_
_
_
_

Wei Li (BlackRock): “España está siendo una de las pocas sorpresas positivas en la economía mundial”

Esta experta inversora cree que es muy probable que EE UU y parte de Europa entren en recesión

Wei Li.Global Chief Investment Strategist at BlackRock.
Wei Li.Global Chief Investment Strategist at BlackRock.Pablo Monge Fernandez
Miguel Moreno Mendieta

La estratega jefe de inversiones de BlackRock, Wei Li (Chong Qing, China, 1984), ha pasado esta semana por Madrid con motivo del evento BlackRock Iberia Investment Day, en el que participaron los principales directivos de la mayor gestora de activos del mundo, con más de 9 billones de euros gestionados. Su visión sobre las perspectivas de los mercados es relativamente positiva, aunque advierte de que podemos ver nuevos descarrilamientos provocados por las subidas de tipos.

¿Ha terminado la crisis bancaria del mes pasado?

Lo ocurrido se puede limitar a ciertas situaciones específicas provocadas, en buena medida, por las abruptas subidas de tipos, las más súbitas desde los ochenta. Igual que lo que pasó con los fondos de pensiones británicos el año pasado. No podemos decir que los efectos de esas subidas de tipos han acabado. Aunque es imposible predecir dónde aparecerá la próxima grieta, estamos observando de cerca el sector inmobiliario, ya que el entorno de financiación se ha vuelto más difícil.

¿Cómo de grave será este problema?

Aún es pronto para calibrarlo. Pero está claro que las condiciones crediticias se han endurecido en todo el mundo. De todas formas, hay una parte positiva. Los tipos se suben para luchar contra la inflación, con lo que los bancos centrales tendrán que centrarse en amortiguar la demanda, sobre lo que ya impacta la restricción crediticia, y ayudar así a reducir los precios. Eso sí, la situación parece que nos aboca a una recesión en varias economías desarrolladas.

En Estados Unidos, en Europa…

Sí. España es una de las pocas sorpresas positivas, la excepción en la economía mundial. Es uno de los pocos países en los que se están revisando al alza las perspectivas de crecimiento, se vio en el reciente informe del FMI. Pero, en general, hay que mantener las subidas de tipos para contener la inflación, y eso implica contracción económica. La inflación se ha revelado mucho más pegajosa de lo que se pensaba. La decisión para los bancos centrales es difícil, si quieren contener los precios tienen que dañar la economía.

¿A finales de año estará controlada la inflación?

En Estados Unidos estaremos alrededor del 3% a medio plazo, por encima del nivel objetivo del 2%. Hay algunos elementos cíclicos que siguen presionando, como la rotación de bienes y servicios a medida que las economías se reactivan. Pero también influyen fuerzas estructurales como el envejecimiento de la población, la escasez de mano de obra en algunos mercados, la fragmentación geopolítica y la renacionalización de la producción. También las políticas de descarbonización de la economía mantendrán la inflación más elevada que antes de la pandemia.

¿Habrá problemas en el capital riesgo?

En 2022 las subidas de tipos afectaron a la Bolsa y a los bonos, pero el efecto aún no se ha visto con una magnitud similar en los mercados privados, como el de los fondos de capital riesgo. Siempre hay un decalaje. Lo normal es que cuando se vayan actualizando los precios de los activos de esos fondos, teniendo en cuenta el nuevo régimen de tipos, habrá una corrección a la baja. Algunos tipos de fondos, como los de infraestructuras o de deuda privada, deberían verse menos afectados.

¿Cómo ha comenzado la temporada de resultados?

Hemos visto aún pocas empresas. En general, están cayendo los beneficios más que en el trimestre anterior. Los márgenes siguen bajo mucha presión. Suben los costes, sube el precio de la financiación, suben los salarios… Además, no todas las empresas son capaces de traspasar con facilidad la inflación al cliente final. Sigue habiendo escasez de algunos suministros. Por eso es ahora tan importante diferenciar a las empresas con una posición de liderazgo, con capacidad de fijación de precios. Por eso es tan importante en este punto la gestión activa.

¿Ha cambiado la forma de invertir con las alzas de tipos?

Sí, porque durante un largo periodo podías comprar bonos para compensar el riesgo de la renta variable. Si caía la Bolsa, la renta fija te cubría en buena medida. Pero eso se acabó. En este nuevo régimen, equivocarse en la asignación de activos es el triple de costoso de lo que era antes. Lo que implica es que hay que ser más dinámicos, más flexibles con la asignación de activos. Ver qué conviene en cada momento. El viejo régimen ha muerto.

Al cliente, ¿le cuesta adaptarse?

Sí, porque es más fácil funcionar con unas ideas predeterminadas. La asignación estratégica de activos no puede ser algo inamovible. Si ha cambiado el entorno y la volatilidad, hay que evolucionar. Por eso es más importante que nunca dejarse asesorar. Por ejemplo, en renta fija estamos viendo oportunidades muy buenas.

¿En qué invierten en Bolsa?

Estamos sobreponderando la inversión en mercados emergentes. En las economías desarrolladas, vemos una clara desaceleración, incluso una recesión. La reapertura de China está siendo muy potente. Creemos que el país va a crecer un 6%, el doble que el año pasado. Además, allí no hay tantas presiones inflacionistas que vayan a obligar al banco central a subir mucho los tipos.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Miguel Moreno Mendieta
(Madrid, 1979) es licenciado en Derecho y Economía por la Universidad Carlos III. También cursó el Máster de Periodismo de El País. Se incorporó al periódico Cinco Días en 2006, tras pasar por la web de El País y Mi cartera de Inversión. Escribe sobre el sector financiero, con un foco especial en fondos de inversión y los seguros.

Más información

Archivado En

_
_