_
_
_
_

El Ibex sube un 4,16% en su tercera semana al alza y toca máximos de febrero de 2020

El selectivo español recupera los 9.700 puntos

Las principales Bolsas a 17 de noviembre de 2023
Carlos Cortinas Cano

Los inversores siguen estirando al máximo las expectativas generadas por el dato de inflación de EE UU. Mientras la deuda maquilla gran parte de las pérdidas del año, la renta variable se aleja de los mínimos de finales de octubre y prolonga las ganancias. Los inversores continúan incrementan su apetito por el riesgo ante el temor a quedarse fuera. Con una subida del 0,97% el viernes, el Ibex 35 logra pleno en la semana y recupera los 9.760 puntos, nivel que no divisaba desde febrero de 2020, coincidiendo con el inicio de la pandemia en Europa. El selectivo español permanece ajeno al ruido político que ha rodeado a la investidura de Pedro Sánchez y en las últimas cinco jornadas avanza un 4,16%, su tercera semana consecutiva al alza, un escenario que no se daba desde finales de julio. Superada la barrera de los 9.700 puntos, la próxima resistencia serían los 10.000 puntos, niveles previos a que el Covid desatara la corriente vendedora ante la paralización de las economías.

Los ascensos fueron la corriente imperante entre los miembros del Ibex en las últimas cinco jornadas, pero por encima de todos sobresalieron las ganancias Solaria, Grifols y Fluidra, tres cotizadas que habían sufrido en exceso el incremento del coste de financiación. Las expectativas de que los tipos de interés hayan tocado techo sirven de impulso a las renovables y dentro de este grupo se encuentra la empresa fotovoltaica que avanza un 12,46% semanal. Grifols sumó un 9,75 y Fluidra, un 8,48%. Solo Unicaja (-0,2%) escapó a la corriente alcista que recorre los mercados.

El comportamiento de la Bolsa española se mantuvo en línea con el del resto de índices europeos. El Dax alemán repuntó un 4,49% semanal mientras el Cac francés subió un 2,68%; el FTSE británico, un 1,95% y el Mib italiano, un 3,49%. Al cierre de los mercados europeos Wall Street, al igual que el Ibex 35, también ponía rumbo a su tercera semana consecutivas de ascensos con ganancias del 2%. Los fondos de renta variable experimentaron entradas de 23.500 millones de dólares (21.596,7 millones de euros) en la semana del 15 de octubre, la segunda mayor entrada de 2023. Los inversores han aprovechado la caída de las rentabilidades para adelantar el rally de fin de año, un periodo en el que el cierre de las carteras se traduce en ganancias para las Bolsas.

Yves Bonzon, jefe de inversiones de Julius Baer, considera que la corrección de las Bolsas ha terminado y que el mercado alcista que comenzó hace 12 meses vuelve a estar en marcha. Aunque desde comienzos de mes el sentimiento de los inversores ha dado un giro de 180 grados, Bonzon apunta que sería de agradecer un respiro a corto plazo antes de que se reanude la tendencia alcista.

Después del rally de las últimas tres semanas la pregunta que muchos se hacen es si es hora de plegar velas o si por el contrario las Bolsas siguen teniendo recorrido. Los expertos aconsejan cautela y señalan que gran parte de las ganancias se han debido al cierre de posiciones cortas en valores muy endeudados como las utitlies y las firmas de crecimiento como Cellnex. Solo en la última semana, el operador de torres de telecomunicaciones avanza un 6,9%. Junto al cierre de posiciones cortas, los analistas de Macroyield señalan como sustento de las alzas al incremento de las recompras de acciones, dos mecanismos que podrían perder fuerza en las últimas semanas.

El bono de EE UU a 10 años

Michael Harnett, estratega de Bank of America, aconseja recoger beneficios después de la recuperación que han experimentado las Bolsas desde el pasado 27 de octubre, un comportamiento que el experto califica de “repunte épico del riesgo”. En sintonía con el consenso del mercado, el departamento de análisis de la entidad estadounidense señala que siguen existiendo muchas incertidumbres a corto plazo. Aunque la caída de los rendimientos ha alentado la recuperación Harnett sostiene que si la rentabilidad del bono de EE UU cae al 3% esto debería interpretarse como una señal de recesión, lo que provocaría una corriente bajista.

Hasta la fecha los inversores solo se han quedado con la parte positiva del proceso desinflacionista, pero los expertos señalan que tal y como demostraron las ventas minoristas de octubre, el consumo empieza a resistirse, algo que es clave en el momento del año en el que nos adentramos. “La relajación de los precios en Estados Unidos pesa más que la inestabilidad geopolítica y un ciclo debilitado”, señalan desde Renta 4.

La euforia que ha recorrido el mercado en las últimas jornadas tiene su origen en la caída de las rentabilidades de la deuda. En apenas unas semanas el bono de EE UU ha pasado de tocar el 5%, máximos de 2007, a desfondarse al 4,5%, mínimos del septiembre. Estos recortes se extendieron a Europa donde referencias como la española y alemana bajan mínimos de dos meses y se sitúan en el 3,59% y el 2,58%. Al igual que sucedió con la Bolsa el mercado de deuda español no se alteró por el nuevo escenario político. De hecho, la prima de riesgo hace equilibrios sobre los 100 puntos básicos, a gran distancia de los 177 puntos básicos de la italiana. A pesar del ruido político, España sigue manteniendo su ventaja frente al país transalpino. En un entorno en el que la política monetaria centra todas las miradas, el impacto de la política nacional queda relegado a los titulares.

Los operadores del mercado han aprovechado los datos de inflación de la última semana para actualizar sus proyecciones. Por primera vez en el año, el mercado descuenta un recorte de 100 puntos básicos de los tipos para 2024 en la eurozona y EE UU. Hasta el momento los más optimistas esperan una rebaja de tres cuartos de punto. Los expertos consideran que este escenario es poco realista y subrayan que tal y como vienen alertando las autoridades, los tipos permanecerán en niveles altos durante más tiempo. Es decir, aunque día a día cobra fuerza la idea de que las subidas de tipos han concluido, los expertos retrasan al segundo semestre el primer recorte.

El euro frente al dólar

En el mercado de divisas el euro pone freno a la sangría y se anota un 1,91% en la semana, la mayor subida desde julio. La moneda europea se cambia a 1,089 dólares.


BOLSAS - DIVISAS - DEUDA - TIPOS DE INTERÉS - MATERIAS PRIMAS

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_