_
_
_
_
_

Ribera descarta que Bruselas prolongue el mecanismo ibérico

La vicepresidenta tercera del Gobierno destaca que “más allá del 31 de diciembre no era posible” mantener la excepción que permite desacoplar la evolución del precio de la electricidad de la cotización del gas natural

La ministra española para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, a su llegada al Consejo de Ministros de Energía de la UE en Bruselas.
La ministra española para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, a su llegada al Consejo de Ministros de Energía de la UE en Bruselas.OLIVIER HOSLET (EFE)
Leandro Hernández

Año nuevo, vida nueva. La excepción ibérica, también conocida como tope al gas, llegará a su fin a finales de 2023, pese a la intención inicial del Gobierno por pedir a Bruselas una prórroga del mecanismo, que lleva vigente desde mediados de 2022.

“La extensión del mecanismo ibérico, que en principio acaba el 31 de diciembre, requiere un procedimiento de aprobación por la Dirección General de la Competencia”, ha señalado la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en declaraciones radiofónicas esta tarde. “La Comisión ya dejo claro que más allá de esa fecha no era posible llevarlo a la práctica”, ha apuntado.

El llamado tope al gas entra en vigor cuando el precio de este combustible supera un determinado umbral en el mercado ibérico (Mibgas). El mecanismo lleva inactivo desde finales de febrero por una combinación de múltiples factores: la fuerte bajada del precio del gas natural en el mercado mayorista y la constante subida del umbral de precios requerido por la normativa.

Fuentes ministeriales confirmaron que el mecanismo concluirá así el próximo 31 de diciembre y recordaron que, cuando se aprobó esa medida, el hidrocarburo cotizaba en torno a 200 euros el megavatio-hora (MWh) en el mercado de futuros, mientras que ahora apenas supera los 30 euros en el MIBGAS.

Las autoridades españolas, sin embargo, no querían inicialmente renunciar a una herramienta que creen que podría ser muy útil si la cotización de este combustible vuelve a escalar, en especial tras el nerviosismo desatado por la guerra entre Israel y Hamás, especialmente en un contexto marcado por las tensiones en el Mar Rojo. “Mi inclinación natural es que, dado que no han generado distorsiones y han funcionado bien, todas las medidas habilitadas hasta la fecha se extiendan hasta cuando sea necesario”, deslizó Ribera en octubre en el Parlamento Europeo. La intención de la vicepresidenta tercera era no enviar “una señal a los mercados de la que podríamos arrepentirnos”.

El mecanismo, que ya se prorrogó una vez el pasado abril, debía servir también para ofrecer tiempo a España para reformar su tarifa regulada, de forma que no estuviera tan sujeta a la volatilidad del mercado diario y el nuevo esquema de precios regulados. A finales de abril, el Gobierno había celebrado que la medida había permitido “moderar la inflación y proteger de forma eficaz a las familias y a las empresas españolas”. Nadia Calviño, la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, había calculado que la medida había “supuesto una ahorro de más de 5.100 millones de euros de ahorro para el conjunto de los consumidores españoles de electricidad”

Constante en Europa

Por su parte, los Estados miembros de la Unión Europea han acordado prorrogar un año más el tope de 180 euros en el prrecio del gas, en el marco de otras medidas de emergencia frente a la crisis energética provocada por la invasión rusa de Ucrania. El instrumento se activa cuando se superen los 180 euros en el mercado europeo durante tres días seguidos y haya una diferencia de precio de 35 euros respecto a los mercados internacionales también durante esos tres días.

“Nos permitirá garantizar la estabilización de los mercados energéticos, paliar el efecto de la crisis y proteger a los ciudadanos de la UE de unos precios de la energía excesivamente elevados”, ha valorado Ribera en el último consejo de Energía que preside como presidencia rotatoria del Consejo.

En el mismo sentido, la comisaria europea de Energía, Kadri Simson, ha insistido en que el bloque está bien preparado para recibir el invierno, con altos niveles de almacenamiento de gas y “con los precios del gas más bajos desde el comienzo del conflicto bélico”.

Igualmente, la UE extiende hasta finales de 2024 las medidas para aumentar el intercambio de energía frente a situaciones de escasez de suministro, a través de una mejor coordinación de las compras de gas, referencias de precios fiables e intercambios transfronterizos de gas. En todo caso, suprimen la participación obligatoria en la agregación de la demanda.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Leandro Hernández
Periodista económico. Interesado en entender más de criptoactivos, transformación digital y energía. Se incorporó a este periódico en 2022 después de haber trabajado en diferentes países de América Latina y en Estados Unidos. Estudió Relaciones Internacionales en la Universidad Torcuato Di Tella (Argentina), y el Máster de Periodismo UAM-El País.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_