_
_
_
_

Calviño vincula su elección a los éxitos económicos de España durante los últimos años

La vicepresidenta primera será la primera mujer en dirigir el Banco Europeo de Inversiones

Nadia Calviño, a su llegada a La Moncloa este miércoles.
Nadia Calviño, a su llegada a La Moncloa este miércoles.

La vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, ha celebrado este viernes su elección como nueva presidenta del Banco Europeo de Inversiones (BEI) al considerar que “confirma el aprecio respeto y liderazgo de España en el ámbito europeo e internacional” gracias al “duro e intenso trabajo de estos últimos años”.

“El apoyo de los ministros de finanzas a nuestra candidatura es una muy buena noticia”, ha destacado la vicepresidenta este viernes en Bruselas tras saber que los ministros de Economía y Finanzas de la UE, que componen el Consejo de Gobernadores del BEI, han acordado apoyar su candidatura.

“Te echaré mucho de menos”, ha apuntado el presidente del Gobierno en la red social X a los pocos minutos de la confirmación de la noticia. Pedro Sánchez, que ya había dado por hecho la designación desde hace días, ha calificado el paso adelante de Calviño de “magnítfica noticia para Europa y un orgullo para España”. Además, ha destacado el “reconocimiento a su extraordinaria trayectoria, rigor y liderazgo de la política económica de nuestro país. Una elección que refuerza la presencia e influencia de España en los organismos internacionales”.

Calviño, que será la primera mujer en presidir la institución, ha subrayado que se trata también de un papel pionero para España al frente de una institución que considera “fundamental para la economía europea”.

“Es el brazo de la UE para financiar políticas europeas que tendránn un papel aún más importante en el futuro para financiar la transición verde, la reconstrucción de Ucrania, o para reforzar el papel de Europa en el mundo”, ha apuntado.

A partir de ahora, estará en contacto con el ministro de Finanzas belga, Vincent van Peteghem, que ostenta la presidencia rotatoria del Consejo de Gobernadores, para preparar una discusión monográfica sobre sus prioridades al frente del BEI que tendrá lugar en el próximo Ecofin de febrero.

Tras lograr el apoyo de sus pares económicos, la nominación de Calviño deberá ser confirmada por parte del Consejo de Administración del organismo, que se reunirá el próximo viernes y tras el cual se podrá iniciar el procedimiento de votación formal.

Calviño, que sucederá a Werner Hoyer al frente del BEI durante los próximos seis años, a partir del próximo 1 de enero, se disputaba el puesto con la ex vicepresidenta de la Comisión Europea y responsable de Competencia, la liberal danesa Margrethe Vestager como principal rival, pero también con la polaca Teresa Czerwinska, el italiano Daniele Franco y el sueco Thomas Östros.

En un mensaje publicado en la red social X, Vestager ha informado de la retirada de su candidatura por parte del Gobierno danés, al que ha agradecido su apoyo, y ha confirmado que retomará sus funciones en la Comisión Europea.

Según una norma establecida en 1958 por el Consejo de Gobernadores, el presidente del BEI recibe el mismo salario mensual que el presidente de la Comisión Europea, por lo que Calviño percibirá, al igual que Ursula von der Leyen, en torno a 375.000 euros anuales, lo que supone un suelo de más de 30.000 euros al mes.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_