_
_
_
_
_
Perfil
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Joseph Otting, un veterano para salvar otro banco en apuros, NYCB

Ex alto cargo de regulación bancaria con Trump y Steve Mnuchin, ya sacó del bache una entidad, OneWest, en la crisis financiera de 2008

Carlos Gómez Abajo
Joseph Otting, próximo CEO de NYCB
Joseph Otting, próximo CEO de NYCB.josé manuel esteban

Tiene experiencia en sacar a flote un banco, en la crisis financiera de 2008. Ahora es el elegido por New York Community Bancorp, NYCB, para pilotar la difícil situación que atraviesa la entidad, al borde del rescate. Joseph M. Otting (Maquoketa, Iowa, 1957) fue contralor de la moneda de EE UU entre 2017 y 2020.

La Oficina del Contralor de la Moneda regula y supervisa los bancos nacionales. Otting llega de la mano de Steven Mnuchin, exsecretario del Tesoro con Donald Trump. Mnuchin encabeza Liberty Strategic Capital, que, junto a otros socios, ha inyectado 1.000 millones de dólares en NYCB. El 1 de abril, Otting sustituirá formalmente en el puesto de CEO a Alessandro DiNello, que fue nombrado para el puesto y para la presidencia ejecutiva hace menos de un mes. DiNello, que mantendrá la presidencia, ya sin poderes ejecutivos, podrá contarle la historia de la entidad: lleva toda la vida en ella, bajo sus sucesivos nombres. Era CEO de Flagstar, banco de Míchigan absorbido por NYCB hace dos años.

La crisis del banco se precipitó el 1 de febrero, al presentar unos decepcionantes resultados anuales. Se quedó hace un año con activos y pasivos de Signature Bank en el rescate de este por parte de la Corporación Federal de Seguro de Depósitos, pero tenía sus propios problemas, sobre todo por su exposición al crédito inmobiliario comercial y a los préstamos a complejos residenciales multifamiliares de alquiler. Luego, le rebajaron el rating a bono basura. Ha perdido dos tercios de valor en menos de dos meses.

La experiencia de Otting se remonta a la crisis de 2008. IndyMac, una de las mayores cajas de ahorros de la zona de Los Ángeles, presentó una de las quiebras financieras más caras de la historia del país. La Corporación de Seguro de Depósitos la vendió a un banco regional, OneWest, recién creado por Mnuchin y otros socios, y que estaba buscando un CEO. Otting vio la posición abierta como una oportunidad para ascender, así como para ayudar a la sociedad de Los Ángeles. “Queríamos hacer un banco local”, contaría después al periódico Las Vegas Review-Journal. “Los banqueros son creadores de sueños. Todos tenemos la responsabilidad de ayudar a nuestras comunidades.”

Algunos clientes perdieron sus casas, pero el banco sobrevivió lo suficiente para ser vendido a su rival CIT en 2015. La situación de NYCB, explica John Foley, analista de Reu­ters, es bastante mejor que la de Indy­Mac, porque no hay fugas de depósitos, solo de accionistas. Al frente de IndyMac, Otting diversificó el negocio más allá de las hipotecas: inmobiliario comercial, energía, entretenimiento.

El ejecutivo aprendió cómo tratar al cliente en el concesionario de coches de su padre en el que echaba una mano: por ejemplo, que la gente aprecia la transparencia y la responsabilidad. Luego se licenció en ADE por la Universidad del Norte de Iowa. También se titularía por la Escuela de Crédito y Gestión Financiera.

Cuando se graduó, en 1981, Iowa atravesaba una grave crisis de deuda agrícola, así que Otting miró a otros estados para encontrar trabajo. Recibió ofertas de Coca-Cola, desde Atlanta, y Bank of America, desde California. Coca-Cola pagaba más, pero su padre le dijo que pensara en qué le beneficiaría más a largo plazo. Así que Otting optó por el programa de formación de Bank of America.

Ficharía por Union Bank en 1986, y en 2001, por US Bank, una de las principales entidades del país. El banco, con cada vez más negocio en la costa oeste, envió a Otting de Mineápolis a Los Ángeles, donde acabaría marchándose a OneWest.

Después de venderlo, Otting se mudó junto a su esposa, Bonnie, a Southern High­lands, en el valle de Las Vegas (Nevada), donde había residido por temporadas. El banquero quería trabajar en proyectos sin ánimo de lucro, por ejemplo, para enseñar finanzas a la gente. Pero se cruzó Trump en su camino, al nombrarlo contralor de la moneda en 2017.

Fue Mnuchin el que confió en que podría regular la banca alguien que no era abogado, como sí eran sus predecesores. Los senadores que aprobaron su nombramiento le plantearon difíciles preguntas sobre las ejecuciones hipotecarias de OneWest, pero Otting defendió que el 80% de las casas se salvaron. Durante su mandato como contralor, dio entrada en la industria a las fintech, para favorecer la competencia. También reformó la Ley de Reinversión en la Comunidad, bajando el listón de lo que se consideran préstamos a personas de bajos ingresos. La industria criticó el cambio, al considerar que podía dificultar estos créditos. El cambio facilita, en cambio, las absorciones de bancos con problemas, al rebajar el requisito de porcentaje de crédito a personas vulnerables.

Foley, el analista de Reuters, considera que Mnuchin y compañía pueden estar haciendo un gran negocio al entrar en el capital de NYCB, porque lo hacen a un tercio del valor contable. Eso sí, tienen tareas por delante: NYCB descubrió recientemente problemas con sus procesos internos de préstamo. Pero la inyección de dinero debería de disipar los temores acuciantes sobre los créditos inmobiliarios deteriorados, considera el experto. Parece, pues, una aventura más sencilla que la de OneWest.

Vida privada

En Southern Highlands (Las Vegas), Otting y su esposa invirtieron en viviendas y en un club de golf y tenis. Sus aficiones incluyen los dos deportes mencionados, así como el cross-training (que combina halterofilia, atletismo y gimnasia); y también la lectura.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Carlos Gómez Abajo
Licenciado en Físicas, máster en Periodismo UAM-El País y posgrado en Información Económica. Es redactor de Opinión de Cinco Días, y también ha escrito en Mercados y en la sección de ocio/lujo. Ha trabajado en el portal de noticias científicas Tendencias 21 y ha hecho traducciones, la mayoría de tipo económico.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_