_
_
_
_
El Foco
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

El sector de la aviación se recupera, pero sin pilotos

La escasez de profesionales es un problema que amenaza con obstaculizar el crecimiento y el desarrollo de la industria del sector y del turismo

MADRID, 05/08/2021.- Los tres grandes grupos de aerolíneas europeos perdieron en el primer semestre del año 6.823 millones de euros, un 42,2 % menos que los 11.800 millones que se habían dejado en el mismo periodo del año anterior, porque el tráfico aéreo empieza a remontar aunque queda todavía lejos de sus niveles habituales, los previos a la pandemia. En la imagen, aviones de Iberia en el aeropuerto de Madrid-Barajas. EFE/Emilio Naranjo
MADRID, 05/08/2021.- Los tres grandes grupos de aerolíneas europeos perdieron en el primer semestre del año 6.823 millones de euros, un 42,2 % menos que los 11.800 millones que se habían dejado en el mismo periodo del año anterior, porque el tráfico aéreo empieza a remontar aunque queda todavía lejos de sus niveles habituales, los previos a la pandemia. En la imagen, aviones de Iberia en el aeropuerto de Madrid-Barajas. EFE/Emilio Naranjo Emilio Naranjo (EFE)

La aviación ha mostrado durante los primeros meses del año signos de crecimiento sólido que nos llevan a hablar de una fuerte recuperación del sector. Esta tendencia apunta a que seguirá creciendo en los próximos meses con la llegada del verano, época del año que registra un mayor movimiento aéreo. De hecho, en el primer trimestre de 2023, el tráfico aéreo español ha estado por encima de los niveles prepandemia, con unos porcentajes de crecimiento del 2,1 % en enero, de un 2,2 % en febrero y en un 0,6 % en el mes de marzo, según datos de la ALA (Asociación de Líneas Aéreas).

De cara a la temporada de verano, ya hay 219 millones de asientos programados para operar en España, lo que supone un 3 % más de los finalmente volados en el verano de 2019. Algunas regiones, como Andalucía, Canarias o Baleares o Andalucía, presentan cifras incluso superiores, con un incremento del 8,2 %, 7,8 % y 7,4 %, respectivamente.

Esto también se traduce en un mayor beneficio para las compañías aéreas. Por ejemplo, empresas como IAG (International Airlines Group) han experimentado un aumento en sus ingresos de hasta 23.066 millones de euros, en comparación con los años de la pandemia, y las aerolíneas del grupo han transportado más del doble de pasajeros que el año anterior.

Todos estos signos de recuperación nos llevan a hablar de una necesidad urgente: hacen falta pilotos. La demanda de estos profesionales es una realidad y está aumentando significativamente. Según uno de los informes más recientes de la consultora Olyver Wyman, actualmente el sector experimenta una escasez de pilotos de aerolíneas comerciales del 18%. Esto se suma a las previsiones de Boeing, que hacen referencia a una demanda de 602.000 pilotos hasta 2042, y de las principales compañías estadounidenses, que hablan de la necesidad de contratar a más de 10.000 pilotos cada año hasta 2032.

Precisamente, la escasez de pilotos es un problema que amenaza con obstaculizar el crecimiento y el desarrollo de la industria de la aviación y el sector del turismo. Entre las principales razones están, en primer lugar, las jubilaciones, ya que muchos pilotos experimentados se han jubilado o prejubilado durante la pandemia sin que se haya producido un reemplazo generacional. En segundo lugar, las rotaciones de profesionales que han optado por cambiar de compañía o han decidido cambiar de actividad tras la incertidumbre causada por la crisis. Por otro lado, la expansión de flota de aerolíneas y operadores aéreos, ya que a medida que el sector se recupera, las compañías incrementan el número de aeronaves y con ello, la necesidad de contratar pilotos adicionales. Por último, el aumento y el crecimiento del turismo, principalmente en España: nuestro país recibió la visita de 13,7 millones de turistas internacionales en los tres primeros meses del año, un 41,2 % más que en el mismo periodo de 2022, según datos del INE.

Para hacer frente a esta realidad, los centros de formación desempeñan un papel crucial al proporcionar la capacitación necesaria para cubrir esta brecha y satisfacer la demanda de empleo en los próximos años. De hecho, las escuelas españolas ofrecen uno de los estándares de calidad más altos de toda Europa y las aerolíneas nacionales, europeas e internacionales buscan ese talento en nuestro país.

Sin embargo, nos encontramos con un problema importante: el desconocimiento de la profesión. Recientemente, realizamos una encuesta a más de 2.000 personas de entre 15 y 20 años y los resultados lo confirman: pese a que 6 de cada 10 jóvenes españoles se plantean esta profesión, tan solo el 34 % de los jóvenes encuestados declaran que saben lo que hay que estudiar para llegar a ser piloto de aviación. Pese a ser una profesión con una duración menor que los grados -una media de dos años para conseguir la licencia- y una rápida y alta inserción laboral -los alumnos suelen encontrar trabajo entre los 6 y 12 meses una vez finalizado el curso-, los jóvenes no contemplan a gran escala esta profesión como opción de futuro, algo que desde las escuelas seguimos trabajando para revertirlo.

Y aunque siempre que hablamos de pilotos, a la mayoría le vienen a la cabeza los profesionales comerciales, hay una rama de la aviación que está adquiriendo un gran peso: los pilotos de helicópteros. Según datos del Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico, España invirtió 860 millones de euros en 2022 para prevenir y apagar incendios, siendo Galicia (180), Andalucía (175) y Comunidad Valencia (101) las comunidades autónomas que más presupuesto han destinado a estas tareas. De hecho, la Unión Europea ya ha anunciado que duplicará la flota aérea de extinción de incendios forestales para este verano, por lo que se necesitarán más efectivos.

Pese a que la profesión de piloto de helicóptero tiene muchísima demanda y una incorporación al mercado laboral prácticamente inmediata, también hay mucho desconocimiento sobre las salidas profesionales de esta modalidad. Nuestros datos revelan que un 42 % de los jóvenes de entre 15 y 20 años no sabe que los pilotos de aviación pueden formar parte de los servicios de emergencias. Este desconocimiento se ve reflejado en las matriculaciones, donde observamos que cada año se gradúan alrededor de 50 personas de la modalidad de helicóptero, mientras que los graduados de avión superan el centenar.

Con todo esto, invertir en formación aeronáutica es clave para el desarrollo de nuestro país, para dar servicio a los miles de viajes que la sociedad demanda -ya sea por ocio o por trabajo- y para asistir en tareas de emergencia. Ahora que muchos jóvenes están pensando en su futuro, me parece importante mostrar esta realidad y poder orientarlos hacia una salida profesional que garantice el crecimiento de diferentes sectores empresariales.

Luis Miñano Gómez es director general de European Flyers

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_