Brent

El informe de Blix no logra frenar el alza del precio del crudo

El jefe de los inspectores de desarme de la ONU en Irak, Hans Blix, ha afirmado hoy durante la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU que no han sido encontradas armas de destrucción masiva en Irak, aunque sí algunos misiles que exceden los límites impuestos por la ONU en Irak. Tras estas declaraciones, los precios del petróleo han comenzado a ceder y el crudo Brent ha llegado a caer hasta los 32,15 dólares el barril. Sin embargo, el optimismo inicial se ha desvanecido poco después y, al cierre de mercado, registraba una subida de 0,07 dólares hasta cotizarse a 32,54 dólares el barril.

Blix ha señalado que están recibiendo más colaboración por parte de las autoridades iraquíes aunque no toda la que esperaban. Respecto al tiempo suplementario que necesitarán los inspectores, ha apuntado que dependerá de la tarea que tengan en mente los miembros del Consejo de Seguridad. "Si lo que hace falta es una vigilancia continua" para asegurarse de que Irak no lleva a cabo más actividades prohibidas, esta tarea se puede llevar a cabo de forma ilimitada hasta que el Consejo decida que se le ponga fin. Pero si se opta por el desarme del país, el periodo necesario para ello "podría ser corto, si se produce una cooperación incondicional de Irak ", ha apuntado.

Ante estas declaraciones, el secretario de Estado de EEUU, Colin Powell, ha afirmado que lo que el mundo necesita en este momento "no son más inspecciones" sino que Irak "cumpla inmediata, activa, plena e incondicionalmente" con la resolución 1441 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Powell ha agregado que en esta situación, "por muy reticentes que podamos ser", el Consejo de Seguridad tendrá que considerar "en un futuro muy próximo que ha llegado el momento de evaluar las serias consecuencias previstas en la resolución 1441". Por su parte, el representante iraquí Mohamed Al-Duri ha anunciado que rak "ha elegido el camino de la paz" y quiere "encontrar soluciones que satisfagan a la comunidad internacional", y ha agregado que su país está "dispuesto a proporcionar todos los medios para clarificar la situación real".

Durante su intervención, Blix ha anunciado, además, que Irak no ha informado sobre el paradero de muchas armas prohibidas y que debe explicar qué pasó con los presuntos inventarios de carbunco, gas nervioso VX y los misiles de largo alcance. Además, ha apuntado que dos versiones de los misiles iraquíes al Samoud 2 exceden el rango máximo de 150 kilómetros, establecido por Naciones Unidas. "Los temas de carbunco, el agente nervioso VX y los misiles de largo alcance (son) (...) quizás el problema más importante que estamos enfrentando. El propio Irak debe enfrentar enteramente esa tarea y evitar menospreciar las preguntas", ha afirmado.

Manifestaciones contra la guerra en todo el mundo

Mañana se celebrarán manifestaciones en todo el mundo en protesta contra la firmeza con la que EEUU y algunos Gobiernos que le apoyan han expresado su convencimiento de atacar.

El Consejo de Seguridad del organismo multilateral se encuentra dividido, con la oposición más recalcitrante de Francia y una Alemania que parece estar matizando su disconformidad con la administración Bush en los últimos días, aunque aún defiende prorrogar el plazo de inspecciones como la vía para resolver el conflicto sin recurrir a las bombas. El primer ministro bávaro y ex candidato de la oposición a la cancillería, Edmund Stoiber, ha acusado hoy al canciller Gerhard Schröder de abandonar a los tradicionales aliados de Alemania para ponerse al lado de "los rusos y los chinos". Stoiber agregó que si el Consejo de Seguridad aprueba una intervención militar en Irak, Alemania debería estar al lado de sus aliados tradicionales.

En cuanto a la opinión pública, alrededor de un 75% de los estadounidenses piensa que la guerra con Irak es inevitable, pero también está de acuerdo en que antes debe darse más tiempo a los inspectores de la ONU, según revela hoy una encuesta. El sondeo realizado por el diario The New York Times y la cadena de televisión CBS arroja un dato pavoroso: más de un 80% teme que su país sea blanco de un ataque terrorista en los próximos meses. El análisis de la encuesta, publicado en la página web del diario, indica que muchos de los consultados creen que la guerra puede conllevar un alto número de bajas estadounidenses, que la ocupación de Irak se prolongue y la economía de EEUU resulte gravemente perjudicada.