_
_
_
_
_
Las claves
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

El ajuste que viene en el precio de los pisos, y el secreto oculto a la luz del día de Wall Street

El desequilibrio del mercado de compraventa de casas predice una corrección

Vivienda España
Andamios en una vivienda de Barcelona.Europa Press News (Europa Press via Getty Images)

No es por dar ideas, más que nada, porque sería extremadamente complicado y conflictivo, pero dada la tendencia intervencionista del Gobierno en general, y en el mercado del alquiler de vivienda en particular, sorprende que no haya buscado la manera de hacerlo en el de la compraventa. La realidad es que el esfuerzo que dedican los españoles a comprar una casa llega ya casi al 40%, volviendo a niveles que no se veían desde 2008. Aunque no hay una burbuja como tal, el aumento de los tipos de interés, que encarece las hipotecas, y la caída del poder adquisitivo en términos reales, ha elevado la cuota de la vivienda en la cesta de la compra, por así decirlo (aunque el IPC no la incluya en la suya).

El mercado, amigo (como diría Rodrigo Rato), tiende al equilibrio, aunque a veces de forma brusca, por lo que se puede prever un ajuste de precios a medio plazo que recomponga este indicador de esfuerzo. Las bajadas de los tipos que ha preanunciado el BCE también pondrán de su parte. Por ahora, a los hogares les toca remar, como están haciendo, porque las ejecuciones hipotecarias siguen siendo puntuales.

En internet y en la vida, contratar algo es bastante más fácil que cancelarlo

La web justdelete.me facilita enlaces para eliminar cuentas de todo tipo de portales, desde Facebook hasta Amazon, y los clasifica según la dificultad que plantean para hacerlo. En internet, y en general en la vida, es fácil contratar un servicio, y bastante más complicado librarse de ello. Una directiva de la Unión Europea aprobada en 2023 obligará a partir de 2026 (hay tiempo) a que los bancos pongan fácil cancelar productos adquiridos online, simplemente apretando un botón. Es de sentido común que sea tan sencillo empezar que terminar una relación, aunque una de las partes ponga pegas para ello.

El secreto oculto a la luz del día de Wall Street es... la liquidez

La desgracia de la Bolsa de Madrid, que vio cómo Ferrovial marchaba a cotizar de forma simultánea en Áms­terdam con la idea de hacerlo luego en Nueva York, puede compensarse con el consuelo de los tontos al observar que la fuga de empresas hacia el otro lado del Atlántico es general, y afecta incluso a Londres (aunque en algunos casos se mantiene una cotización dual).

La sempiterna liquidez del mercado estadounidense sería motivo suficiente para explicar el éxodo, aunque también se busca contagiarse de unos rendimientos mejores, que, sin embargo, nadie puede garantizar. La única forma eficaz de competir sería unificar los mercados de la UE; quizás entonces hasta Reino Unido se plantearía un Brentry, o Br-reentry (entrada, o reentrada, en el bloque).

El bloqueo del mar Rojo perjudica a Europa y a China bastante más que a EE UU

A EE UU le afecta poco que los barcos no puedan cruzar el canal de Suez por los ataques de los hutíes de Yemen: tanto si los productos vienen de Asia como si vienen de Europa, hay vías mejores para llegar a las apócrifas Indias de Cristóbal Colón. Quizá por eso tampoco está empeñándose con demasiado denuedo en el mar Rojo, en su papel de sheriff global. Puede que sea más efectivo que China haya llamado al orden a Irán, que apoya a los hutíes, para que reprima un conflicto que perjudica a las exportaciones del gigante asiático.

Mientras, navieras como Hapag-Lloyd están buscando alternativas, como el transporte terrestre por Arabia Saudí, amén de la solución obvia: ir por el cabo de Nueva Esperanza, y por el cabo Agujas, que está aún más al sur, aunque tenga menos fama.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Archivado En

_
_