_
_
_
_

Vodafone confía en que la huelga de 24 horas de este martes no afecte al servicio

La empresa reduce el ERE por debajo de los 1.000 despidos y vuelve a aumentar las indemnizaciones

Ramón Muñoz
Tienda de Vodafone en la Puerta del Sol de Madrid.
Tienda de Vodafone en la Puerta del Sol de Madrid.Alberto Sibaja (SOPA Images/LightRocket via Getty Images)

La representación sindical de Vodafone España (UGT, STC y CC OO) mantiene la convocatoria de huelga de 24 horas para este martes, con unos servicios mínimos del 3,24 %, en protesta por el expediente de regulación de empleo (ERE) planteado por la empresa. Se trata de la primera jornada de paro total ya que las tres que se han llevado a cabo con anterioridad (2,3 y 4 de julio) fueron solo parciales. Pese a ello, la operadora de telecomunicaciones confía en que la huelga de este martes tenga una afectación mínima sobre el servicio, tanto en la conexión de telefonía e Internet como en el servicio de atención al cliente, como ya ocurrió en el caso de los paros parciales, según fuentes de la firma.

Dirección y sindicatos mantuvieron este lunes una nueva reunión para las negociaciones sobre el ERE en el que la empresa volvió a reducir el número de afectados en 100 personas, más el compromiso de que 60 de las 68 vacantes previstas se cubran internamente, por lo que la afectación actual sería de 938 despidos. La propuesta inicial de la empresa era de 1.198 despidos, el 36,65% de los 3.268 empleados, pero tras las dos reducciones planteadas en las negociaciones se reduce al 28,7%.

Además de rebajar el número de efectivos, Vodafone España, controlada por el fondo británico Zegona, ofreció este lunes aumentar las indemnizaciones hasta los 30 días por año trabajado con el límite de 20 mensualidades, frente a los 28 días y 18 mensualidades de su anterior propuesta. La dirección también se ha mostrado abierta a incluir por primera vez prejubilaciones aunque sin cifrarlas.

Con todo, la representación sindical considera que el número de afectados se mantiene muy elevado, por lo que ve muy difícil llegar a un acuerdo si no se suaviza el ERE. La última oferta sindical pasa por que se reduzcan aún más el número de trabajadores afectados, y aumentar las indemnizaciones a 60 días por año hasta 50 mensualidades. También piden garantía de empleo hasta diciembre de 2026. El calendario de negociaciones vence el próximo 17 de julio.

Hasta la finalización del ERE habrá otra huelga de jornada completa el 11 de julio, y paros parciales el 10, 16 y 17 de julio. Los sindicatos también han convocado este martes una concentración ante la sede del Ministerio de Transformación Digital y de la Función Pública en Madrid, a la que ya ha confirmado su asistencia el secretario general de ese sindicato, Pepe Álvarez.

Declaraciones de Cuerpo

En relación al conflicto, el ministro de Economía Carlos Cuerpo, ha matizado la propuesta que sugirió la pasada semana la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, de prohibir por ley que las empresas con beneficios acogerse a un ERE a propósito del anunciado por Vodafone. Cuerpo ha subrayado que el marco actual es lo “suficientemente flexible” como para permitir a las empresas afrontar ajustes manteniendo las relaciones laborales. “Nos hemos dotado de un instrumento estructural, que es el mecanismo RED, que permite que aquellas empresas que vayan a necesitar, ya sea por su transición, o reestructuración, como es el sector del automóvil, ese tipo de ajustes, se puedan acoger a estos instrumentos. Este es el marco en el cual tenemos que todos dotarnos de esos elementos de flexibilidad que permitan que las empresas se acomoden cuando hay un shock, apoyando ese elemento de mantenimiento de las relaciones laborales”, ha indicado.

Sobre la autorización del Gobierno de la compra de Vodafone por Zegona por 5.000 millones, Cuerpo ha indicado que en el marco de las actuaciones en materia de inversión extranjera directa, se pueden incluir condiciones a esa operación, de tal forma que la aprobación de la operación esté vinculada a, por ejemplo, el mantenimiento de las inversiones o el mantenimiento de las redes por parte de la nueva empresa. Pero a continuación ha precisado que hay que ser conscientes de la situación financiera que atravesaba Vodafone España y qué hubiera pasado si no se hubiera producido un saneamiento de la empresa como el propiciado por la entrada de Zegona.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Ramón Muñoz
Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_