_
_
_
_
_

El BCE ve margen para que la banca compre más bonos soberanos y observa estable el mercado de deuda

Guindos afirma que “no hay mucha volatilidad en los diferenciales”. El mercado puede absorber un aumento de emisiones equivalente al 1,5% de la deuda viva de la zona euro, según el BCE

european central bank
Sede del BCE, en Fráncfortefe

El mercado de deuda soberana de la zona euro está a salvo aunque no hay que perder la peligrosa conexión entre el riesgo bancario y el de la deuda pública, que tantos problemas causó en la crisis del euro de hace ya más de una década. Es una de las conclusiones del informe de estabilidad financiera que hoy publicó el BCE y en el que se reconoce que la situación de los bonos soberanos de la zona euro es buena.

Así lo apuntó el vicepresidente de la institución, Luis de Guindos, que señaló que “aunque han subido las rentabilidades de algunos bonos soberanos, los diferenciales se han mantenido estables”. “La situación en los mercados de bonos soberanos es buena y no tenemos mucha volatilidad en los diferenciales”, añadió.

En el informe de estabilidad financiera de noviembre, el BCE detalla que hasta el momento, la nueva deuda emitida por los gobiernos de la zona euro ha sido absorbida por el mercado este año sin problemas. Ello a pesar de que el BCE ha finalizado las compras netas de bonos y de que solo mantiene la reinversión de los vencimientos del programa extraordinario antipandemia.

La banca ha jugado un papel destacado en esa transición, por la que los inversores privados están tomando el testigo del BCE en la compra de los bonos que emiten los gobiernos de la zona euro. Y a pesar de que el sector ha elevado su tenencia de deuda soberana, su exposición a la deuda pública de la zona euro continúa situándose en mínimos de los últimos años en relación a sus niveles de capital, según apunta el BCE.

La banca es el único sector que no reduce su exposición a la deuda soberana cuando crece la volatilidad en el mercado. Las entidades financieras son de hecho las que más aprovechan el alza de rentabilidades, que son un incentivo para absorber el aumento de la emisión neta de bonos soberanos. Los inversores no financieros tienden en cambio a replegarse del mercado en tiempos de incertidumbre.

La existencia de inversores dispuestos a comprar deuda soberana es clave para el funcionamiento ordenado del mercado de deuda. El BCE reconoce que “las condiciones del mercado pueden haberse visto afectadas por la reducción de la demanda de deuda pública, ya que las compras netas de deuda soberana por parte del Eurosistema se interrumpieron a finales de junio de 2022. Al mismo tiempo, se espera que la oferta de deuda pública siga siendo elevada”. Pero el banco central no advierte que vaya a haber problemas de demanda por parte de los inversores. Es más señala que “los inversores estarían dispuestos a absorber emisiones adicionales de deuda pública, equivalentes a un aumento del 1,5% de la deuda en circulación en la zona del euro, a un rendimiento más elevado”.

El BCE apunta además que los bancos seguirán en el mercado, dispuestos a comprar bonos. “Podrían compensar parcialmente la reducción de demanda por parte de otros sectores”, señala el informe del BCE, que concluye con una advertencia ya conocida. La compra de bonos por parte de la banca será un soporte para el mercado y la garantía para los gobiernos de encontrar quien adquiera sus bonos. Al mismo tiempo, “aumentaría aún más los estrechos vínculos entre el sistema bancario y los soberanos, lo que podría reavivar el bucle de retroalimentación negativa entre estos dos sectores”.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Nuria Salobral
Es jefa de la sección de Inversión en el fin de semana y redactora especializada en temas financieros y política monetaria. Trabaja en Cinco Días desde 2006, donde ha cubierto la quiebra de Lehman Brothers, el rescate a la banca española o las decisiones del BCE. Nacida en Madrid, es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Archivado En

_
_