_
_
_
_
Financiación

Las rentabilidades de las letras repuntan y el Tesoro paga un 3,87% por la deuda a 12 meses

La demanda de los particulares supera los 1.290 millones

Letras Tesoro Gráfico
Gema Escribano

El freno que experimentaron las rentabilidades de las letras en los dos últimos meses se evapora. En sintonía con el comportamiento que viene registrando el mercado secundario en las últimas semanas, el Tesoro se vio obligado a pagar más por vender deuda a seis y 12 meses. En un contexto marcado por el endurecimiento del tono por parte de los bancos centrales y las expectativas de tipos altos durante más tiempo, España vendió 4.572,8 millones en letras a seis y 12 meses, al tipo más elevado desde julio de 2012. El importe levantado se sitúa en el rango medio previsto. El organismo que dirige Carlos Cuerpo había establecido un objetivo que oscilaba entre los 4.000 millones y los 5.000 millones de euros.

El grueso de la emisión correspondió a las letras a 12 meses. En esta referencia el Tesoro colocó 3.535,5 millones con un tipo marginal del 3,876%, superior al 3,68% de la subasta del mes pasado, y el más alto desde julio de 2012. Los 1.037,6 millones restantes correspondieron a las letras a seis meses. Como en la deuda a un año, el tipo marginal subió del 3,679% registrado en la subasta de septiembre al 3,83% actual.

Con la emisión de este martes, las letras a 12 meses arrebatan a las letras a nueve meses (3,737% en la subasta de septiembre) el título de la referencia más rentable a corto plazo. Un escalón por debajo se situaría las letras a seis meses.

El aumento de las rentabilidades ha contribuido a avivar el interés de los inversores por el papel español. La demanda conjunta se situó en los 9.158,45 millones, lo que equivale a una ratio de cobertura de dos veces la oferta. De este importe, unos 1.290,3 millones correspondieron a las peticiones de los pequeños inversores, un volumen que crece respecto al mes anterior.

La vuelta de las vacaciones y el incremento de los rendimientos son el caldo de cultivo perfecto para aquellos inversores que quieren batir a la inflación sin asumir riesgos y sin verse obligados a cumplir las vinculaciones que exigen algunos de los productos bancarios más atractivos. Las órdenes no competitivas, por la que las peticiones no se hacen a un precio concreto y que son las que responden mayoritariamente a los particulares, para la referencia a 12 meses alcanzaron los 754,55 millones, frente a los 540,57 millones de septiembre y el importe más alto desde agosto. Para la referencia a seis meses, las peticiones de los particulares rondaron los 535,75 millones, por encima de los 429,34 millones del mes pasado. Es la cuantía más alta en lo que va de año.

Se confirma así la tendencia de los últimos meses que muestra cómo a rentabilidades similares, los pequeños inversores tienen una clara preferencia por los plazos cortos. “Los mensajes del BCE apuntan a que los tipos se van a mantener elevados a corto y medio plazo, lo que favorece la rentabilidad de las letras. Otras opciones, como los depósitos bancarios, ofrecen todavía un rendimiento mucho menor”, señala Sofía Antón, directora de Aurigabonos.

Aunque las entidades empiezan con cuentagotas a mejorar la remuneración del pasivo las letras siguen sin encontrar un competidor directo. Dentro de las entidades españolas SelfBank dispone uno de los productos más atractivos. La entidad comercializa un depósito a seis meses al 3,20%. Por su parte, el italiano Mediolanum, adscrito también al Fondo de Garantía de Depósitos español, dispone de un depósito a seis meses al 4% TAE para dinero nuevo a partir de 10.000 y 50.000 euros. Este importe es mucho más elevado que el nominal mínimo de 1.000 euros que exigen las letras.

El incremento de las rentabilidades pagadas por el Tesoro fue reflejo del comportamiento del mercado secundario. La rentabilidad del bono español a 10 años volvió a superar la barrera del 4%, máximos de diciembre de 2013. Los gestores consideran que el mercado está poniendo en precio el peor de los escenarios, pensando incluso que podría haber más subidas de los tipos en los próximos meses si sube la inflación. Los expertos aconsejan prudencia. En un entorno en el que siguen existiendo muchas dudas sobre el impacto del endurecimiento monetario, la mejor fórmula para blindarse ante el alza de las rentabilidades y la consiguiente caída en precio de los bonos es apostar por la deuda a corto plazo. Aquí las letras son uno de los instrumentos más atractivos.

El 17 de octubre será el turno de las letras a tres y nueve meses. No obstante, este jueves el Tesoro saldrá al mercado emitir tres referencias de bonos y obligaciones del Estado, con las que espera colocar entre 5.500 millones y 6.500 millones de euros.


Guía para comprar letras

Banco de España.  La primera opción pasa por acudir directamente a cualquier oficina del Banco de España, pidiendo para ello cita previa. Una vez allí, basta con presentar el DNI, informar del dinero que se está dispuesto a invertir y proceder a abrir una cuenta directa en el propio Banco de España. El dinero para la compra de la deuda pública se entrega mediante transferencia a dicha cuenta. el nominal mínimo a invertir es de 1.000 euros, pero el dinero a de­sembolsar en el Banco de España es el depósito previo que se fije antes de la subasta. En el caso de las letras y después de la modificación acometida el pasado mes de febrero el depósito es del 100%, es decir, 1.000 euros por título. Cabe puntualizar que una vez efectuada la subasta, si el precio efectivo de la letra es menor que esos 1.000 euros de depósito, el Banco de España devuelve la diferencia sin coste adicional. Tanto la apertura como el mantenimiento de una cuenta en el Banco de España son gratuitos. Solo se deberán pagar comisiones en el caso de las transferencias de efectivo.
Web y entidades. Si se quiere invertir en letras o bonos de forma directa, sin recurrir a intermediarios financieros, también está disponible la web del Tesoro. En esta modalidad, el ciudadano deberá identificarse vía DNI electrónico o sistema cl@ve. Además, al igual que con la compra de cualquier acción o bono, se puede acudir a las entidades financieras (bancos, brókeres registrados, etc).


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Gema Escribano
Periodista económica, con 13 años de experiencia como redactora. Formó parte de la web de Cinco Días desde 2010 hasta 2017 cuando pasó a integrar la sección de Mercados. Especializada en información bursátil y mercado de deuda. Estudió periodismo en Universidad Carlos III.

Archivado En

_
_