_
_
_
_

La Bolsa argentina recibe con un alza del 20% la victoria de Milei

La petrolera YPF se dispara más del 30% tras el anuncio de privatizaciones

Javier Milei habla tras su victoria en Buenos Aires.
Javier Milei habla tras su victoria en Buenos Aires.Natacha Pisarenko (AP / LAPRESSE)

La resaca de las elecciones presidenciales de Argentina se ha visto este martes en los mercados financieros locales. El índice argentino Merval, que ayer estuvo cerrado por ser día festivo, repunta más de un 20%, mientras el peso se deprecia un 0,6%. El tipo de cambio oficial apenas ha oscilado desde que el pasado agosto el Banco Central argentino devaluara el tipo de cambio oficial tras las elecciones primarias. Los mercados ya habían previsto la debilidad de la divisa argentina ante la promesa de Javier Milei de dolarizar la economía. En cambio, el dólar blue, que se negocia de forma paralela a la oficial, se vende a 1.050 pesos por dólar un 10,53% más respecto al precio de cierre del viernes.

Los inversores acogieron con euforia el triunfo del candidato ultraliberal, que arrasó contra su rival y ministro de Economía, Sergio Massa, el pasado domingo. A la apertura del mercado argentino, ninguna compañía cotizaba en terreno negativo. La petrolera YPF lidera las ganancias con una subida del 34%, seguida por Telecom Argentina, que avanza un 30% y Transportadora Gas Norte un 25,35%. El optimismo de estas firmas no es baladí. El día después de su triunfo, Milei anunció ya las primeras medidas que tomará una vez formado el Gobierno (previsiblemente el próximo 10 de diciembre). Entre estas, prometió una oleada de privatizaciones. “Todo lo que pueda estar en las manos del sector privado, va a estar en las manos del sector privado”, afirmó el lunes. La primera será la petrolera estatal YPF, que subió ayer en Wall Street un 35%, la empresa de energía Enarsa y el conglomerado de medios públicos.

La privatización masiva no es una novedad para el país y tampoco para la petrolera, que fue privatizada en los años noventa, bajo el mandato del peronista Carlos Menem, cuando el país sufría un periodo de hiperinflación. La compañía fue posteriormente renacionalizada, tras estar en manos de Repsol, en 2012 durante el gobierno de Cristina Kirchner. El anuncio de mayores privatizaciones así como la idea de que Milei pueda cambiar radicalmente el rumbo de la economía argentina empujó al alza las acciones del país en Wall Street, que se dispararon al máximo en al menos una década en la sesión de este lunes, junto con la subida de los bonos.

Los analistas de Citi prevén una fuerte depreciación del peso argentino para febrero de 2024. El riesgo es que muchos argentinos opten por liquidar sus pesos para comprar billetes verdes en el mercado negro. La venta masiva de pesos para comprar dólares supondría serios problemas para la economía, y podría alimentar la hiperinflación y generar más volatilidad. Por otro lado, desde Citi creen que los inversores deberían seguir sobreponderados en bonos soberanos porque sus precios siguen siendo atractivos.

Pese a su tono radical, los expertos de la firma creen que Milei no representa una “amenaza inminente a la estabilidad” ya que es posible que no consiga apoyo suficiente del Congreso para sacar adelante las medidas que pretende impulsar para transformar Argentina. El ultraliberal necesitará negociar con otras fuerzas políticas puesto que está en minoría en las dos Cámaras parlamentarias y no tiene poder territorial. Michael Langham, analista de Mercados Emergentes del equipo Global Macro Research, coincide con esta lectura y considera que el futuro presidente “se enfrentará a profundos desafíos ante un Congreso muy dividido y una situación económica difícil”. Por su parte, Thierry Larose, gestor de Vontobel, considera que las prioridades para el nuevo Gobierno serán una agresiva consolidación fiscal y la eliminación de los controles de divisas y de capitales. “No esperamos que la dolarización y el cierre del Banco Central figuren en la agenda a corto plazo”, afirma el experto.

Entre los frentes abiertos, el económico es el más dramático. Argentina se encamina hacia su sexta recesión en una década: su economía cae un 1,6% este año, la pobreza supera el 40% y la inflación se sitúa en el 142% interanual. Ante este escenario, las respuestas de Milei son incendiarias. “Hoy comienza la reconstrucción de Argentina, es el principio del fin de la decadencia de Argentina. Termina el modelo empobrecedor del Estado omnipresente. Volvemos a abrazar las ideas de la libertad, las de nuestros padres fundadores”, dijo tras su victoria. El pilar central de su propuesta es la dolarización del país, así como la eliminación del Banco Central, la unificación del tipo de cambio y fuertes recortes para eliminar todo gasto superfluo. En un discurso pronunciado en Buenos Aires el día después de su triunfo, reiteró sus mensajes radicales, afirmando que el cierre del banco central argentino es un “imperativo moral” y que el país no tiene margen para adoptar “medidas graduales”.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_