_
_
_
_
_

Garamendi denuncia la “campaña de acoso y derribo” contra empresarios “con nombres y apellidos”

La CEOE elimina la limitación de mandatos y el presidente de la patronal se abre a retocar la reforma laboral con el PP

CEOE Antonio Garamendi
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, durante la Asamblea General de la patronal de 2023.Europa Press News (Europa Press via Getty Images)

La patronal entra en la campaña electoral a pocos días de la votación. El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, ha cargado contra “la campaña de acoso y derribo” que están sufriendo “últimamente” las empresas y empresarios “con nombres y apellidos” durante los últimos meses y semanas. “A veces nos recuerdan a países de algún otro continente o a gobiernos realmente no democráticos”, ha criticado.

Durante su intervención tras la reunión de la Asamblea General de la CEOE, Garamendi ha pedido al próximo Ejecutivo que salga de las elecciones del 23 de julio que defienda el valor de la empresa como principal “garantía para el crecimiento de la economía española”.

“Pedimos respeto a los miles de hombres y mujeres que en España arriesgan sus recursos y ponen en juego sus ahorros para convertirlos en más actividad, más empleo y más ingresos públicos con los que sostener el bienestar de todos”, ha incidido, según recoge Ep.

En cuanto a uno de los grandes asuntos de política empresarial, Garamendi se ha abierto a retocar aspectos no consesuados de la reforma laboral si el PP gobierna, ya que considera que el Gobierno de Pedro Sánchez ha aprobado normas “fuera” del diálogo social que han “trastocado”, en cierta medida, esa reforma que se había negociado con patronal y sindicatos.

“Defendemos el diálogo social. La reforma laboral viene como consecuencia de ese diálogo social, pero se han gestionado ya unas cuantas normas fuera del diálogo social, trastocando en cierta medida también esa reforma laboral que habíamos firmado”, ha apuntado el líder de la patronal en declaraciones a los medios de comunicación tras la Asamblea de CEOE.

En esa misma reunión, se ha dado el visto bueno este miércoles a suprimir la limitación de dos mandatos consecutivos para el cargo de presidente, que actualmente ostenta Antonio Garamendi tras haber sido elegido el pasado mes de noviembre para su segundo mandato.

La Asamblea aprobó mayoritariamente la eliminación del límite de mandato que se instauró en 2014 bajo la presidencia de Juan Rosell. Durante la Asamblea, la presidenta de la comisión de régimen interno y vicepresidenta de CEOE, Mirenchu del Valle, explicó que la modificación de los Estatutos pretende adaptar el proceso electoral para que, por un lado, cuando concurra un único candidato “válidamente proclamado” pueda ser elegido por aclamación sin necesidad de que haya votación, y por otro lado, eliminar la limitación de mandatos, tras haber sido solicitado en distintas ocasiones por algunas organizaciones integradas en CEOE.

Garamendi fue preguntado por los periodistas si pretende repetir al frente de la patronal en un tercer mandato y respondió que aún le quedan cuatro años y “no sé lo que pasará” después. “Lo importante es que la organización trabaje de una forma ordenada, con tranquilidad, con libertad, cuando sea el proceso electoral que haya libertad para que cualquiera se pueda presentar”, agregó. Reconoció que ha habido un “proceso largo” de debate interno en torno a esta cuestión, informa Servimedia.

Ya en su discurso, el presidente de la CEOE ha protagonizado una defensa de las empresas como “principales generadores de actividad, de empleo, de prosperidad, de rentas y de impuestos”. “Somos el motor, la razón por la que el país y su economía funcionan”, ha recalcado.

Así, ha reiterado que el mundo empresarial “no se va a parar” y siempre “va a estar al pie del cañón”, contribuyendo a que España progrese “con independencia, con lealtad institucional, con sentido de Estado y con libertad”.

Entre sus cien propuestas para la próxima legislatura, Garamendi ha insistido en la necesidad de contar con un marco regulatorio económico favorable, que permita la inversión y no entorpezca la actividad económica.

A esta demanda se une el requerimiento de impulsar una política presupuestaria sostenible y responsable, que sitúe el foco en la eficiencia del gasto público y no en la mayor presión fiscal. “Y también lo quiero decir alto y claro, cargar el peso de un presupuesto desequilibrado sobre las espaldas de las empresas, por la vía de más impuestos o más cotizaciones, solo nos va a llevar a menor crecimiento económico, menos empleo y mayores déficits fiscales”, ha advertido el presidente de los empresarios.

Garamendi ha reclamado una reducción de la presión fiscal a las empresas españolas, evitando la creación de nuevos tributos, reformando los impuestos de sociedades y el IRPF o impulsando un buen sistema de incentivos fiscales para la inversión en la creación de empleo.

Ha insistido, además, en la eliminación del impuesto de sucesiones y patrimonio, en simplificar los tributos de apoyo a la innovación y en la reducción de las cuotas a la Seguridad Social, “donde España está muy por encima de la media europea”.

Además, los empresarios también han demandado una mayor conexión de políticas educativas y formativas en una estrategia global de cualificación y formación que racionalice e integre todos los instrumentos relacionados con la gestión del talento.

Durante su discurso, Garamendi ha puesto en valor el acuerdo firmado con los sindicatos para el empleo de la negociación colectiva (AENC), que ha proporcionado una “paz social” fundamental en un entorno en que la inflación sigue siendo una de las principales amenazas.

Al respecto, en ese documento de 100 prioridades de cara a la próxima Legislatura, CEOE reivindica la negociación colectiva como garantía de la calidad en el empleo. Así, ha llamado a la lealtad entre todos los que forman el diálogo social y ha cargado contra una decena de cambios normativos introducidos “con nocturnidad y alevosía”, aprovechando la aprobación de diversas leyes sin previo avisos y sin acuerdo de agentes sociales.

Con todo, la Garamendi ha animado a los ciudadanos a que voten en as próximas elecciones del 23 de julio y ha asegurado que trabajará con el Gobierno que los españoles hayan decidido, “como lo ha hecho siempre y lo seguirá haciendo”. Ha aprovechado también para agradecer al Rey y a la Corona por dar “estabilidad al país y ofrecer una imagen de España impresionante”.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Más información

Archivado En

_
_