_
_
_
_

El Banco Sabadell convoca a sus principales inversores para explicar su hoja de ruta sin el BBVA

La entidad que pilotan Josep Oliu y César González Bueno se reunirá a partir de este mismo miércoles en Londres con los principales fondos de inversión internacionales

Álvaro Bayón
Una sede del Banco Sabadell.
Una sede del Banco Sabadell.Toni Albir (EFE)

Banco Sabadell sale al mercado para describir su futuro sin BBVA. La entidad catalana ha convocado esta semana a sus principales accionistas en Londres para convencer a sus inversores de la buena marcha del banco y justificar su negativa a la oferta de fusión de la entidad que preside Carlos Torres, que le ofrecía una acción de BBVA por cada 4,83 títulos del Sabadell y tres puestos en el consejo de administración. Entre otros muchos aspectos, en estas reuniones deberá exponer por qué piensan que el banco vale más en solitario que los aproximados 11.500 millones que recogía la propuesta de integración.

El Banco Sabadell lleva cerca de dos semanas en medio del aplauso de los inversores. El 25 de abril presentó sus últimos resultados trimestrales, en los que desveló que entre enero y marzo había ganado 308 millones, un 50% más. Seguía así la buena marcha del año anterior, que fue su mejor ejercicio histórico. Desde entonces, el banco acumulaba una racha alcista en Bolsa de siete sesiones, que se cortó este martes, y en las que llegó a acumular un alza del 23% (este martes apenas se dejó un 0,45%). Entretanto, el BBVA envió al consejo del Sabadell una carta para proponer la fusión que apuntaló las alzas en Bolsa.

La entidad que preside Josep Oliu había programado para esta semana un encuentro con sus principales inversores para dar cuenta de estos resultados. Es habitual, y así lo hizo el año pasado, que el banco realice un roadshow en las semanas posteriores a sus presentaciones de resultados. Si bien la cita estaba convocada con anterioridad a la oferta de BBVA, en esta ocasión la actualidad dará un giro a la cita y a las preguntas de los inversores. La cúpula del Sabadell deberá justificar a sus inversores por qué ha decidido rechazar la puja del banco de Carlos Torres y en qué sustenta su idea de que seguir en solitario entraña un valor mayor que optar por esa fusión con BBVA. Todo ello, mientras el mercado especula sobre la posibilidad de una mejora de la propuesta del grupo de origen vasco durante los próximos días.

La carta de BBVA de la semana pasada ya obligó a Sabadell a suspender en un principio esta cumbre con los inversores. Sin embargo, una vez el consejo del banco catalán decidió el lunes rechazar de plano la oferta, ha optado por seguir con sus planes para reunirse esta misma semana con el mercado. Este roadshow tendrá lugar en Londres y se desarrollará a partir de hoy en varias jornadas. En él intervendrán los principales directivos del banco, como el propio presidente, Josep Oliu; el consejero delegado, César González Bueno, o el director financiero, Leopoldo Alvear, entre otros.

La cita, a la que acudirán grandes fondos y analistas, tiene una importancia capital para el banco. Sin un núcleo de accionistas de referencia de la burguesía catalana desde hace años, el 53% del capital del banco está en manos de inversores institucionales, por un 47% de minoristas. Esto supone que, si bien ningún accionista controla más del 4% del capital, las principales posiciones están en manos de los mayores fondos del planeta, como BlackRock, Vanguard o Norges, además del inversor mexicano David Martínez, entre otros.

En puridad, son este tipo de inversores los que deberán decidir en última instancia si la fusión sale o no adelante, dado que deberán votar en una junta de accionistas. También levantarán o bajarán el dedo de manera tácita, comprando o vendiendo acciones del banco y prolongando o no su rally en Bolsa. Una prueba de ello es que los 30 mayores inversores del banco controlan un 25% del capital y, habida cuenta de la menor implicación de los minoristas en el día a día de las compañías, el peso de estos inversores delineará el futuro del grupo, al controlar más de la mitad de las acciones en manos de los fondos.

Más allá de la cuestión concreta con BBVA, Sabadell afronta esta cita con el telón de fondo de explicar a los inversores cuál es su hoja de ruta. Desde hace cuatro años, cuando BBVA intentó por última vez una fusión, la entidad ha experimentado un alza en Bolsa que ha cuadriplicado su valor, al calor del alza de tipos y del plan para dar la vuelta al banco que ha puesto en marcha el consejero delegado. Este plan estratégico, presentado en 2021, ya se cumplió el año pasado y ahora la compañía debe presentar una nueva línea estratégica. Sin la bala de una fusión con BBVA en la recámara y sin una historia nueva que contar a los accionistas, el banco catalán podría sufrir en Bolsa.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Álvaro Bayón
Redactor de la sección de empresas especializado en operaciones corporativas, banca de inversión y capital riesgo. Graduado en Estudios Hispánicos por la Universidad Autónoma de Madrid y Máster en Periodismo UAM-El País, ha desarrollado toda su carrera en Cinco Días, donde trabaja desde 2016.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Archivado En

_
_