipo.

También ocupa China el segundo lugar en cuanto al volumen de concentración de riesgo de Cesce por cuenta del Estado, con el 9% del total, equivalente a unos 1.350 millones de euros en operaciones pendientes de cobro. La primera concentración de riesgo es Argelia, con el 10% (1.500 millones), mientras que por detrás de China aparecen la Federación Rusa, Irán y México.

A este respecto, Álvaro Bustamante no oculta que 'la neumonía puede afectar seriamente a la economía de China, reduciendo entre un punto y un punto y medio la previsión de crecimiento', pero es rotundo al afirmar que 'pensamos que este problema no va a afectar, en modo alguno, a la solvencia de China como país'.

Valoración similar hacen los últimos informes del grupo francés Coface, uno de los líderes mundiales del seguro de crédito a la exportación que, con fecha de 27 de febrero, afirman que 'Asia es actualmente el continente con mayor crecimiento y este dinamismo se debe al vigor de las economías de China y de Corea del Sur'.

Abundando en esta opinión, los técnicos de Coface añaden que 'el vigor de la economía china, potenciado por la incorporación del país a la Organización Mundial de Comercio (OMC), contribuye decisivamente al dinamismo del comercio regional y debe permitir atenuar la sensibilidad de los países emergentes de Asia a las fluctuaciones de la demanda norteamericana y europea'.

En el terreno de las inversiones, la Compañía Española de Financiación del Desarrollo (Cofides) tiene en estudio tres proyectos de empresas españolas que se han acogido a la línea específica, abierta recientemente, para financiar operaciones en China, por importe de 90 millones de euros, con cargo al Fondo de Inversiones en el Exterior (Fiex). Responsables de Cofides han confirmado también la intención de la compañía de abrir una sede permanente en Pekín después del verano.

El textil de la India

Mientras, aprovechando la caída de la producción textil en China por el brote de neumonía, el Gobierno de India va a pedir autorización a la UE y EE UU para incrementar sus exportaciones de textiles a ambos mercados, informa Jules Stewart desde Londres. Un informe aparecido en el diario económico The Economic Times de Nueva Delhi afirma que el director general de producción textil, S. B. Mohapatra, iniciará en breve una visita a Bruselas con el objetivo de solicitar a las autoridades europeas una liberalización del régimen de cuotas de importación para el país hindú. 'Hemos recibido numerosas solicitudes de los importadores de textiles de Estados Unidos y la Unión Europeo, pero no podemos aprovechar esta oportunidad debido a las cuotas restrictivas', afirmó hace poco el ministro de Producción Textil, Kashiram Rana.

India destinó el 60% de sus exportaciones textiles a Europa y EE UU en 2002, por un valor de 13.800 millones de dólares. Rana dijo que la producción india podría sustituir el 5% de las exportaciones de China, valorada en unos 2.080 millones de dólares.