_
_
_
_

Banco Santander logra su mejor inicio de año: gana 2.852 millones hasta marzo, un 11% más

El beneficio en España del grupo escala un 65% hasta los 772 millones gracias al avance de los ingresos

Hugo Gutiérrez
Logo de Banco Santander en uno de los accesos a la sede operativa en Madrid, en Boadilla del Monte.
Logo de Banco Santander en uno de los accesos a la sede operativa en Madrid, en Boadilla del Monte.REUTERS

Banco Santander suma y sigue con la cosecha de ganancias récord. El grupo que preside Ana Botín obtuvo un beneficio de 2.852 millones de euros entre enero y marzo, un 10,9% más que en el mismo periodo del ejercicio pasado. Se trata del resultado más abultado de la entidad en un inicio de año, según ha comunicado este martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), gracias al tirón de los ingresos a doble dígito, con una mejora en todas las áreas de negocio. Destaca igualmente la evolución de España, que aportó 772 millones al beneficio, un 65,5% más. El mercado ha respondido a estos números con una bajada del 3,74% en Bolsa.

El sector financiero español ha logrado alargar el buen momento vivido en un 2023 histórico. Entonces, los bancos nacionales se vieron impulsados por el viraje de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) y las continuas alzas de tipos fijadas desde mediados de 2022. En el caso del Santander, esto se tradujo en un repunte de los ingresos en Europa, que compensó el retroceso experimentado tanto en Brasil como en Estados Unidos el año pasado. Y el arranque de este ejercicio mantiene la tendencia al alza: el margen de intereses escaló hasta los 11.983 millones, un 17,7% más, mientras las comisiones contribuyeron en 3.240 millones, un 6,5% más. “Hemos tenido un muy buen comienzo de año, con crecimiento del 10% de los ingresos, manteniendo los costes estables frente a trimestres previos”, ha destacado Botín en un comunicado.

Así, el grupo mantiene el pie en el acelerador, con una reducción mínima del ritmo de crecimiento de beneficios respecto al año pasado. Es decir, consolida un resultado histórico e incluso encara una mejora a pesar de aumentar el abono del impuesto extraordinario a la banca, por el que ha pagado este trimestre los 335 millones que le corresponden en el ejercicio. “Si la tasa se prolonga en 2025, seremos el único país con un impuesto extraordinario de este tipo. Lo más importante es el crecimiento económico del país y que haya beneficios. Creo que ya pagamos muchos impuestos”, ha criticado Héctor Grisi, consejero delegado del Santander, durante la rueda de prensa de presentación de resultados.

Cabe recordar que en 2023 ganó 11.076 millones de euros, un 15% más que el año anterior, superando por primera vez en su historia la barrera de los 10.000 millones. Pese al impacto en las cuentas del gravamen a la banca en España, los márgenes del negocio recurrente subieron a doble dígito entre enero y marzo: el margen bruto aumentó un 10,4% hasta los 15.380 millones de euros. Eso sí, la mayor parte de los préstamos variables, principalmente las hipotecas, ya han actualizado su cuota al nuevo entorno de tipos de interés, por lo que el repunte por eta vía se agota. Más si cabe cuando se produzcan las bajadas previstas.

Sobre los gastos de explotación, el Santander se anotó un repunte del 6,5%, hasta los 6.547 millones, por la fuerte presión de la inflación en los mercados en los que opera. Un encarecimiento importante, aunque por debajo de la mejora de los ingresos. Un diferencial que se refleja en la ratio de eficiencia se redujo hasta el 42,6% (mejor cuanto más baja), en línea con el objetivo marcado por el banco de mantenerla por debajo del 43%. De hecho, los expertos consideran que un banco empieza a ser eficiente cuando este indicador está por debajo del 50%. “Estamos progresando en la simplificación y en la automatización de productos y eso mejora nuestra eficiencia”, ha asegurado Grisi.

Una de las dudas que se habían planteado el año pasado por parte de los supervisores giraba en torno a la idea de la sostenibilidad de los resultados cosechados en 2023. Es decir, si las entidades serían capaces de mantener ese nivel de generación de ingresos o beneficios una vez que se agote el empuje derivado de las abruptas alzas de tipos. Por el momento, la banca española está demostrando que sí y todos, casi sin excepción, prevén un 2024 histórico. “La sostenibilidad de estos resultados también se sustenta en el éxito de nuestra transformación digital, que nos permite ofrecer una experiencia de cliente de mayor calidad y mejorar la eficiencia”, ha destacado Botín en el comunicado.

El motor de Europa

Por mercados geográficos, España volvió a ser el país que aportó un mayor beneficio al grupo y se consolida como el principal territorio para el banco con 772 millones, un 65,5% más que en los tres primeros meses del año pasado y supone un tercio del total de las ganancias (sin tener en cuenta el efecto negativo del centro corporativo). Supera así a Brasil, donde cosechó 561 millones, un 20% más. En el tercer escalón queda México, que generó 411 millones de euros, casi un 15% más.

Así, Europa es el motor del grupo, ya que en el Viejo Continente ganó seis de cada diez euros cosechados entre enero y marzo de 2024. En total, el Santander ganó en territorio comunitario 1.541 millones, casi un 30% más, gracias al tirón de España y Portugal que compensó el retroceso del Reino Unido (-23%). Le sigue Sudamérica, donde obtuvo 796 millones de beneficios, prácticamente plano respecto al primer trimestre del año anterior. Aquí Brasil fue la que compensó las caídas de Chile y Argentina. Mientras que Norteamérica generó 644 millones, casi un 3% más, con México al alza pero EE UU en retroceso (-7%). Por último, Digital Consumer Bank se anotó unas ganancias de 229 millones, un 6% menos.

Más rentabilidad

Sobre el rendimiento, la rentabilidad sobre recursos propios (ROE) de la entidad avanzó hasta el 11,9%, mientras que el retorno sobre el capital tangible (ROTE) se situó en el 14,9% (si se anualiza el pago del gravamen extraordinario, este retorno escalaría al 16,2%). Y en solvencia, la ratio CET1 fully loaded, el capital de máxima calidad, aumentó hasta el 12,3%, en línea con los objetivos fijados por el grupo.

Por su parte, la morosidad se situó en el 3,1%. Una métrica que se mantiene en niveles históricamente bajos, aunque el Gobierno ha ampliado la red de seguridad para los hipotecados en apuros de forma preventiva, por si la situación económica empeora. Pese a ello, las dotaciones por insolvencias aumentaron un 7% respecto a marzo de 2023 por la “esperada normalización en el negocio de consumo”, dice el grupo.

Por otro lado, los recursos de clientes crecieron un 5%. Los depósitos aumentaron un 3%, donde además se ha producido un fuerte repunte en los depósitos a plazo del 24% dado “el actual contexto de tipos de interés más elevados y el aumento de cinco millones de clientes”, resalta el grupo. Los préstamos se mantuvieron estables en 1,02 billones de euros, aunque con diferencias por área: en banca comercial se anotó una caída del 2% y en banca de inversión del 1% por los menores volúmenes anotados en España y Brasil. Sin embargo, el grupo compenso estos retrocesos con el avance del 4% en consumo, gracias en gran parte al negocio automovilístico en Europa y Brasil, la subida del 4% en gestión patrimonial y del 7% en el negocio de pagos.

En la última junta de accionistas del Santander se aprobó un dividendo en efectivo (con cargo a los resultados de 2023) de 9,5 céntimos de euro por acción que se pagará este jueves. “El dividendo total con cargo a 2023 es de 17,60 céntimos de euros por acción, un incremento de aproximadamente el 50% con respecto al año anterior”, explica el grupo en su nota. Este pago en efectivo se complementa con dos programas de recompra de acciones por unos 2.800 millones, el último de ellos todavía en marcha que finalizará en junio. “Si el grupo alcanza todos sus objetivos de 2024, de acuerdo con la actual política de remuneración al accionista, el dividendo en efectivo y las recompras con cargo a los resultados de 2024 superarían los 6.000 millones de euros”, insiste el banco. Es decir, mantiene su previsión de rebasar en este ejercicio los 12.000 millones de euros de beneficio y fijar un nuevo techo histórico.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Hugo Gutiérrez
Es periodista de la sección de Economía, especializado en banca. Antes escribió sobre turismo, distribución y gran consumo. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS tras pasar por el diario gaditano Europa Sur. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, Máster de periodismo de EL PAÍS y Especialista en información económica de la UIMP.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_