_
_
_
_

AMD decepciona con sus previsiones pese al tirón del negocio de centros de datos

Las acciones de la compañía caen hasta un 9% tras la publicación de sus cuentas del primer trimestre

Lisa Su
Lisa Su, CEO de Advanced Micro Devices, enseña un acelerador para inteligencia artificial en San José, en diciembre de 2023.
Miguel Jiménez

El fabricante de microprocesadores AMD (Advanced Micro Devices) no termina de subirse a la ola de la inteligencia artificial. Los ingresos de la compañía crecieron solo un 2% en el primer trimestre, hasta los 5.473 millones de dólares, a pesar del aumento del 80% en el segmento de centros de datos. La compañía logró un beneficio neto de 123 millones de dólares, frente a las pérdidas de 189 millones en el mismo periodo del año anterior, pero sus previsiones para el segundo trimestre han decepcionado a los analistas e inversores. Las acciones de la compañía caían con fuerza en las operaciones posteriores al horario habitual de la sesión.

Para el segundo trimestre de este año, AMD espera unos ingresos de aproximadamente 5.700 millones de dólares, más o menos 300 millones de dólares. En el punto medio del rango de ingresos, esto representa un crecimiento interanual de aproximadamente el 6% y un crecimiento secuencial de aproximadamente el 4% con respecto al primer trimestre.

La empresa prevé que su gama MI300, una familia de aceleradores de inteligencia artificial, genere este año unos ingresos de 4.000 millones de dólares. Aunque la previsión anterior era de 3.500 millones de dólares, algunos inversores esperaban hasta 8.000 millones, en línea con los fuertes crecimientos de Nvidia, el gran triunfador de la demanda de microprocesadores asociados a la inteligencia artificial. Las previsiones de la empresa la acercan más a Intel, que fue castigada la semana pasada tras unas previsiones muy por debajo de las que esperaba el mercado.

AMD sigue logrando la mayor parte de sus ingresos de las ventas de microprocesadores para ordenadores personales y servidores, pero los clientes han desviado el gasto a chips de alto rendimiento como los de Nvidia. Aunque Intel (que tuvo unos ingresos de 12.724 millones de dólares en el primer trimestre) sigue siendo mayor que AMD en ventas totales, solo espera facturar unos 500 millones de dólares en ingresos de aceleradores de inteligencia artificial este año.

Nvidia sigue estando muy por delante de ambos competidores, pues espera lograr unos ingresos de 95.900 millones de dólares este ejercicio en su negocio de centros de datos. Ese dominio ha permitido a la empresa unirse al exclusivo club de las compañías que valen más de dos billones de dólares.

“Hemos obtenido unos sólidos resultados en el primer trimestre, con un crecimiento interanual de nuestros segmentos de Centro de Datos y Cliente superior al 80%, impulsados por la aceleración de los envíos de aceleradores MI300 AI y la adopción de nuestros procesadores Ryzen y EPYC”, ha afirmado la presidenta y consejera delegada de AMD, Lisa Su, a través de un comunicado. “Este es un momento increíblemente emocionante para el sector, ya que el despliegue generalizado de la IA está impulsando la demanda de una cantidad significativamente mayor de computación en una amplia gama de mercados. Estamos ejecutando muy bien a medida que ramificamos nuestro negocio de centros de datos y habilitamos las capacidades de IA en toda nuestra cartera de productos”, ha añadido.

Los inversores no son tan optimistas. La cotización de la empresa ha llegado a caer más de un 9% tras la publicación de resultados y previsiones. Sin contar ese descenso, los títulos se han revalorizado un 14% en lo que va de año y un 76% en los últimos 12 meses, hasta dar a la empresa una valoración en Bolsa de 256.000 millones de dólares. Para justificar esa valoración, los inversores exigen un crecimiento más agresivo.

El negocio de la compañía está experimentando un gran cambio en el que algunas de sus unidades de negocio crecen con fuerza, mientras que los ingresos de otras se desploman. Los ingresos récord del segmento de centros de datos, 2.300 millones de dólares, aumentaron un 80% interanual. Los del segmento cliente ascendieron a 1.400 millones de dólares, un 85% más que en el mismo periodo del año anterior. En cambio, la facturación del segmento de juegos cae un 48%, hasta 922 millones de dólares, y la del segmento de sistemas embebidos se hunden un 46%, hasta 846 millones.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Miguel Jiménez
Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_