_
_
_
_

Las compras de SEPI elevan las plusvalías latentes de STC en Telefónica a 289 millones

El valor de la participación del grupo saudí ronda los 2.389 millones tras subir la acción casi un 20% en lo que va de año

Santiago Millán
José María Álvarez-Pallete, en la Bolsa de Madrid.
José María Álvarez-Pallete, en la Bolsa de Madrid.Foto cedida por la empresa

La subida de la acción de Telefónica en los últimos días, al calor del acelerón de las compras realizadas por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) durante el primer trimestre del año, han llevado a los títulos de la operadora a alcanzar la cota de los 4,27 euros en la sesión del pasado viernes, su mayor precio desde el verano de 2022. Finalmente, las matildes cerraron la semana en 4,26 euros, con un avance anual próximo al 20%. El avance ha beneficiado a todos los accionistas, si bien hay uno que destaca por encima de otros: Saudi Telecom Company (STC).

Con este avance, la teleco de Oriente Medio, controlada por el Fondo Soberano de Arabia Saudí (PIF), que posee el 64% de su capital, acumula unas plusvalías latentes por su inversión en la firma que preside José María Álvarez-Pallete cercanas a 289 millones de euros.

STC anunció su entrada en Telefónica el 5 de septiembre de 2023, con la compra de un 9,9% del capital; un 4,9% de manera directa en acciones y un 5%, a través de derivados. Con esta apuesta, STC pasaba a convertirse en el primer accionista, por delante de BBVA y CaixaBank, miembros del histórico núcleo duro de la teleco. La inversión, una de las mayores de la historia del grupo árabe, rondaba los 2.100 millones de euros.

En aquel momento, la acción de Telefónica rondaba los 3,75 euros, mientras que, en la sesión del pasado viernes, llegó a cotizar en 4,27 euros, lo que supone una revalorización próxima al 13,8%. De esta manera, el valor actual de su participación se mueve en el entorno de los 2.389 millones.

A esta cifra habría que sumar los cerca de 42 millones obtenidos en diciembre pasado por el dividendo de Telefónica correspondiente al 4,9% del capital que STC posee directamente. Un importe que volverá a recaudar en el mes de junio con el cobro de un nuevo dividendo de la teleco, de 0,15 euros por acción en efectivo.

El cambio en el accionariado de Telefónica, con la entrada de la SEPI, se ha reproducido a gran velocidad en el último medio año. El 19 de diciembre, en respuesta a los movimientos de STC, el Consejo de Ministros acordó ordenar a la SEPI la adquisición de hasta un 10% del capital de la operadora. El 25 de marzo, la entidad estatal comunicó que había adquirido un 3,044% del capital; el 15 de abril había llegado al 5,034% y el 26 de ese mismo mes, comunicaba un 6,169%. De mantener el ritmo, cumplirá el mandato en las próximas semanas, convirtiéndose en el primer accionista con mucha diferencia respecto al segundo.

Dentro de los movimientos desde el verano pasado, también CriteriaCaixa ha contribuido al rebote reciente de Telefónica en Bolsa. El brazo inversor de Caixabank comunicó el pasado 8 de abril que había elevado su participación en la operadora desde el 2,69% al 5,007% del capital.

Mientras tanto, y no en pocas ocasiones a lo largo de los últimos meses, STC ha presumido de su entrada en Telefónica, a la que ha calificado como una de las compañías de telecomunicaciones más grandes del mundo, con una presencia significativa en España, Alemania, Reino Unido y Brasil. En el momento de su entrada, el grupo saudí afirmó que la inversión reflejaba su confianza en el equipo directivo de Telefónica, su estrategia y capacidad de crear valor. No obstante, para superar el 5% del capital, STC debe recibir el visto bueno del Gobierno español, dado el carácter estratégico de Telefónica en ámbitos como la defensa y la seguridad nacional. Todavía espera ese plácet.

A finales de febrero, las cúpulas directivas de Telefónica y STC se reunieron en la sede de la operadora española en Madrid para acercar posturas. Entre otros temas encima de la mesa, analizaron la posible entrada de un representante de la compañía saudí en el consejo de administración del grupo español, que deberá afrontar en cualquier caso una nueva renovación, para dar entrada a un representante de la SEPI.

La entrada en Telefónica está contribuyendo a marcar la trayectoria de STC en distintos ámbitos. La operadora saudí ha visto cómo su marca se revalorizaba un 12% en el último año, hasta alcanzar los 13.900 millones de dólares (unos 12.980 millones de euros), según el informe publicado por la firma especializada Brand Finance. De esta manera, STC ha pasado a ser la segunda marca más valorada de Arabia Saudí, por detrás de la petrolera Aramco, y la primera operadora del conjunto de Oriente Medio. Según ha explicado esta firma, “la inversión en Telefónica marca otro hito clave en el viaje de crecimiento de STC”.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Santiago Millán
Es periodista de la sección de Empresas, especializado en Telecomunicaciones y Tecnología. Ha trabajado, a lo largo de su carrera, en medios de comunicación como El Economista, El Boletín y Cinco Días.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_