_
_
_
_
_
Economía

PSOE y Sumar proponen recuperar la CNE y reformar el mercado eléctrico

El pacto pretende un regulador para la transición y la inspección del mercado. La antigua CNE fue desmantelada por el Gobierno del PP hace diez años

luz
J.J. Guillén (EFE)

La energía es una parte esencial del acuerdo entre PSOE y Sumar hecho público ayer. Dentro de un buen número de medidas orientadas a la eficiencia energética y la transición hacia una economía baja en carbono, destaca un cambio administrativo de gran calado: resucitar la Comisión Nacional de la Energía (CNE). En 2013, con Gobierno del PP, el supervisor del mercado energético que quedó, junto con los supervisores de competencia, telecomunicaciones y del sector postal, subsumida en la Comisión Nacional para los Mercados y la Competencia (CNMC).

Según el documento, su impulso persigue “potenciar un organismo regulador especializado, con los recursos adecuados para abordar la modernización de la legislación y vigilancia del sector energético. Además, se reforzarán sus capacidades de inspección y seguimiento del cumplimiento de la normativa energética”, explica el documento. Ni PSOE ni Sumar han avanzado más detalles sobre esta nueva organización.

La antigua CNE fue el ente regulador de los sistemas energéticos entre 1995 y 2013. Durante los 18 años que estuvo vigente mantuvo los objetivos de velar por la competencia efectiva en los sistemas energéticos y por la objetividad y transparencia de su funcionamiento. Su primer presidente fue Miguel Ángel Fernández Ordóñez, entre 1995 y 1999.

En paralelo, ambos partidos han acordado revisar al alza los objetivos climáticos para 2030. Así, “España realizará la contribución que le corresponda para cumplir con el objetivo de un 55% de reducción de emisiones en 2030″. Pero, además, el acuerdo incluye elevar las previsiones de generación renovable. Si el PNIEC (Plan Nacional de Energía y Clima) remitido a Bruselas recoge un 42% de energía generada con fuentes renovables, y un 74% de generación eléctrica procedentes de éstas, el acuerdo de PSOE y Sumar eleva estos porcentajes al 48% y 81%, respectivamente. Asimismo, el acuerdo espera alcanzar los 19 GW de autoconsumo para ese 2030, si bien esta cifra estaba ya recogida en el PNIEC. Además, el pacto prevé reservar parte de las subastas renovables para instalaciones de pequeño tamaño o cooperativas.

PSOE y Sumar también dicen que continuarán profundizando en la reforma del mercado eléctrico mayorista para “resolver los elementos perjudiciales del actual mecanismo marginalista” y acabar con los denominados beneficios caídos del cielo, que obtienen las productoras de electricidad al cobrar la energía generada con tecnologías de menos coste (hidráulica, renovable y nuclear) al precio más alto que se marque en el mercado para cada hora. “Trasladaremos el beneficio de las energías renovables a los consumidores, abaratando la factura eléctrica para hogares y empresas al tiempo que se proporcionan las señales adecuadas para atraer inversiones”. indica el acuerdo.

Asimismo, en caso de gobernar los dos partidos apuestan por el despliegue “racional” del hidrógeno verde, en particular en procesos de difícil electrificación, como el transporte marítimo, usos industriales, transporte pesado terrestre o aviación.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_