_
_
_
_
_

Félix Monedero (SAP): “Hemos pedido al Gobierno un ‘súper kit digital’ para afrontar proyectos más ambiciosos”

“Podría alcanzar los 100.000 euros. Aún hay recorrido y se puede hacer”. No vemos que la situación macroeconómica esté retrasado inversiones en TI en España″

Marimar Jiménez
Félix Monedero, director general de SAP España.
Félix Monedero, director general de SAP España.Pablo Monge

Félix Monedero lleva dos años al frente del gigante tecnológico alemán SAP en España. Un periodo cargado de retos, porque la compañía “está viviendo con el cloud su mayor transformación en sus 50 años de historia”. El directivo cuenta que han cumplido importantes objetivos, pero reconoce que falta alcanzar otras metas.

Pregunta. Cuando asumió el cargo uno de sus objetivos era fomentar la transición al cloud de las empresas españolas. ¿Lo ha logrado?

Respuesta. No era un objetivo solo para España, sino global. SAP está viviendo su mayor transformación en sus 50 años de historia porque el cloud supone un cambio radical en nuestro modelo de negocio: pasar de vender licencias a ofrecer servicios nos ha obligado a cambiar nuestra estructura de equipos. Pero la transición que dice está yendo bien, pues muchas empresas han percibido que la nube les da beneficios, como poder adoptar mucho más rápido las innovaciones que surjan y aprovecharlas para lanzar novedades al mercado.

P. ¿Puede darme algún dato concreto sobre cómo va esa adopción?

R. En febrero de 2021 lanzamos RISE with SAP para migrar a cloud privados los grandes entornos ERP [software de gestión empresarial] más tradicionales y ya tenemos 4.500 clientes a nivel mundial y cerca de 300 en España. Una cifra importante teniendo en cuenta que en España tenemos casi 10.000 clientes con algún módulo de SAP, pero 1.000 con grandes ERPs. La evolución en España está siendo realmente buena, por encima de otros países homólogos. Y tras esa buena marcha, este año lanzamos Grow With SAP, una solución similar, más estándar, enfocada a empresas medianas o, en general, aquellas con procesos de negocio menos complejos. Y esta solución ya la tenemos en 50 clientes.

P. Algunas competidores de SAP, como Microsoft u Oracle, han abierto regiones cloud en España. ¿Lo harán ustedes?

R. No, no está en nuestra estrategia. SAP tuvo y tiene aún algunos centros de datos propios para dar servicio a algunos clientes en circunstancias muy concretas, pero hemos visto que no es nuestro negocio. Nunca vamos a estar al mismo nivel de actualización, tecnología y ciberseguridad en el mundo de los datacenters que los grandes players de este negocio. Por eso, nuestra apuesta es tener acuerdos con todos ellos: Amazon Web Services, Microsoft, Google Cloud... Solo nos planteamos tener algún centro de datos en países donde se obligue a ello para trabajar con sus empresas, como ocurre en Arabia Saudí. RISE with SAP ya se puede ofrecer en las regiones cloud de España de Google y Amazon. Por su parte, Microsoft ya tiene la certificación en Europa y estará en la misma situación cuando tengan su región cloud operativa. En el cloud privado dejamos al cliente que escoja el hyperscalers [proveedor de nube] en el que va a residir.

P. ¿Y qué pasa con las empresas que se resisten a pasarse a la nube si SAP deja su negocio de licencias?

R. No, no los abandonamos. SAP no va a dejar a ningún cliente atrás. Sacamos la última versión del ERP S/4HANA hace unos siete años, en versión nube y versión licencia, y vamos a mantener este producto. Nuestros clientes pueden estar tranquilos, pues ya hemos anunciado que habrá mantenimiento mínimo hasta 2040. Eso sí, hemos dicho que la innovación vendrá antes en la nube que en la versión licencia.

P. ¿Cómo prevé cerrar SAP España su ejercicio este año?

R. En 2022 facturamos 555 millones, un 9% más, y la previsión es volver a crecer este año, aunque aún no sé en qué porcentaje. Pero lo que medimos ahora más es nuestro crecimiento en la nube, y ahí crecimos el año pasado un 20% y este año estamos en un 40%. Estamos cumpliendo los objetivos que nos pidió la corporación. Ese crecimiento no se trasladará a los ingresos totales porque en paralelo el negocio de licencias va bajando.

P. ¿La inflación les ha obligado a subir precios?

R. Sí, porque nuestros proveedores también nos los han subido a nosotros, pero no hemos trasladado al cliente final toda esa subida de costes. Nuestras subidas han sido considerablemente inferiores a las de nuestros competidores y, además, están limitadas por contrato.

P. ¿Se han parado proyectos por la situación macroeconómica?

R. En España no hemos notado ralentización en el mercado este año ni lo prevemos para 2024. La economía española en general y las empresas en particular están resistiendo bien. Nosotros tenemos una visión transversal y vemos que muchos sectores han tenido que subir precios, controlar costes, pero están teniendo un año muy positivo.

P. ¿Los fondos europeos de recuperación les está ayudando al negocio?

R. Lo estamos notando especialmente en el sector público, donde gracias a esos fondos se han puesto en marcha varios proyectos de digitalización, como el del servicio de empleo. En el sector privado, en cambio, no lo percibimos tanto. Muchas empresas se han sumado al kit digital que lanzó el Gobierno, pero se quedaba corto. Al final, 12.000 euros [tope concedido en el actual plan del Ejecutivo] solo permiten acometer pequeñas implantaciones de tecnología. Por eso hemos pedido al Gobierno que lance un súper kit digital, que podría llegar a los 100.000 euros, que realmente ayude a transformar y digitalizar de verdad las compañías. Poniendo un fondo significativo muchas empresas pequeñas y medianas podrían establecer soluciones tecnológicas que les permita crecer. Aún hay recorrido y se puede hacer.

P. Recientemente, el CEO de SAP, Christian Klein, anunciaba que la compañía había entrado en una fase que él definía como de aceleración. ¿Qué quiere decir con ello?

R. Nosotros empezamos con la transformación a la nube en el 2020, con un plan a cinco años. En los tres primeros hemos crecido bastante, pero ahora, con las dos soluciones antes apuntadas y ya lanzadas, lo que nos proponemos hacer hasta 2025 es acelerar el ritmo de adopción del cloud por parte de los clientes. Queremos lograr un efecto bola de nieve y alcanzar una escala exponencial en los próximos años.

P. ¿La Bolsa está reconociendo la marcha del negocio de SAP?

R. Nuestra acción ha estado bastante mejor este último año [desde enero ha subido un 43% hasta los 139 euros]. Tuvimos una fuerte caída cuando anunciamos el plan del cloud porque dijimos que gran parte de los beneficios irían destinados a esa transformación, pero llevamos seis trimestres consecutivos donde el crecimiento de ingresos del cloud supera el 20% y eso ha ayudado a la acción. El mercado ha dado la confirmación definitiva de que la transformación a la nube de SAP es ya una realidad. Ahora nos queda mejorar el margen operativo para que la acción vaya aún mejor. Estamos en la senda adecuada, pero todavía tenemos un exceso de gasto ya que la transformación no acaba hasta 2025, cuando los ingresos por cloud tendrán que ser el 60%.

P. En los últimos meses han realizado varios anuncios alrededor de la inteligencia artificial. ¿En qué consiste la oferta de SAP en IA?

R. Junto al cloud, la sostenibilidad y la IA son las dos grandes apuestas de SAP. Estamos convencidos de que esta última va a cambiar la relación entre el negocio y la tecnología en cada compañía. SAP apuesta por una inteligencia artificial específica para negocio, con dos grandes diferencias frente a otras: trabaja con los datos de las empresas y está desarrollada bajo los principios de la ética y la responsabilidad. Como empresa europea tenemos claro este punto. SAP ha lanzado piezas de IA en tres niveles. Uno, SAP BTP, la plataforma tecnológica donde están los motores fundacionales de cómo entrenar los modelos de lenguaje grandes, y ahí tenemos alianzas con Microsoft, Google, IBM, Amazon o Anthropic. Y los otros dos: copilotos en todas nuestras soluciones de negocio para facilitar y enriquecer cualquier proceso, y un súper copiloto de IA generativa en lenguaje natural, llamado Joule. Este orquestará al resto de copilotos y a la tecnología. Se integrará en toda nuestra cartera de soluciones empresariales en la nube para proporcionar información proactiva y contextualizada procedente de dicha cartera y de fuentes de terceros. Creo que Joule va a ser el que genere mayor impacto, porque orquestará en lenguaje natural al resto de los copilotos y a la IA que está por debajo para ayudarle en todo el proceso, que afectará a diferentes sistemas. SAP es muy robusto, pero a veces la interfaz, la manera de interactuar con el es muy procesual, y ahora, con este super copiloto, se va a simplificar mucho. El usuario de negocio no tendrá que expresarse en el lenguaje de las aplicaciones sino en lenguaje natural.

P. ¿Cuándo estarán sus propuestas IA en el mercado?

R. Durante el próximo año la mayoría de las soluciones de negocio van a estar con su copiloto lanzado al mercado. Joule ya está lanzado, y se ha estado probando con varios clientes en beta, pero se irá enriqueciendo a medida que estén todos los copilotos listos. El primero en llegar será el de SuccessFactors, que se ha anunciado en octubre.

P. ¿Las empresas realmente están interesadas en adoptar la IA o es el sector tecnológico el que está empujando?

R. Sí estamos viendo demanda, porque las empresas han visto que es una tecnología que les puede ayudar mucho a ser más eficientes y productivas. La IA va a permitir que las personas se dediquen a hacer tareas de mayor valor. En SAP estamos convencidos de que es una de las tecnologías que mayor impacto va a tener, pero de ahí a que va a coger el control de nuestras vidas...

P. ¿Cree que hace falta establecer límites a la IA? Porque ahora hay un gran debate en torno a su regulación.

R. Sí, creo que hay que poner los mecanismos de supervisión y control. No tengo criterio para decir si tienen que ser muy estrictos desde el principio o no, pero es necesario que empiece a haber unidades u organismos que supervisen y que puedan tomar acciones para evitar que se haga un mal uso de esta tecnología.

P. ¿Y en sostenibilidad, cuál es la propuesta de SAP?

R. Vamos a suministrar todas las soluciones de negocio necesarias para gestionarla, pero no con soluciones separadas que creen silos de información, sino como extensiones o incorporaciones a los ERP y otras soluciones de negocio que tengan las compañías. Nosotros vemos la sostenibilidad como la incorporación de toda esa información en los procesos ya actuales, porque eso permitirá a las empresas trabajar con esa información de la misma manera que hoy trabajan con toda la información financiera, de recursos humanos, logística, etc. SAP ha lanzado el Green Ledger, que viene a ser el libro de contabilidad de la sostenibilidad. El objetivo es tener una información única y trazable, pues Bruselas va a exigir a las empresas auditar su sostenibilidad como auditan su contabilidad. Una auditoría de sostenibilidad te permitirá o no tener acceso a préstamos verdes o certificar si eres cero emisiones netas o no.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Marimar Jiménez
Redactora senior en la sección de Empresas de CINCODIAS. Sigue la actualidad del sector de tecnologías de la información y del ecosistema emprendedor español. Antes de incorporse al diario en 2000 trabajó en Actualidad Económica y los suplementos Futuro y Negocio en EL PAIS. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Archivado En

_
_