Automóviles

Ford España multiplica por ocho sus pérdidas por la caída en la rentabilidad de las exportaciones

Ford España registró el año pasado unas pérdidas netas de 117 millones de euros, lo que representa un 735% más que en 2001, cuando el balance arrojó una cifra negativa de 14 millones de euros.

Pese a esta caída del resultado neto, la facturación de Ford en España aumentó un 4,4% y se elevó a 4.478 millones de Euros, la más alta en sus 26 años de actividad en España, frente a los 4.287 millones del ejercicio precedente.

La filial español de Ford explica los resultados negativos del último ejercicio completo en el endurecimiento de la competencia y pérdida de rentabilidad en los principales mercados de exportación, actividad a la que destina el 81,4% de su producción.