BCE

La confianza de los empresarios cae en Alemania al mínimo en nueve meses

El pesimismo de la industria alemana va en aumento a medida que la anunciada recuperación económica se retrasa. El índice de confianza empresarial cayó en octubre por quinto mes consecutivo y en los estados del oeste del país, donde se concentra la mayor parte de la actividad empresarial de Alemania, alcanzó su cota más baja desde el comienzo del año. El pasado mes este índice descendió a los 87,7 puntos desde los 88,2 puntos de septiembre.

Los expertos del instituto IFO, entidad que pública cada mes este índice, señalaron que los resultados fueron más bajos en el sector industrial, mientras que los empresarios de la construcción y el sector servicios se mostraron algo más optimistas que el resto de sus colegas.

Volker Nerb, economista jefe del IFO, señaló que la inseguridad sobre la evolución de la economía 'sigue siendo grande' y añadió que los planes fiscales del Gobierno alemán han sido como un jarro de agua fría para los empresarios.

Por otra parte, Nerb negó que Alemania pueda volver a entrar en recesión y afirmó que cuenta con una leve recuperación económica en los próximos meses, si bien dijo que no hay que esperar milagros y que no se producirán grandes aumentos.

Las empresas, sin embargo, no las tienen todas consigo. Según el IFO, la valoración de los empresarios sobre la situación actual, uno de los dos componentes del índice, mejoró ligeramente en octubre, pero la valoración de la evolución económica en los próximos seis meses, el otro componente, cayó un 1,4%.

El aumento del pesimismo de los empresarios alemanes había sido previsto por casi todos los expertos, que ven que la economía alemana no termina de despegar. La pasada semana, los principales institutos económicos del país, entre ellos el IFO, revisaron a la baja sus previsiones de crecimiento económico y aseguraron que Alemania no crecerá este año más de un 0,4% y que el aumento se limitará al 1,4% en 2003. El propio Gobierno alemán, hasta ahora reticente, no ha tenido más remedio que reconocer que el país no crecerá el anunciado 2,5% el próximo ejercicio.

Recorte del PIB alemán

Wolfgang Clement, nuevo ministro de Economía, anunció ayer que su Ejecutivo revisará a la baja sus previsiones de crecimiento para 2003 y, aunque no dio cifras concretas, afirmó que la nueva tasa 'no estará muy alejada de la prevista por los institutos'.

Es más, el Gobierno alemán, agobiado por una de las tasas de crecimiento económico más bajas de la zona euro, está aumentando la presión sobre el Banco Central Europeo (BCE) para que éste contribuya a reactivar la economía con una bajada de tipos de interés. En las últimas semanas, el nuevo gabinete de Gerhard Schröder ha lanzado insinuaciones muy directas a la entidad europea. Una de las mas claras recomendaciones aparece en la página 17 del pacto de gobierno entre socialdemócratas y verdes, donde se demanda 'el complemento de la política monetaria' para fomentar el crecimiento.

La primera economía de la zona euro cuenta con los tipos reales más elevados de la zona euro, el 2,25%, ya que su inflación es de sólo el 1%. Esta situación le sitúa en desventaja frente a otros países, precisamente ahora que se necesitan tipos bajos para impulsar el crecimiento.

Por otra parte, el superávit por cuenta corriente en la zona euro ascendió el pasado agosto a 9.700 millones de euros (9.440 millones de dólares), frente a un superávit de 5.300 millones de euros (5.160 millones de dólares) en el mismo mes de 2001, según informó ayer el BCE.

El dinero en circulación sube el 7,4% en la UE

La masa monetaria en la zona euro subió el 7,4% interanual, frente al 7% de agosto, según informó ayer el Banco Central Europeo (BCE). La media de crecimiento del dinero en circulación en los 12 países del euro en el trimestre de julio a septiembre, medido por el índice amplio M3, permaneció inalterada, respecto al periodo de junio a agosto, en el 7,1%.A este respecto, en relación a los riesgos inflacionistas que podría suponer ese aumento de cuatro décimas en la masa monetaria, el comisario de Asuntos Económicos, Pedro Solbes, aclaró que la inflación europea ¢no está condicionada en estos momentos por la liquidez¢. Además, comentó que ¢la inflación debería ir reduciéndose de forma progresiva para situarse por debajo del 2% a lo largo del próximo año¢.El crecimiento sigue divergiendo mucho del valor recomendado por la entidad europea del 4,5% para el agregado M3, que abarca el efectivo en circulación, depósitos a la vista y con un vencimiento hasta dos años y acuerdos de recompra, entre otros conceptos. El índice interanual de crecimiento de créditos concedidos al sector privado se mantuvo en septiembre sin cambios respecto a agosto en un 5,1%.