æscaron;ltima

El ex enólogo de Vega Sicilia crea su gran vino

Mariano García, que durante 30 años estuvo al frente de la celebérrima bodega vallisoletana, presentará en abril un nuevo vino elaborado por él, el Aalto 99, para competir con los mejores tintos

Es fácil crear de la nada un vino, con pretensiones de excepcional, cuan-do su autor es Mariano García, uno de los enólogos más reconocidos del mundo. Sus 30 años, de 1968 a 1998, al frente de Vega Sicilia lo dicen todo de él.

Más aún si en la aventura le acompaña, en la parte de gestión, Javier Zaccagnini, que entre 1992 y 1998 fue director del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero. La meta ha sido elaborar un vino que compita con los mejores del mundo. En abril, lo presentan en sociedad.

El nombre de la bodega creada por ambos se inspira en el apellido de uno de los mayores creadores del siglo pasado, el arquitecto finlandés Alvar Aalto (1898-1976). El vino, el Aalto 99, será el primero de la nueva bodega.

La empresa nació tras la salida de Mariano García de Vega Sicilia. Ambos se plantearon unirse para hacer un vino especial, excelente, y situarlo en la élite mundial. El tándem cautivó a varios adinerados amantes del vino para que participaran como socios financieros. Joaquín Moya, ex presidente de IBM en España; Juan Vila, que preside la bodega, o el abogado madrileño Ángel Fernández Picaza se encuentran entre ellos. En 1999 fundaron la bodega con un capital de 3,36 millones de euros y unas inversiones previstas de 6,61 millones de euros. Hasta la fecha llevan invertidos unos 4,21 millones.

Un año más tarde, Osborne se interesó por el proyecto adquiriendo un 30% y pagando una prima de 600.000 euros. ¿Por qué entró la bodega jerezana? Mariano García contesta sin tapujos. ¢Porque estamos Javier y yo¢.

Todo ha sido diseñado por el respetado enólogo y pasa por su atenta supervisión: las viñas que se compran y plantan, la uva que se adquiere, los depósitos de fermentación, ideados por él, al igual que la nueva bodega que construyen en Quintanilla de Arriba, que será totalmente subterránea.

Zaccagnini insiste en que su misión no es desbancar a Vega Sicilia. ¢El Vega Sicilia es inimitable y muy especial, con un estilo muy tradicional. Nosotros no queremos ese tipo de vino, sino uno moderno¢. Con todo, competirán con éste y otros caldos en el estamento de gran calidad.

Junto al Aalto 99, cuyas 45.000 botellas están ya vendidas, sacarán en septiembre una segunda marca, su vino estrella, el Aalto PS, con 9.000 botellas correspondientes a la cosecha de 1999. Y dicen que sin precios desorbitados, algo que consideran absurdo.

Venderán el Aalto entre 18 y 21 euros, y el PS, entre 36 y 42. Los profesionales tendrán que adquirirlo a los distribuidores, pero al amante particular del vino le darán la posibilidad de inscribirse en una lista de amigos de la bodega en aalto@aalto.es para poder comprar hasta seis botellas.