Coyuntura

La inesperada subida del Ifo alemán permite vislumbrar una recuperación

Se alejan, de momento, los temores a una recesión técnica del motor económico europeo. El dato adelantado del Ifo alemán de febrero es más que alentador, teniendo en cuenta que los expertos esperaban para este segundo mes del año una caída al 87,2, con previsiones que oscilaron entre 86,4 y 87,8. El índice de confianza ha crecido por la mejora de las ventas del comercio minorista, por primera vez desde hace mucho tiempo, así como del mayorista. La construcción, sin embargo, registró una ligera corrección a la baja, tras la mejora de enero.

"Para el conjunto de Alemania, las señales muestran un cambio para mejor", aseguró hoy el presidente del Instituto, Hans-Werner Sinn, para ilustrar la lectura anunciada hoy de 88,9. No obstante, Sinn pidió precaución, recordando que el índice de Alemania occidental debe registrar tres subidas consecutivas para dar muestra de la verdadera situación de la economía. Además, el desenlace del conflicto entre EEUU e Irak parece apuntar inevitablemente a una guerra, cuyas consecuencias para la economía mundial y duración no se pueden predecir. La revalorización del euro frente al dólar del 24% el año pasado ha perjudicado a las exportaciones, que suponen una tercera parte del PIB alemán.

El mes pasado fue el primero en ocho meses en el que se vislumbró la recuperación. La confianza empresarial en la parte occidental se situó en enero en los 87,4 puntos, frente a los 87,3 puntos de diciembre, cifra revisada. Estas cifras dejan entrever una clara mejoría en la mayor economía de Europa, que creció en 2002 tan sólo un 0,2%, el ritmo más lento desde hace una década.

En febrero, ha mejorado asimismo las valoración de los empresarios alemanes respecto de la actual situación económica, hasta los 79,6 puntos, frente a los 77,1 puntos de enero. Las expectativas para los próximos meses han crecido, sin embargo, más moderadamente: hasta los 98,4 puntos, frente a los 98,1 puntos de enero. El instituto calcula estos índices mediante encuestas mensuales sobre producción, inventarios, pedidos, precios y empleos a 7.000 empresas, toma como base el año 1995, al que asigna el valor de 100.