_
_
_
_
_

ACS recupera máximos de 2019 con las concesiones como palanca

Retoma por primera vez en cuatro años los 36 euros gracias a un perfil de ingresos cada vez más estables y predecibles y a su escasa deuda

Logotipo de ACS en la entrada de su sede central en Madrid.
Logotipo de ACS en la entrada de su sede central en Madrid.Pablo Monge

ACS sigue una carrera imparable desde hace más de un año. En ese tiempo acumula un alza del 34% que ha llevado al valor a recuperar máximos desde noviembre de 2019. Esta semana, por primera vez desde entonces, ha superado los 36 euros por acción. El negocio y la estrategia están siendo los pilares de esa marcha alcista. “La mejora se debe al crecimiento de todas sus áreas de negocio, que este año avanzan un 19,7%, lideradas por la construcción y las concesiones; las ventas han aumentado un 7,6%”, comenta Joaquín Robles, de XTB. Para el analista, una de las principales ventajas de la compañía es que “desde hace años ha rotado su negocio hacia las concesiones, que suponen unas fuentes de ingresos más estables y predecibles. Muchas de las construcciones que realiza están condicionadas a gestionar una posterior concesión o a encargarse del mantenimiento”.

La mayoría de los analistas coincide en resaltar el atractivo de las concesiones, como Divacons Alphavalue, que también añade otros: “Al operar como un holding pretende continuamente mejorar la eficiencia operativa y financiera; ofrecer una rentabilidad atractiva a los accionistas; aplicar estrictos criterios de inversión en línea con la estrategia de expansión y crecimiento, y mantener una sólida estructura financiera. El foco lo tiene puesto en su actividad en las economías desarrolladas, pero en crecimiento, donde no es necesario preocuparse por el perfil cíclico y el riesgo regulatorio”.

La acción de ACS desde máximos de 2019

Los analistas de la firma añaden que “las perspectivas parecen positivas, respaldadas por una sólida cartera de pedidos, aumentando el 27% la contratación en medio de una situación inflacionista. El resistente de­sempeño de ACS lo convierte en una buena apuesta para aquellos que buscan perfiles defensivos”.

Ignacio Cantos, director de inversiones de Atl Capital, señala además como revulsivo para la acción la venta del área de servicios industriales a Vinci [una operación valorada en 4.900 millones, que se materializó a finales de 2021]. “Las cifras no van mal, ha hecho una apuesta clara por las concesiones y tiene una estrategia clara y no tiene mucha deuda”. Sin embargo, opina que el valor ya tiene poco recorrido tras el rally registrado. “Con un PER de 16 veces parece algo más caro que el sector. Está razonablemente bien valorada; está volviendo a donde estaba”, comenta.

Para Intermoney Valores, “la buena evolución de la acción está basada en la simplificación de la estructura del grupo, así como en el bajo, o más bien nulo, endeudamiento”, y es algo que “debería continuar”. “Con la venta parcial de la SH [autopista de peaje en Texas] a Abertis esperamos que ACS cierre 2023 con una deuda neta cero. Prevemos nuevas operaciones corporativas en Hochtief-Abertis y, quizás a más largo plazo, en Mundys”.

En este sentido, Divacons Alphavalue señala que “desde su creación en 1993 el grupo siempre ha estado muy activo en el frente de fusiones y adquisiciones: primero para diversificar sus negocios y luego para simplificarlos”. En este momento, “ha logrado desapalancarse y se encuentra en una posición para crecer tanto orgánica como inorgánicamente”.

Como riesgos, señala “una significativa exposición a las divisas y la mayor competencia procedente de los jugadores chinos, que es un problema a largo plazo y una amenaza de llegar a extenderse de forma global”.

Mientras, para Joaquín Robles “el mayor problema para la empresa sería una fuerte contracción económica, ya que podría reducir sus ventas y los ingresos derivados de sus concesiones. Pero aunque estamos ante un proceso de desaceleración, se espera que los bancos centrales empiecen a recortar los tipos de interés a partir del año que viene, lo que podría servir para impulsar la actividad”.

Dudas sobre el potencial alcista

Subida del 215% desde  mínimos de 2020. El rally de ACS parece agotado para algunas casas de análisis después de que haya sumado un 215% desde el mínimo de marzo de 2020. De hecho, el precio objetivo medio está situado en 34,37 euros, por debajo de su cotización actual. Y hay una gran disparidad entre las firmas. Por ejemplo, Intermoney Valores le da una valoración de 43 euros, que supone un potencial de subida del 19%, y Mirabaud Securities, de 30,40 euros. Las recomendaciones están divididas en un 40% de compra, un 40% de mantener y un 20% en vender. Goldman Sachs aconseja deshacer posiciones al considerar más atractivas otras compañías del sector de infraestructuras en términos de precio. De hecho, tiene el precio objetivo más bajo del consenso: 29,80 euros. Las acciones ofrecen una rentabilidad por dividendo superior al 5,5%.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Archivado En

_
_