_
_
_
_
Editorial
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

La prórroga de la rebaja del IVA merece explicaciones

Hace solo unas semanas el Gobierno aseguraba que las reducciones del IVA de los alimentos y la luz tenían fecha de caducidad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la sesión de control de este miércoles.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la sesión de control de este miércoles.Jaime Villanueva
CINCO DÍAS

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció este miércoles por sorpresa su intención de prorrogar la rebaja del IVA de los alimentos básicos más allá de junio. La medida obligará al Ejecutivo de coalición a aprobar un nuevo decreto en el Congreso de los Diputados, donde no tiene garantizados los apoyos. Así lo precisó Sánchez: “Tendremos que plantearlo en el Congreso. Este es un Gobierno con minoría parlamentaria”.

La decisión ha provocado cierto desconcierto entre expertos y economistas. La inflación lleva varios meses moderándose. Y aunque los precios repuntaron durante el pasado mayo, se considera que era algo puntual y fruto de la paulatina moderación que viene sufriendo el IPC desde hace casi un año. Así lo asumió el ministro de Economía, Carlos Cuerpo, hace tan solo un par de semanas: “Estamos en un marco de moderación gradual, de aterrizaje progresivo, que plantea el BCE en sus escenarios”. Otros destacados miembros del Ejecutivo aseguraban hace un par de meses que estas rebajas fiscales terminarían el 30 de junio.

A esto se suma la rebaja automática del IVA de la electricidad porque los precios de la luz en el mercado mayorista han repuntado por encima de los 50 euros el megavatio hora, un nivel que hace tan solo un año se consideraba asumible. Mientras, arrecian las voces que piden a los países que vayan retirando las ayudas aprobadas por la pandemia y la crisis energética. El Banco de España, la Comisión Europea, o el FMI están entre los que piden volver a pensar en la consolidación fiscal.

La rebaja del IVA a los alimentos básicos como leche, huevos o aceite se aprobó en el decreto de ayudas por las consecuencias de la guerra de Ucrania en diciembre de 2022. La medida estaba vinculada a que la inflación subyacente bajará del 5,5%. A finales de 2023 volvió a prorrogarlo, pero esta vez se decidió ponerle fecha de caducidad: caducaría el 30 de junio de 2024, según figura en el último decreto de prórroga. La norma también regulaba el IVA de la electricidad, que volvería a su nivel original (10%) cuando los precios bajaran de 50 euros y viceversa.

Es cierto que la inflación no ha recorrido todavía la última milla y aún tienen margen para relajarse. Pero también lo es que la inflación de España ha estado entre las más bajas de Europa durante la mayor parte de este año y que los precios de los alimentos se han moderado bastante desde los máximos de febrero del año pasado (16,7%).

Por eso el Gobierno haría bien en explicar su giro y despejar las dudas sobre el objetivo y la conveniencia de la medida.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_