Estrategia

Abbey National y Swiss Re deciden recortar el dividendo por las pérdidas

El banco británico Abbey National registró en 2002 los peores números rojos registrados en el sistema financiero británico desde los ochenta (1.680 millones). El banco decidió reducir a la mitad el dividendo. La aseguradora Swiss Re también decidió un recorte tras estimar unas pérdidas de 70 millones.

Poco satisfactorio' es como describe Abbey National el resultado del año. El sexto banco del Reino Unido acumuló pérdidas de 1.200 millones de libras (1.680 millones de euros) en 2002, frente a un beneficio de 947 millones de libras (1.325,8 millones de euros) en el ejercicio anterior. El déficit representa una cifra inédita en la banca británica desde la crisis de la deuda latinoamericana de los años ochenta del siglo pasado. Hasta ahora, los demás bancos del país han anunciado un resultado positivo en 2002.

El banco hipotecario advirtió hace tres meses que esperaba entrar en números rojos y los accionistas, entre otros, sufrirán las consecuencias, con un recorte del dividendo a la mitad hasta 25 peniques (4 euros) por acción. El precedente: la aseguradora Prudential anunció el martes que congelaba esta remuneración al accionista.

Según explicó Luc Arnold, consejero delegado de Abbey National, las pérdidas obedecen a las provisiones para morosos, la caída de la Bolsa que ha castigado el valor de sus filiales y los costes del plan de pensiones y las opciones sobre acciones.

Por su parte, la compañía Swiss Re, segunda del mundo en el ramo de reaseguros, siguió los pasos de Abbey y también recortará el dividendo. La última vez que lo hizo fue en 1906, por el terremoto de San Francisco.

La entidad anunció ayer que estima unas pérdidas en 2002 de unos 100 millones de francos suizos (70 millones de euros) después de provisionar 2.300 millones de euros por la debilidad de los mercados financieros. Simplificará la organización de su gestión de activos a partir de marzo.