_
_
_
_
_

Una nueva versión de Ozempic o Wegovy en pastilla, ¿por qué Novo Nordisk duda sobre si venderla o no?

El gran éxito de estos medicamentos con capacidad de hacer adelgazar a quiénes lo toman abre un dilema en el negocio de la compañía

wegovy
Inyectables de Wegovy.JIM VONDRUSKA (REUTERS)

La revolución que ha supuesto para el sobrepeso y la obesidad los medicamentos Ozempic y Wegovy de Novo Nordisk ha sido un éxito sin paliativos para esta farmacéutica de origen danés. Tras una revalorización del 126% desde finales de 2021 que ha convertido a la cotizada en una megaempresa valorada en 540.000 millones de dólares, Ozempic y Wegovy han producido un particular efecto secundario: todo un dilema para su negocio. La empresa ha estado trabajando en los sucesores de ambos, sendas versiones orales en forma de pastilla que eliminan las incomodidades derivadas de su carácter inyectable. Según refiere Bloomberg, esta nueva medicina pionera es la siguiente fase en la lucha contra la obesidad y como tal, promete dejar miles de millones de dólares en beneficios para Novo Nordisk, pero el problema está en que no puede lanzarla porque pondría en peligro a sus actuales superventas.

“La pastilla ayuda a los pacientes a perder tanto peso como Wegovy. Pero la versión oral requiere mucha más cantidad del principio activo en el que se basan ambos productos, la semaglutida, y Novo Nordisk no es capaz de producir en suficiente cantidad este compuesto como para cubrir toda la demanda que tiene”, escribe la agencia estadounidense.

Según se detalla en la última presentación de resultados de la compañía, en concreto, la versión inyectable emplea 2,4 miligramos de semaglutida, mientras que la oral, tiene un formato que utiliza hasta 50 miligramos. En el caso de la oral de 50 miligramos, tras un estudio clínico en el que se proporcionaba el fármaco a un grupo de control y al resto placebo, al cabo de 68 semanas, los que tomaron la semaglutida oral habían perdido de media 17,4 kilos frente a los 1,8 kilos que adelgazaron los del placebo. El uso de más semaglutida es un auténtico problema, ya que tal y como admitía la empresa en sus resultados del cuarto trimestre, “el aumento de ventas (de la versión inyectable) ha supuesto recurrentes cuellos de botella en la oferta y escasez de los medicamentos en diferentes países”.

El consejero delegado de Novo Nordisk, Fruergaard Jorgensen, reconoció el pasado miércoles en una entrevista en Nueva York de la que se hace eco Bloomberg que su empresa subestimó el potencial éxito de Ozempic y Wegovy cuando diseñaron su estrategia de hacer una versión oral. “Está claro que a la hora de hacer una pastilla de semaglutida necesitamos usar mucha más, no podemos conquistar el mundo con esa tecnología como base”, afirmó el ejecutivo.

En 2023, Novo Nordisk tuvo unos ingresos de 33.599 millones de dólares, un 31% más que en 2022. Su beneficio operativo escaló un 37% hasta 14.838 millones de dólares y el resultado neto repuntó un 51%, quedando en 12.105 millones de dólares. Dentro de estos números, la división de obesidad y la de diabetes (a la que pertenece Ozempic) fueron indispensables. Conjuntamente, aportaron 31.116 millones de dólares, el 92,6% de todos los ingresos de Novo Nordisk. Desglosado por medicamentos, las ventas de Ozempic supusieron 13.846 millones de dólares y las de Wegovy 4.534 millones de dólares. Ante el aluvión de demanda, Novo Nordisk está haciendo esfuerzos por aumentar su producción de semaglutida. Este 2024, la empresa prevé hacer inversiones de capital por valor de alrededor de 6.509 millones de dólares, un 73% más que en el ejercicio 2022, año en el que ya venían de más que duplicar los niveles de inversión respecto a 2021.

Además de la inversión interna, Novo Nordisk está tirando de chequera para comprar directamente plantas enteras que les permita producir más. El pasado lunes, la empresa anunció un acuerdo mediante el cuál desembolsará 16.500 millones de dólares para comprar Catalent, una compañía dedicada a la fabricación de medicamentos.

Paralelamente, mientras Novo Nordisk enfrenta su particular dilema y los problemas derivados de su éxito, la competencia prepara sus propias armas. Otro gigante farmacéutico ha puesto los ojos sobre este rentable mercado: Eli Lilly. Con Monjuaro, su actual medicamento estrella contra la obesidad que le ha valido unos resultados récord y Zepbound, su próxima apuesta en este sentido que ya tiene el visto bueno de la Unión Europea, Estados Unidos y Reino Unido, Jorgensen no pierde de vista sus movimientos. “Creo que lo más probable es que, al igual que nosotros, estén centrados en aumentar su capacidad de producción y en analizar las tácticas a seguir mercado a mercado. Ellos miran lo que hacemos, nosotros miramos lo que hacen. Así es cómo funciona la competencia”, afirmó el CEO a Reuters. La carrera por la pérdida de peso está servida.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Fernando Belinchón
Madrid. 1994. Máster en periodismo económico por la Universidad Rey Juan Carlos. Redactor de la Mesa Web de CincoDías. En el periódico desde 2016.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_