_
_
_
_

Santander arrebata la medalla de plata a Iberdrola en el Ibex

Con una revalorización del 23,7% en el año, el banco capitaliza 73.992,5 millones de euros, frente a los 73.290 de la energética

Santander pugna con Iberdrola por ser la segunda firma más valiosa del Ibex
Belén Trincado Aznar
Gema Escribano

Santander ha logrado dejar atrás el castigo sufrido en Bolsa con las informaciones que apuntaban que el régimen iraní había empleado una cuenta bancaria de su filial británica para saltarse las sanciones internacionales. Unos resultados de 2023 récord, las buenas perspectivas que prevé la entidad para este año y una atractiva política de retribución al accionista han contribuido al despegue de su acción. Después de superar la barrera de los cuatro euros por acción, su principal resistencia desde 2020, los títulos de la entidad han prolongado el rally y se sitúan ya en los 4,68 euros, máximos de mayo de 2018. Con una subida del 23,7% en el año, su capitalización bursátil supera los 73.992,5 millones de euros.

La remontada de las últimas semanas le ayuda a tomar distancia de BBVA. A mediados de marzo ambas entidades mantenían un pulso por hacerse con el tercer puesto de cotizada más valiosa del Ibex 35. Santander respira más aliviada y tras subir hoy un 2% la entidad ha superado la capitalización de la eléctrica, una situación que no se daba desde enero de 2020 antes de que el estallido de la pandemia desplomara las cotizaciones en general y la de los bancos en particular.

Mientras la entidad es una de las firmas en Bolsa más beneficiadas por la subida acelerada de los tipos y las expectativas de tasas altas durante más tiempo, la eléctrica representa la otra cara de la moneda. El aumento del coste de financiación es el talón de Aquiles de las utilities, cotizadas que requieren de un fuerte apalancamiento para el desarrollo de su actividad y que ven cómo la deuda entra en competencia directa con la rentabilidad por dividendo. El fin de los tipos cero les obliga a pagar más por la financiación y con la deuda a tres meses abonando un 3,6%, la rentabilidad por dividendo de Iberdrola (4,58%) empieza a perder brillo a ojo de los inversores más conservadores.

Desde que el BCE puso fin a los tipos cero en julio de 2022, Santander se dispara más de un 91% en Bolsa, ascenso que se limita al 16,7% para Iberdrola. Solo en este inicio de año, un periodo marcado por el ajuste de las expectativas de rebaja de tipos y unos resultados bancarios récords, la entidad se cuela entre las 10 cotizadas más alcistas del Ibex mientras la eléctrica retrocede un 3,%.

Con la vista puesta en los próximos meses, los analistas se muestran optimistas con ambas cotizadas. Aunque Santander e Iberdrola comparten la característica de que solo una firma de análisis aconseja vender títulos, la entidad financiera dispone de mejores valoraciones. En las primeras sesiones de abril, DZ Bank se ha sumado a la corriente de firmas que han mejorado al alza su consejo, como Barclays o Jefferies, y ha mejorado su recomendación para Santander. Los expertos de la entidad alemana aconsejan comprar acciones del banco español y suben el precio objetivo desde los 3,7 a los 5,3 euros por acción, por encima de los 5,13 que establece el consenso de Bloomberg, la valoración más alta desde agosto de 2018.

La mayoría de las firmas que siguen a Santander, un 71,9%, aconsejan comprar acciones de la entidad. Entre ellas se encuentra UBS. Los expertos de la firma suiza consideran que la entidad cotiza con un descuento excesivo frente a BBVA (cercano al 30%) y que es uno de los pocos bancos con un PER (veces que el beneficio está contenido en el precio de la acción) en el entorno de las 5-5,5 veces. Además de contar con unas bajas valoraciones, desde UBS prevén un sólido crecimiento en términos absolutos (4% para el periodo 2024-2025) como de beneficio por acción (8%).

La lista de catalizadores a medio plazo para la entidad la completan la atractiva retribución al accionista y los sólidos niveles de capital. Sus accionistas han aprobado el reparto de un cupón complementario de 0,09 euros por acción. El dividendo total en efectivo con cargo a los resultados de 2023 es de 0,176 euros por título, un 50% más que el pagado un año antes. La entrega de dinero se completa con un programa de recompra de acciones de 1.500 millones. Todo ello da como resultado una rentabilidad por dividendo del 3%.

Los analistas de Deutsche Bank eligen a Santander como su opción preferida, en detrimento de BBVA. Los expertos de la firma señalan que, aunque el banco se enfrenta a entorno geográfico desafiantes como Reino Unido o EE UU, Santander es de los pocos grandes bancos de Europa para el que ven muy probable un aumento del beneficio neto en los próximos años. “Creemos que los mercados no están recompensando esta resistencia”, remarcan. Los analistas de Deustche Bank aconsejan comprar acciones de Santander y fija como precio objetivo los 4,85 euros.

Más contención muestran los analistas con el futuro de Iberdrola. Aunque la eléctrica se ve penalizada por unos tipos de interés en máximos de dos décadas, la venta de activos y los esfuerzos por ampliar la vida media le han permitido capear con mayor soltura el endurecimiento monetario. A cierre de 2023 el coste medio de la deuda continuaba anclado por debajo del 4%. A ello se suma una vida media de la cartera de deuda de seis años y una liquidez de 20.900 millones. Es decir, tiene cubiertas las necesidades de financiación de los próximos dos meses. Esta solidez explica que el 60% de las firmas de análisis siga recomendando comprar sus acciones, frente al 46,9% que otra por mantener y solo Citi aconseja plegar velas y vender. Su plan estratégico para los dos próximos años, que contempla inversiones de 36.000 millones de euros con las redes en el punto de mira, no ha sido suficiente para que el banco estadounidense le quite el cartel de venta. Desde la firma reiteran la prima que paga el mercado por acciones de Iberdrola sigue estando injustificada.

Inditex sigue sin tener rival

Capitalización.  La presentación de las cuentas de 2023 ha ayudado que Inditex revalide sus récords en Bolsa. Con sus acciones en los 46,49 euros (su último máximo lo registró a cierre de marzo al tocar los 46,6 euros) la capitalización alcanza los 143.397 millones de euros. Aunque el grupo textil es la firma más valiosa de la Bolsa española, continúa estando lejos de los más de 409.000 millones de LVMH o los 361.610 millones de ASML. La firma del lujo francesa es junto a Novonordisk la única cotizada europea que ha logrado superar el medio billón de valor en Bolsa.

Bancos. Santander no solo mantiene un pulso con Iberdrola. La entidad pelea por arrebatar a BNP Paribas el puesto de mayor banco de euros. La capitalización del banco galo se sitúa en los 76.341 millones.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Gema Escribano
Periodista económica, con 13 años de experiencia como redactora. Formó parte de la web de Cinco Días desde 2010 hasta 2017 cuando pasó a integrar la sección de Mercados. Especializada en información bursátil y mercado de deuda. Estudió periodismo en Universidad Carlos III.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_