_
_
_
_
_
Editorial
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Cuanto antes se ataje el incendio de Grifols, mejor

Las acusaciones de Gotham City obligan a la catalana a justificar la veracidad de sus operaciones y a exponer con transparencia absoluta la ortodoxia de sus cuentas

CINCO DÍAS
Grifols
Ana Bornay (EFE)

El incendio desatado por Gotham City en el Ibex tras las acusaciones de falsificación contable vertidas sobre Grifols hundió ayer las acciones de la compañía más de un 25% y ha abierto una crisis que solo una exhaustiva respuesta exculpatoria y una dosis extraordinaria de transparencia por parte de la catalana pueden cerrar con éxito. Gotham City, un fondo bajista que se hizo famoso por destapar el escándalo Gowex, acusa a Grifols de haber manipulado su ebitda y la deuda comunicada al mercado, que considera mucho mayor. En el informe, el fondo atribuye un valor “cercano a cero” a la catalana, que justo antes de publicarse contaba con una capitalización cercana a los 8.000 millones de euros.

La reacción de la empresa frente al desplome se ha desarrollado en dos tiempos. El primero, dos horas después de la publicación del informe, consistió en una negación general que ha resultado claramente insuficiente para disipar las acusaciones, pese a ir acompañada de la afirmación de que las transacciones vinculadas e informaciones puestas bajo sospecha por Gotham han sido “completamente divulgadas y auditadas desde 2018 e informadas al regulador español”.

En un segundo tiempo, la catalana anunció una llamada con inversores, que está prevista para hoy, y la preparación de un informe técnico con el fin de refutar con detalle las acusaciones. De la contundencia, claridad y documentación que acompañe a ese informe dependerá de forma inmediata la suerte de la compañía en el mercado, la necesidad abrir o no una investigación de otra naturaleza, así como el cumplimiento de sus deberes informativos frente a los accionistas, el mercado y la propia CNMV, que se negó a suspender la cotización a la espera de contar con más información. Como recordaba el regulador, al inversor se le protege con información y no necesariamente con la suspensión del valor, lo cual no debería ser incompatible con evitar dar la impresión, como sucedió ayer, de que el guardián del mercado está entre los últimos en enterarse de la aparición de presuntas irregularidades, ya sean infundadas o justificadas.

El hecho de que Gotham City destapase en su día el fraude de Gowex no supone que las falsedades de las que acusa a Grifols existan, pero obliga a la catalana a justificar adecuada y contundentemente la veracidad de sus operaciones y a exponer con transparencia absoluta la ortodoxia de sus cuentas, como también exige un papel activo a la CNMV para garantizar la exactitud de los datos aportados por la empresa en defensa de sus accionistas y del mercado. Como ocurre con todo incendio, cuanto antes se actúe, mejor.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_