_
_
_
_

Las subvenciones a grandes empresas de los fondos UE son nueve veces mayores que las concedidas a medianas

Las empresas adjudicatarias presentan una productividad un 16% superior respecto a las no relacionadas con estos fondos en 2019

Deuda publica
Banco de España.PABLO MONGE FERNANDEZ

Las subvenciones de los fondos europeos ‘Next Generation EU’ (NGEU) concedidas a grandes empresas presentan, en promedio, importes hasta nueve veces mayores que los de las subvenciones concedidas a empresas con un tamaño de entre 50 y 250 empleados, según se desprende del informe ‘Una primera caracterización de las empresas receptoras de fondos NGEU en España’, publicado por el Banco de España.

De acuerdo con el informe, la distribución de subvenciones NGEU en términos de importes concedidos está más concentrada en empresas de entre 10 y 50 empleados y en grandes empresas. Cerca del 40% del monto total concedido en subvenciones NGEU se concentra en empresas de entre 10 y 50 empleados.

En cuanto a las empresas adjudicatarias de licitaciones asociadas al NGEU, el Banco de España ha señalado que presentan un mayor tamaño, una mayor productividad y unas mejores condiciones de acceso a la financiación bancaria, tanto respecto a las empresas no adjudicatarias de licitaciones públicas como respecto a las empresas adjudicatarias de otras licitaciones no vinculadas al NGEU.

Más del 60% del monto total concedido en licitaciones NGEU se concentra en empresas de más de 250 empleados, en contraste con aproximadamente el 35% del monto total concedido en licitaciones que no son de estos fondos.

En términos de la ratio del importe concedido sobre las ventas anuales, las empresas adjudicatarias de licitaciones NGEU reciben en promedio el 28% de su facturación anual, frente al 10% en el caso de las licitaciones anteriores al NGEU.

Además, estas empresas adjudicatarias de licitaciones NGEU también presentan, en promedio, otras características diferenciales típicamente asociadas al tamaño: una mayor productividad, un mayor patrimonio neto, un menor tipo de interés en sus préstamos bancarios y un mayor grado de resiliencia durante la pandemia al experimentar una menor caída en sus ventas durante el año 2020 (impacto pandemia).

En concreto, en comparación con las empresas adjudicatarias no-NGEU, las empresas adjudicatarias NGEU presentan una productividad un 16% superior.

Sin embargo, en el caso de las subvenciones, las empresas beneficiarias de subvenciones NGEU son, en términos generales, más pequeñas que las empresas beneficiarias de otras subvenciones públicas no vinculadas al NGEU.

El Banco de España se pregunta en qué medida esta conclusión sobre el tamaño empresarial de los receptores de subvenciones se ve condicionada por el programa del Kit Digital, que está especialmente dirigido a empresas de menos de 50 empleados.

En particular, del total de subvenciones NGEU concedidas, 58.344 empresas y 3.032 millones de euros, el 81% y el 13% del total en la muestra final, respectivamente, corresponden a aquellas que reciben únicamente ayudas del Kit Digital.

Excluyendo el Kit Digital, el tamaño empresarial de las empresas beneficiarias de subvenciones NGEU es, en promedio, un 28% menor que el correspondiente a las beneficiarias de otras subvenciones no-NGEU. Es decir, el menor tamaño de las empresas receptoras de subvenciones NGEU no se debe exclusivamente a las idiosincrasias del programa del Kit Digital, sino que es un fenómeno más generalizado.

En su informe, el Banco de España explica que las características diferenciales de las empresas adjudicatarias de licitaciones podrían explicarse porque los fondos NGEU se están utilizando para financiar licitaciones de proyectos sustancialmente más cuantiosos que los de las licitaciones anteriores al NGEU.

Estas diferencias entre empresas en las características y en los criterios de asignación de las licitaciones pueden tener implicaciones significativas sobre el impacto macroeconómico de los fondos NGEU, si bien la literatura académica no es concluyente al respecto.

Por un lado, desde el organismo se apunta que el mayor tamaño de las licitaciones NGEU y de las empresas adjudicatarias podría contribuir a un mayor impacto positivo sobre la actividad a corto plazo, dada la mayor capacidad de estas empresas para acometer los proyectos sin necesidad de detraer recursos de otros proyectos de inversión no vinculados al NGEU.

Por otro lado, al verse beneficiadas en menor medida las empresas más pequeñas, más restringidas financieramente y con mayor potencial de crecimiento, el impacto de los fondos NGEU podría ser menor a largo plazo.

En este contexto, el Banco de España ha insistido en que la cuantificación del impacto macroeconómico del programa NGEU y de los criterios de asignación de los fondos entre empresas requiere el desarrollo de herramientas de modelización que permitan calibrar sus efectos agregados en términos dinámicos.

Además, ha subrayado que avanzar en la identificación de los efectos que la recepción de fondos NGEU está teniendo sobre la inversión y el crecimiento de las empresas españolas, a medida que se disponga de la información necesaria, constituye un objetivo esencial.

En todo caso, el organismo que dirige Pablo Hernández de Cos ha destacado que el impacto a largo plazo del programa NGEU dependerá, fundamentalmente, de la capacidad transformadora de los proyectos de inversión seleccionados y de su complementariedad con las reformas estructurales implementadas.

“Aspectos ambos sobre los que aún no se dispone de la información necesaria para realizar un estudio riguroso, pero que serán objeto de análisis prioritario en el futuro para el Banco de España y para el Ministerio de Economía, Comercio y Empresa”, remarcan desde el organismo.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_