_
_
_
_
_
Valor a examen

Indra conquista máximos de 2014 entre el auge de la defensa y el interés de los inversores

La empresa acumula una ganancia del 34,6% en el año

Sede de Indra.
Sede de Indra.PABLO MONGE

El Ibex está en racha y hay valores como Indra que también. La compañía ha subido en Bolsa en noviembre el 6,7% y ha ampliado la revalorización de 2023 al 34,6%. El valor cotiza en máximos de 2014 y aún tiene potencial para revalorizarse un 9,5% sobre el precio objetivo que establece el consenso del mercado, de 15,65 euros.

A favor de la compañía se han conjugado varios factores que detalla Antonio Aspas, socio y consejero de Buy & Hold: “Ha habido un buen sentimiento general de mercado en las últimas semanas; los resultados trimestrales siguen una tendencia positiva, en la que progresivamente se han ido mejorando ventas, márgenes y cartera [ha ganado un 26% más a septiembre], y Escribano [empresa de innovación y tecnología de defensa y seguridad] ha incrementado su participación”, hasta el 8%. Esta semana también se ha conocido que JP Morgan tiene un peso en el capital de Indra del 10,58%, en su mayor parte vinculado a un único derivado por el 8%, con lo que se deduce que Escribano habría blindado su participación. La SEPI, con el 28%, es el principal accionista, lo que da fe del carácter estratégico de la compañía.

Evolución de la acción de Indra en 2023

El movimiento en el capital de Indra se produce en plena cuenta atrás para la presentación a principios del próximo año de un plan estratégico al mercado, en el que destaca la venta de activos no estratégicos y la desinversión de una parte de su filial de tecnologías de la información Minsait. “Lo más importante es que está en un modo operativo fuerte y robusto, que era lo que se esperaba. Una vez que ha puesto los resultados en un ciclo más positivo, viene la parte de Minsait, que es la de afloración de valor que creemos que debería cristalizar. Esto es más complicado, porque las estimaciones están muy ancladas en 2.000 millones. Nosotros somos menos optimistas y creemos que, de producirse, no se hará con sorpresas”, expone Alberto Roldán, director general de Metagestión.

Por otra parte, el experto explica que “esta potencial entrada de dinero para la aplicación del plan estratégico de crecimiento de Indra también tiene una serie de riesgos: qué van a comprar; dónde esperan hacerlo; si es en la parte de desarrollo de defensa, que es donde puede haber un contexto mejor, o a la compra de Hispasat... No hay riesgos a corto plazo, ya que sigue siendo un negocio con cierta resiliencia y la situación de balance es muy buena, sin deuda. El problema es que el ciclo venga mucho más duro, que se limite el gasto en defensa y que la operación de Minsait se retrase o se cancele; sería la parte más negativa”, explica.

Esta previsto que Indra presente el nuevo plan estratégico a principios de 2024, con el objetivo de situarse como líder en las áreas de seguridad y defensa, y de desprenderse de ciertos activos o dar entrada a algún socio en algunos de ellos.

Lo cierto es que la división de defensa reúne un alto atractivo para la mayor parte del mercado. “A medio plazo se verá beneficiada del incremento del gasto en defensa de los países de la Unión Europea debido al conflicto entre Rusia y Ucrania (tras muchos años donde los presupuestos se habían reducido o pospuesto). Indra es la española con mayor exposición a este sector, sobre el 25% del ebit”, comenta Juan Tuesta, de Bankinter. Asimismo, opina que “la compra del 9,5% de ITP Aero tiene sentido estratégico porque supondrá crecer en este área y dar un impulso al desarrollo del FCAS (Future Combat Air System)”.

Sobre este asunto, Antonio Aspas arroja algunas cifras: “Todos los Estados europeos están elevando el gasto para alcanzar el 2% del presupuesto nacional comprometido con la OTAN, lo que supone un enorme aumento en países como España –que actualmente dedica un 1,2%–, y que puede beneficiar sensiblemente a la acción. De hecho, el incremento de participación de Escribano también podría entenderse en parte como una puerta para la consecución de más contratos”, concreta. De momento, tras el rally de este año y a falta de conocerse su plan a futuro, el 58% de los analistas aconseja comprar y el 32% mantener.

El dividendo repartido aumenta el 67%

Cupón y recompras. Indra abonó el pasado julio un dividendo en efectivo de 0,25 euros brutos con cargo a los resultados de 2022, un 67% más que el anterior. Con la cotización actual ofrece un cupón del 2,5%. Por otra parte, a mediados de octubre puso en marcha un nuevo programa de recompra de acciones por un importe nominal de 41,7 millones de euros, equivalentes al 1,31% de su capital (2,32 millones de acciones), con fecha de finalización el próximo 29 de diciembre. El objetivo es cumplir con las obligaciones de entrega de acciones a sus directivos y empleados derivadas del sistema de retribución vigente. Días antes, completó otra recompra de títulos por el 0,036% de su capital (881.000 euros) para atender las solicitudes de conversión voluntarias derivadas de la recompra de bonos convertibles lanzada por la compañía el pasado 14 de septiembre. 

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_