Política monetaria

El BCE sube tipos en 50 puntos básicos, al 0,5%, su primer alza desde 2011

Es la mayor alza en 22 años. El mecanismo antifragmentación será ilimitado y el tamaño de las compras dependerá de la gravedad de los riesgos

El BCE ha dado la sorpresa y ha realizado la mayor subida de tipos en 22 años para contener la escalada de los precios. La institución ha elevado los tipos en 50 puntos básicos, hasta el 0,5%, en su primer incremento en 11 años en un movimiento que, aunque previsible, acelera el proceso de normalización monetaria del banco central de la zona euro y cambia el paso de su hoja de ruta, dado que había anunciado una subida de solo 25 puntos básicos. Además, el BCE ha presentado el nuevo mecanismo con el que tratará de evitar la fragmentación de la deuda soberana, el  Instrumento para la Protección de la Transmisión (Transmission Protection Instrument, TPI), que será ilimitado y cuyas compras dependerán de la gravedad de los riesgos para la correcta transmisión de la política monetaria de la institución.

De esta forma, el tipo de interés en la zona euro se sitúa en el 0,5%, mientras que el tipo de interés de la facilidad marginal de crédito alcanza el 0,75% y la facilidad de depósito sale de terreno negativo -estaba en el -0,5%- y se sitúa en el 0,00%.

En su comunicado, la institución apunta que mantiene su firme compromiso de mantener la estabilidad de precios con el fin de asegurar que la inflación vuelva a situarse en su objetivo del 2% a medio plazo. El Consejo de Gobierno del BCE ve adecuado "dar un primer paso en su senda de normalización de los tipos de interés oficiales más significativo de lo indicado en su reunión anterior". Considera que "la decisión contribuirá al retorno de la inflación al objetivo a medio plazo del Consejo de Gobierno fortaleciendo el anclaje de las expectativas de inflación y asegurando el ajuste de las condiciones de demanda para la consecución de su objetivo de inflación a medio plazo".

Tipos BCE Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El BCE afirma además que "será apropiada una normalización adicional de los tipos de interés" en las próximas reuniones pero que la decisión de subir hoy los tipos en 50 puntos básicos, que implica que la tasa de depósito de la banca en el BCE sale del terreno negativo, "permite al Consejo de Gobierno una transición a un enfoque en el que las decisiones sobre los tipos de interés se adoptarán en cada reunión". Así, añade que la senda futura de los tipos de interés seguirá dependiendo de los datos. En el contexto de normalización de su política, el Consejo de Gobierno evaluará las opciones de remuneración del exceso de liquidez, añade el comunicado.

 Además, el BCE ha dado luz verde al Instrumento para la Protección de la Transmisión (Transmission Protection Instrument, TPI), el nuevo mecanismo para evitar la fragmentación de las primas de riesgo, justo en un momento en el que la dimisión del primer ministro italiano, Mario Draghi, ha vuelto a tensionar las primas de riesgo periféricas, aún lejos de los niveles alcanzados a mediados de junio, justo antes de que Lagarde anunciara la puesta en marcha de esta nueva herramienta.

El nuevo mecanismo es, según detalla el Consejo de Gobierno del BCE, "necesario para apoyar la transmisión efectiva de la política monetaria". Comenta además que mientras que la institución continúa con el proceso de normalización monetaria, el nuevo mecanismo velará por "la transmisión fluida de la orientación de dicha política a todos los países de la zona del euro". 

El TPI, explica, se sumará al resto de herramientas del consejo de gobierno del BCE y podrá activarse "para contrarrestar dinámicas de mercado no deseadas o desordenadas que constituyan una seria amenaza para la transmisión de la política monetaria en el conjunto de la zona del euro". Sobre el tamaño de las compras que realizará, el BCE apunta que dependerá "de la gravedad de los riesgos para la transmisión de la política" y asegura que no se han establecido límites previos para las adquisiciones. Con ello, afirma, la nueva herramienta permitirá al BCE cumplir con mayor efectividad su mandato de mantener la estabilidad de precios.

Pese a ello, el BCE manifiesta que la flexibilidad en la reinversión del principal de los valores de la cartera del programa de compras de emergencia frente a la pandemia (PEPP) que vayan venciendo sigue siendo la primera línea de defensa para contrarrestar los riesgos para el mecanismo de transmisión relacionados con la pandemia.

El banco central apunta además que seguirá reinvirtiendo íntegramente el principal de los vencimientos del APP que vayan venciendo "durante un tiempo prolongado" para mantener unas condiciones de amplia liquidez y una orientación adecuada de la política monetaria. Sobre los vencimientos del PEPP, el consejo de gobierno estima que el principal será reinvertido al menos hasta final de 2024.  

Normas
Entra en El País para participar