_
_
_
_

Cellnex espera ya ofertas por su filial en Austria y pagará dividendos o recomprará acciones si se vende

La empresa eleva ingresos un 7% y registra un aumento de los puntos de presencia en sus emplazamientos del 10%. La deuda neta se sitúa en 17.361 millones

Santiago Millán Alonso
Marco Patuano, CEO de Cellnex, en el Capital Markets Day de la compañía.
Marco Patuano, CEO de Cellnex, en el Capital Markets Day de la compañía.Foto cedida por la compañía

Cellnex acelera en la ejecución de desinversiones, con la puerta abierta a remunerar al accionista a mayor escala, una vez obtenido el grado de inversión con Standard & Poor’s, en marzo pasado, antes de lo previsto. La empresa que dirige Marco Patuano ha señalado este jueves que sigue evaluando la posibilidad de monetizar otros activos para cristalizar valor. En este sentido, Cellnex estudia la posible venta del negocio en Austria. “Se esperan ofertas no vinculantes en mayo, y en caso de que se lleve a cabo la operación, podría considerarse una distribución o recompra de acciones anticipada, sujeta al apalancamiento y la calificación crediticia”, señala la compañía.

El gigante español de las infraestructuras de telecomunicaciones ha recordado que tiene en marcha un análisis de su presencia actual y el recorrido potencial en los países en los que opera a fin de focalizar selectivamente los recursos y esfuerzos en las oportunidades de crecimiento que puedan ofrecer estos mercados para la compañía.

Fruto de este análisis Cellnex anunció el pasado 5 de marzo, coincidiendo con la celebración de su Capital Markets Day, la venta de su negocio en Irlanda a Phoenix Tower International por 971 millones de euros. En este escenario, Cellnex también adelantó que, a partir de 2026, los accionistas recibirían un dividendo mínimo de 500 millones de euros al año con un incremento anual mínimo del 7,5% en los ejercicios siguientes.

El grupo lanzó una previsión por la que alcanzará los 10.000 millones de caja disponible hasta 2030, que irá acompañada de una nueva asignación general de capital, que mantendrá un equilibrio entre la distribución de resultados vía dividendos (mínimo de 3.000 millones de euros en dividendos entre 2026 y 2030), o compras selectivas de acciones propias, junto con inversiones en oportunidades de crecimiento industrial (hasta 7.000 millones).

De esta manera, una vez obtenido el citado grado de inversión con S&P, el grupo confirmó su compromiso para compensar a los accionistas, encabezados por la familia Benetton, el fondo TCI del conocido inversor Chris Hohn, el fondo soberano de Singapur GIC, BlackRock, Canada Pension Plan Investment Fund y Criteria Caixa. Hasta ahora, Cellnex abonaba un dividendo prácticamente testimonial, puesto que, en sus primeros años de operaciones, se concentró en su estrategia de crecimiento.

Cellnex cuenta actualmente con acceso a liquidez inmediata (tesorería y líneas de crédito no dispuestas) por un importe aproximado de 3.700 millones de euros. Su deuda neta es de 17.361 millones de euros, ligeramente por encima de los 17.287 millones registrados a final de 2023. El 75% de la deuda está referenciada a tipo fijo.

Con respecto a las cuentas del primer trimestre, Cellnex registró unos ingresos de 946 millones de euros, un 7% más, con un ebitda ajustado de 778 millones, con un avance también del 7%. El ebitda después de arrendamientos (ebitdaal) se situó en 535 millones de euros, un 9% más, “reflejando la disciplina en la gestión de los gastos operativos y los arrendamientos”. A su vez, el flujo de caja libre fue de 103 millones frente a 139 millones negativos en el mismo período del año anterior, debido al cobro del segundo tramo (152 millones) de la venta de emplazamientos en Francia, de acuerdo con las condiciones establecidas por la Autoridad Francesa de la Competencia (FCA) tras la compra de Hivory en 2021.

El resultado neto contable del grupo sigue siendo negativo, en este caso de 39 millones de euros, pero representa una mejora de 52 millones con respecto al primer trimestre de 2023 (números rojos de 91 millones), lo que refleja el crecimiento del ebitda del grupo.

En la información remitida a la CNMV, la compañía ha destacado el crecimiento orgánico del 10,7% de los puntos de presencia (PoPs) en sus emplazamientos del grupo. De este avance, un 7,5% proviene de nuevas colocaciones en emplazamientos existentes, con un total de 3.390, destacando en este ámbito Italia y Portugal; y un 3,2% procedente del despliegue de 1.454 nuevos PoPs en el período, gracias al avance de los programas de BTS (Built to Suit) en Francia, Italia y Polonia.

Al cierre de marzo, Cellnex contaba con un total de 112.247 emplazamientos operativos: 23.861 en Francia, 22.559 en Italia, 16.227 en Polonia, 13.341 en Reino Unido, 8.770 en España, los cinco principales mercados del grupo; y un total de 27.489 emplazamientos en el resto de países en los que opera (6.571 en Portugal, 5.498 en Suiza, 4.639 en Austria, 3.979 en los Países Bajos, 3.158 en Suecia, 1.652 en Dinamarca y 1.992 en Irlanda). Además, Cellnex cuenta con 1.892 emplazamientos de radiodifusión y otros, y un total de 10.252 nodos DAS y Small Cells.

Las acciones de Cellnex han subido este jueves un 0,32%, hasta 31,16 euros, tras una jornada marcada en sus inicios por los descensos. Desde principios de año, no obstante, los títulos se dejan en torno a un 12%.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Santiago Millán Alonso
Es periodista de la sección de Empresas, especializado en Telecomunicaciones y Tecnología. Ha trabajado, a lo largo de su carrera, en medios de comunicación como El Economista, El Boletín y Cinco Días.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_