_
_
_
_

Los inversores castigan a Intel por unas previsiones que decepcionan al mercado

La firma de microprocesadores para ordenadores personales sufrió pérdidas de 381 millones en el primer trimestre

FILE PHOTO: A sign is seen outside the Intel corporate campus in Hillsboro, Oregon, U.S., April 25, 2018. Picture taken April 25, 2018. REUTERS/Caroline Humer/File Photo
FILE PHOTO: A sign is seen outside the Intel corporate campus in Hillsboro, Oregon, U.S., April 25, 2018. Picture taken April 25, 2018. REUTERS/Caroline Humer/File PhotoCaroline Humer (REUTERS)
Miguel Jiménez

Las acciones de Intel, el mayor productor de procesadores para ordenadores personales, se han desplomado este jueves fuera del horario habitual de negociación tras decepcionar al mercado con sus resultados y previsiones. Las acciones de la empresa caen en torno a un 9% tras publicar que las ventas del segundo trimestre estarán entre 12.500 y 13.500 millones de dólares. La estimación media de los analistas era de 13.600 millones de dólares, según datos recopilados por Bloomberg. El beneficio será de 10 céntimos por acción, menos ciertos elementos, frente a una proyección de 24 céntimos.

En el primer trimestre del ejercicio, Intel ha tenido unos ingresos de 12.724 millones de dólares, un 8,6% más que en el mismo periodo de 2023. El grupo ha declarado pérdidas de 381 millones de dólares, frente a los 2.758 millones del primer trimestre del año pasado. La empresa está inmersa en una reorganización de sus negocios, ha incurrido en gastos extraordinarios y ha visto deteriorarse sus márgenes. Los gastos de reestructuración fueron de 348 millones de dólares en el trimestre, pero incluso sin esa partida, el resultado operativo sigue arrojando pérdidas considerables.

Los ingresos del primer trimestre estuvieron en línea con las expectativas de la empresa y el beneficio por acción ajustado se situó por encima de sus previsiones, impulsado por unos márgenes brutos mejores de lo esperado y una fuerte disciplina de gasto, según explicó su director financiero, David Zinsner. El mercado no ha comprado ese mensaje.

Las perspectivas indican que el impulso del consejero delegado Pat Gelsinger para revitalizar Intel va a requerir más tiempo y dinero. La empresa, que en su día fue el fabricante de chips más importante del mundo, se está quedando rezagada frente a rivales como Nvidia y Taiwan Semiconductor Manufacturing Co. (TSMC). El valor ya había caído un 30% este año hasta el cierre, lo que le convierte en uno de los peores del sector.

“Estamos progresando de forma constante en nuestras prioridades y hemos tenido un trimestre sólido”, ha dicho pese a todo Pat Gelsinger, consejero delegado, a través de un comunicado. “La fuerte innovación en nuestras carteras de clientes, periféricos y centros de datos impulsó el crecimiento de dos dígitos de los ingresos en Intel Products. Con Intel 3 en producción de alto volumen, los semiconductores de vanguardia se fabrican en Estados Unidos por primera vez en casi una década y estamos en vías de recuperar el liderazgo en procesos el próximo año a medida que crezca Intel Foundry. Confiamos en nuestros planes para impulsar el crecimiento secuencial a lo largo del año a medida que aceleramos nuestras soluciones de IA y mantenemos nuestro implacable enfoque en la ejecución, la disciplina operativa y la creación de valor para los accionistas en un mercado dinámico”, ha añadido.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Miguel Jiménez
Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Archivado En

_
_