_
_
_
_
_

El Ibex firma su mejor semana en cuatro meses y mantiene a flote los 10.100 puntos

El selectivo español sube un 2,47% y logra sacudirse las pérdidas en el año

Mapa Bolsas Gráfico

Ni tipos de interés, ni inflación, ni empleo… Nvidia se ha convertido en las últimas semanas en el timón de los mercados. Con los inversores asimilando la euforia desatada por las cuentas del fabricante de tarjetas gráficas, las Bolsas echaron el freno en la recta final de una semana marcada por los récords de EE UU, Europa y Asia. Después de cuatro sesiones consecutivas al alza, el Ibex 35 concluyó el viernes en tablas (-0,08%). Este débil comportamiento no empaña el buen hacer del selectivo en las últimas jornadas. Aunque la tecnología tiene una representación minúscula en la Bolsa española, el selectivo se anota un 2,47% y firma su mejor semana desde noviembre. Con la campaña de resultados cogiendo carrerilla, el Ibex 35 logra mantener a flote la barrera de los 10.100 puntos y, aunque por la mínima, entra en positivo en el año.

La disciplina financiera siempre es apreciada por el mercado, pero cobra mayor relevancia en momentos de tipos altos como el actual. El acuerdo alcanzado esta semana entre Meliá y Santander para la venta de una participación del 38,2% en tres de sus hoteles por importe de 300 millones, que irán destinados a adelgazar su pasivo, fue premiado por los inversores. La hotelera se anotó un 12,6% en la semana. A pesar de ello la compañía sigue sin recuperar los niveles prepandemia, algo que sí consiguió Aena en las últimas jornadas (5,26%). Junto a las turísticas, Grifols (8,39%) y Repsol (7,18%) cierran la lista de valores más alcistas. Mientras la compañía de hemoderivados intenta sacudirse las presiones bajistas con la ayuda de las firmas de análisis, la petrolera sigue disfrutando del buen sabor de boca que dejaron sus resultados. Aunque la moderación de los precios energéticos se tradujo en una caída del beneficio del 25% de Repsol, los inversores premiaron la mejora de la retribución al accionista.

En el lado opuesto se situaron las renovables, cotizadas perjudicas por el endurecimiento monetario y la caída de los precios de la energía. Solaria bajó un 6,5% y Acciona Energía, un 6,4%. El trío de valores más bajista lo cierra Fluidra (6,3%). Enagás que en las últimas semanas ha recibido el apoyo por parte de las firmas de análisis a la vuelta de un dividendo más sostenible, sigue sufriendo el castigo de los bajistas y cede un 0,76% en la semana.

En plena resaca de los máximos desatados por la fiebre de la inteligencia artificial, las Bolsas europeas cerraron el viernes en positivo, pero a gran distancia de los fuertes ascensos registrados en la jornada anterior. En una jornada en la que se confirmó que Alemania registró una contracción de su economía del 0,3% en el cuarto trimestre, el Dax avanzó un 0,28%. El Cac francés sumó un 0,7%; el Mib italiano, un 1%; el FTSE 100, un 0,28% y Stoxx 600, un 0,43%. El índice paneuropeo logró firmar su quinta semana consecutiva al alza (1,25%) y se aferra a los máximos.

Al cierre de los mercados europeos Wall Street peleaba por mantenerse el tono positivo. El Dow Jones subía un 0,36%, el Nasdaq empataba (-0,07%) y el S&P 500, que en niveles intradía llegó a rebasar los 5.100 puntos, se anotaba un 0,16%. Los analistas de Barclays señalan que el repunte de los gigantes tecnológicos venía generando cierta preocupación sobre una posible burbuja, pero, a diferencia de lo sucedido en la crisis de las puntocom, esta vez las valoraciones parecen estar alineadas con los fundamentales. Aunque el temor de los inversores a quedarse fuera sigue prolongando las subidas, son muchos los que consideran sana una corrección.

Junto a la campaña de resultados, con Nvidia como protagonista indiscutible, la semana estuvo marcada por la reticencia de los bancos centrales a bajar las tasas. Las actas de la Reserva Federal y del BCE confirmaron que los tipos han tocado techo, pero que con una inflación resistente, el recorte no será inmediato. Desde comienzos de año los inversores han ido reajustando sus expectativas de rebaja de tipos. Los economistas de Goldman Sachs retrasan a junio el primer recorte. Para el conjunto del año esperan cuatro rebajas frente a las tres anteriores. Eso sí los recortes serán de menor intensidad. El mercado ya lo tenía asumido y el mejor ejemplo es que las rentabilidades se mantuvieron estables, con el rendimiento de la deuda española a 10 años en el 3,25%, el alemán al mismo plazo en el 2,36% y el estadounidense, en el 4,68%.

A punto de cumplirse dos años de la invasión de Ucrania y el estallido del conflicto bélico, el exceso de oferta que impera en el mercado mantiene al Brent al filo de los 82 dólares, a gran distancia de los 127,98 que registró en marzo de 2022, coincidiendo con el inicio de la escalada bélica.


BOLSAS - DIVISAS - DEUDA - TIPOS DE INTERÉS - MATERIAS PRIMAS

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_