_
_
_
_
_

30.000 maletas perdidas en el aeropuerto de Dubái y las disculpas de Emirates: “Reconocemos la frustración”

Las tormentas que azotaron la región obligaron a la compañía a suspender gran parte de su operativa

Emirates
Colas en la oficina de Emirates en el aeropuerto de Dubai tras las tormentas que provocaron caos en los vuelos.Rula Rouhana (REUTERS)

Las tormentas que azotaron Dubái (Emiratos Árabes Unidos) la semana pasada provocaron una congestión “sin precedentes” en la ciudad y obligaron a Emirates, compañía de bandera del país, a suspender una gran parte de su operativa, lo que ha generado que la compañía acumulara unas 30.000 maletas en el aeropuerto que están siendo gestionadas para que lleguen a sus dueños.

El presidente de la compañía, Tim Clark, ha emitido una carta a los clientes donde muestra sus “más sinceras disculpas” a todos aquellos que han tenido que interrumpir sus viajes.

El martes, primer día de estas lluvias, la compañía desvió docenas de vuelos a otros destinos. Entre el miércoles y el viernes, la aerolínea suspendió casi 400 vuelos y retrasar otros tantos ante la escasez de personal y suministros.

Ante esto, Emirates suspendió la facturación de los pasajeros que salían hacia Dubái y embargar la venta de billetes, programando vuelos adicionales a aquellos destinos en los que había más clientes desplazados.

En estos días, la compañía aseguró más de 12.000 habitaciones de hotel y expendió 250.000 vales de comidas, así como otros artículos de primera necesidad.

Clark ha pedido paciencia a los clientes porque tardarán “unos días” en resolver los problemas de los clientes y equipajes afectados por estas tormentas y ha admitido que la actuación de Emirates “ha estado lejos de ser perfecta”.

“Reconocemos y comprendemos la frustración de nuestros clientes por la congestión, la falta de información y la confusión en las terminales”, ha subrayado, a la vez que ha catalogado de “inaceptables” las “largas colas y los tiempos de espera”.

No obstante, ha agradecido a todo el equipo de la compañía por su esfuerzo durante estos días y ha asegurado que han “aprendido” para “corregir las cosas y mejorar” los procesos.

El martes de 16 de abril se registraron las mayores precipitaciones de los últimos 75 años en Emiratos Árabes Unidos, acompañados de fuertes de vientos, lo que interrumpió la actividad en todas las ciudades.

El centro de operaciones de Emirates permaneció abierto con movimientos de vuelos reducidos por seguridad, pero el cierre de las carreteras impidieron a la tripulación y los pasajeros llegar al aeropuerto.

Las redes sociales se han llenado de mensajes de enfado de clientes que afirmaban no haber recibido ayuda por parte del personal de Emirates y que no había nadie de la compañía con quien contactar.

Algunas personas dijeron que estuvieron atrapadas en el aeropuerto más de 20 horas, y otras a las que el caos dejó en ciudades extranjeras y aeropuertos de conexión, y muchas aseguran que tuvieron que reservar su propio billete de regreso a casa tras no recibir ayuda de Emirates.



Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_