_
_
_
_

Los trabajadores de la planta de Volkswagen en EE UU aprueban sindicarse tras el éxito de las huelgas del motor

Es la primera vez que los empleados de una automovilística extranjera deciden organizarse en el país norteamericano

Un cartel que llama a sindicarse a los trabajadores de la planta estadounidense de Volkswagen.
Un cartel que llama a sindicarse a los trabajadores de la planta estadounidense de Volkswagen.NICK CAREY (REUTERS)

Más de la mitad de los empleados de la única planta de montaje de Volkswagen en Estados Unidos han solicitado unirse al sindicato United Auto Workers (UAW). Es la primera vez que la mayoría de trabajadores de un fabricante de automóviles extranjero en el país norteamericano expresa su voluntad de sindicarse.

UAW ha anunciado este martes que la mayoría de los trabajadores de la planta de Chattanooga, en el estado de Tennessee, que emplea a más de 4.000 personas, firmaron los formularios necesarios para iniciar el proceso de sindicación del centro de trabajo. En estos momento, sólo los centros de trabajo de General Motors (GM), Ford y Stellantis, tres fabricantes de automóviles estadounidenses, están sindicados y sus trabajadores están representados por UAW.

La campaña para sindicar a los trabajadores de fabricantes como VW, Mercedes-Benz o Toyota, entre otros, se inició inmediatamente después de que UAW arrancase a finales de octubre de 2023 sustanciales concesiones salariales a GM, Ford y Stellantis en las negociaciones para la firma de nuevos convenios colectivos.

Tras una huelga de seis semanas, UAW consiguió un aumento salarial del 25%, repartido en cuatro años, para sus afiliados además de otras mejoras laborales. Inmediatamente después de la firma de los nuevos convenios colectivos, fabricantes como VW, Honda y Tesla ofrecieron a sus empleados aumentos salariales de hasta un 11%, medida que los analistas entendieron era una forma de disuasión para que los trabajadores no se unieran a UAW.

Pero menos de 60 días después de que los trabajadores de Chattanooga iniciasen el proceso de captación de firmas, la planta de VW podría convertirse en la primera de un fabricante extranjero en unirse a UAW.

Cuando el 70% de la plantilla firma las tarjetas de adhesión a un sindicato, los trabajadores pueden solicitar a su empresa que reconozca voluntariamente la sindicación del centro de trabajo, según la legislación estadounidense. Si la compañía lo rechaza, los trabajadores pueden recurrir al Consejo Nacional de Relaciones Laborales para celebrar una votación vinculante.

UAW también ha señalado que las plantas de montaje de Mercedes-Benz y Hyundai, ambas en el estado de Alabama, están en pleno proceso de sindicación y que docenas centros de trabajo de otros fabricantes de automóviles han empezado a organizarse.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_