_
_
_
_

Los bancos centrales dan por cerrada la emergencia de liquidez que activó la caída de Credit Suisse

Pondrán fin a la inyección diaria en dólares a partir del 1 de mayo, en que volverán a una frecuencia semanal

N. Salobral
Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal
Jerome Powell, presidente de la Reserva FederalJONATHAN ERNST (REUTERS)

Los principales bancos centrales del mundo han decidido revertir una de las medidas que pusieron en marcha hace poco más de un mes para garantizar la estabilidad financiera con motivo de la crisis bancaria. La noche del 19 de marzo anunciaron una acción concertada por la que iban a suministrar liquidez diaria en dólares al plazo de una semana, una media de emergencia digna de los mayores momentos de volatilidad financiera y que han decidido suspender a partir del 1 de mayo.

A partir de esa fecha, la liquidez suministrada en dólares volverá a su periodicidad habitual, de una semana el lugar de la frecuencia diaria adoptada como medida extraordinaria. La decisión ha sido tomada por la Reserva Federal, el BCE, el Banco de Japón, el Banco de Inglaterra y el Banco Nacional de Suiza, después de que la tensión en el mercado financiero global se ha rebajado de forma sustancial.

“A la vista de la mejora de las condiciones de financiación en dólares estadounidenses y la escasa demanda en las recientes operaciones de inyección de liquidez en dólares”, las instituciones “han decidido conjuntamente la frecuencia de sus operaciones a 7 días de diarias a una vez por semana”, según un comunicado conjunto. Aun así, recuerdan que están listos para ajustar de nuevo el suministro de liquidez en dólares según las condiciones de mercado.

Los bancos centrales reaccionaron con rapidez a la sacudida financiera que causó primero la caída del estadounidense Silicon Valley Bank y que se llevó por delante después al gigante europeo Credit Suisse. Una oleada de retirada de depósitos se desató en marzo entre los pequeños bancos regionales estadounidenses, pese a que la Fed y el Tesoro de EE UU acordaron garantizar la totalidad de los depósitos de SVB, incluso los que superaban la cuantía cubierta por el fondo de garantía de depósitos. En Europa, la onda expansiva puso en el disparadero a Credit Suisse, que sufrió una fulminante sangría de depósitos que en pocos días precipitó su fusión, forzada por las autoridades suizas, con UBS con el fin de evitar su quiebra.

La unión de UBS y Credit Suisse se acordó la tarde del pasado 19 de marzo y pocas horas después, los bancos centrales lanzaron un comunicado conjunto en el que se alineaban para suministrar liquidez diaria en dólares para garantizar la estabilidad financiera global. El objetivo era evitar el colapso del mercado interbancario y contribuir a alejar la desconfianza hacia el sistema financiero que esos días se había propagado entre los agentes de mercado. En aquel momento, los bancos centrales anunciaron que el suministro diario de liquidez en dólares se mantendría en vigor al menos hasta finales de abril para “apoyar el buen funcionamiento de los mercados de financiación en dólares”. La medida durará finalmente hasta el 1 de mayo.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

N. Salobral
Es jefa de la sección de Inversión en el fin de semana y redactora especializada en temas financieros y política monetaria. Trabaja en Cinco Días desde 2006, donde ha cubierto la quiebra de Lehman Brothers, el rescate a la banca española o las decisiones del BCE. Nacida en Madrid, es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense.

Archivado En

_
_