_
_
_
_

¿Tendrán los bancos centrales la confianza necesaria para bajar los tipos en junio?

La inflación sigue marcando la hoja de ruta, pero el crecimiento preocupa

Banco Central Europeo
Sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort del Meno, Alemania.olrat

“Tenemos más confianza, pero todavía no la suficiente. Necesitamos más pruebas, más evidencias”. Estas fueron parte de las palabras que el jueves pronunció la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de gobierno del organismo. Una reunión que terminó sin sorpresas y con algo más de luz para los mercados.

Desde que en el verano de 2022 el BCE iniciara la subida de tipos más rápida e intensa de la historia y la primera en más de una década, el mercado ha estado esperando el momento en el que llegara la bajada. Un sentimiento que también se está sintiendo al otro lado del Atlántico, donde, suelen ir unos meses por delante.

Ayer, tras la reunión del Banco Central Europeo, no hubo novedades respecto al precio del dinero y sí mucho consenso entre los miembros de la institución. Los tipos en Europa se mantienen en máximos, en el entorno del 4,5%, y esta decisión, como explica Manuel Rodríguez, selector de fondos de renta fija en Abante, fue unánime: “Nadie en el consejo está pensando en bajar los tipos ahora mismo porque no cuentan con la confianza suficiente de que la inflación baje al 2%”.

Todavía no hay la confianza necesaria, pero las previsiones del BCE sí son más optimistas respecto a los próximos meses y sugieren que cada vez estamos más cerca de ese ansiado objetivo del 2%. En concreto, esperan una inflación del 2,3% para este año, desde su anterior previsión del 2,7%, y del 2% para 2025. Las estimaciones para la inflación subyacente, que es la que más preocupa y la que excluye los precios de la energía y de los alimentos, también se ha revisado a la baja hasta un porcentaje del 2,6% para 2024 y del 2,1% para el año próximo.

“Aunque la mayoría de los indicadores de la inflación subyacente han continuado descendiendo, las presiones inflacionistas internas siguen siendo intensas, debido en parte al fuerte crecimiento de los salarios. Las condiciones de financiación son restrictivas y las anteriores subidas de los tipos de interés continúan frenando la demanda, lo que está contribuyendo a reducir la inflación”, detallan en el comunicado.

Para Rodríguez, el mensaje del jueves indica que, “aunque no se sienten tan impulsados a bajar tipos ahora, sí piensan que la inflación va a estar más modesta”. Así, se espera que en la siguiente reunión prevista para el mes de abril los tipos se mantengan sin cambios y que sea en junio cuando tengan más información y datos que les puedan dar “más confianza” para que llegue, de verdad, el momento del recorte. Algo que está animando al mercado y que ha hecho que el selectivo español esté marcando máximos de febrero de 2018.

Un mensaje que el homólogo de Lagarde, Jerome Powell, también comparte. En su reciente comparecencia ante el Senado, el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos también habló de que no están lejos de ganar la confianza necesaria para comenzar a bajar los tipos y resaltó que la inflación sigue alta, pero no tanto como para que los tipos estén en los niveles actuales.

Así, el mercado ya espera entre 3 o 4 subidas a ambos lados del Atlántico a partir de junio si nada se tuerce. Una lectura positiva, pero con algunas sombras. ¿Qué está preocupando? El crecimiento.

Lagarde volvió a dejar claro que seguirán muy pendientes de los datos de inflación, pero no son las únicas lecturas que están mirando. “Son conscientes de que el crecimiento es más débil y de que hay riesgos por ese lado”, detalla Rodríguez. En concreto, el BCE ha revisado a la baja su proyección de crecimiento para 2024 hasta el 0,6% desde el 0,8% anterior. “Más adelante, los expertos del BCE prevén que la economía se recupere y crezca al 1,5 % en 2025 y al 1,6 % en 2026, respaldada inicialmente por el consumo y después también por la inversión”, detallan en el comunicado.

¿Qué podemos esperar entonces para los próximos meses? Cautela, seguimiento de los datos y más confianza antes de que llegue la temporada de verano. Los mercados, de momento, parecen optimistas y acumulan importantes subidas en lo que llevamos de año. Pero, como sabemos, el futuro es incierto y los mercados, en muchas ocasiones, tienden a hacer lo que más duele.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_