_
_
_
_
_

La CNC busca apoyo en Industria para un plan renove de maquinaria de obra

La patronal pone el foco en la descarbonización en los primeros contactos con el equipo de Jordi Hereu. La edad media del parque supera los 18 años

Javier Fernández Magariño
Trabajadores y maquinaria de obra en el paseo de La Concha de San Sebastián.
Trabajadores y maquinaria de obra en el paseo de La Concha de San Sebastián.Juan Herrero (EFE)

El sector constructor, representado por la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), ha entablado los primeros contactos con el nuevo equipo del Ministerio de Industria que lidera Jordi Hereu con la petición de ayuda para descarbonizar la actividad. El colectivo precisa dar relevo a miles de máquinas ya obsoletas que funcionan a pie de obra. El plan renove sería viable, según está trasladando el presidente Pedro Fernández-Alén, con el apoyo de la financiación ofrecida por la UE a través del plan Next Generation.

La CNC realizó un primer intento de captación de fondos a través del Ministerio de Transición Ecológica, pero la propuesta, que analizó el departamento del secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, no llegó a tiempo para ser incluida en la adenda al Plan de Recuperación. Esta fue aprobada en junio por el Consejo de Ministros y salió adelante en octubre en la Comisión Europea y en el Ecofin. La actualización del citado plan permite a España movilizar hasta 163.000 millones entre 2021 y 2026, de los que 83.000 millones son en forma de préstamos.

La patronal de la construcción, en la que se incluyen asociaciones como Seopan, Anci, Ancop, Anmopyc o Andimac, entre otras, no ha tirado la toalla en busca de respaldo para una renovación millonaria.

La transición hacia una construcción más sostenible, industrializada, digital y productiva pasa por el rejuvenecimiento de un parque de maquinaria que puede superar las 100.000 unidades en elementos móviles. La citada Anmopyc (Asociación Española de Fabricantes de Maquinaria para Construcción y Minería) ha realizado un estudio en el que identifica más de 66.000 máquinas automotrices, de las que el 79% superan los diez años en el tajo. De hecho, concluye el informe, la edad media del parque de maquinaria de construcción autopropulsada está en los 18,5 años.

La edificación, rehabilitación y obra civil depende de equipos que van desde martillos neumáticos hasta dúmperes, cargadoras, bombas de hormigón o grandes excavadoras. La propulsión eléctrica convive con los motores de combustión y, como problema añadido, aparatos de antes de 2012 son difícilmente compatibles con las nuevas tecnologías.

Regulación europea

La CNC pone sobre la mesa la normativa comunitaria de finales de los noventa (Directiva 97/68/CE), que regula las emisiones de maquinaria móvil ajena a la carretera e identifica los principales gases contaminantes. Tras varias actualizaciones, la de 2019 (reglamento 2016/1628) elevó las exigencias en lo que respecta a la descarbonización.

Según documentación que maneja la CNC, las nuevas generaciones de maquinaria reducen un 96% las emisiones de óxido de nitrógeno y un 98% las emisiones de partículas en comparación con los aparatos que ya cumplían la directiva inicial.

“De forma generalizada, se podría señalar que una máquina fabricada en el año 2022 contamina de media 20 veces menos que una unidad fabricada en el año 2010 y hasta 46 veces menos que una del año 1999″, se puede leer en un informe de CNC y Anmopyc. En él se expresa que la sustitución de los equipos de antes de 2010 podría ahorrar el consumo de 71 millones de litros de combustible por parte de máquinas pequeñas, y más de 280 millones de litros por parte de las grandes solo en las obras españolas.

Casi un millón de toneladas anuales de CO2 evitables

Peso en emisiones.  El parque de maquinaria de la construcción representa alrededor de un 0,5% de las emisiones de efecto invernadero en la Unión Europea. Por cada litro de combustible utilizado se generan 2,64 kilos de CO2. La aviación por ejemplo tiene un peso del 4% en las emisiones totales en Europa.

Ahorro de contaminantes.  La CNC calcula que la sustitución de los aparatos previos a 2010, que aún funcionan en las obras españolas, evitaría más de 930.000 toneladas de CO2 al año.

La dificultad de electrificar.  El sector constructor aboga por máquinas de nueva generación, con capacidad para reducir el consumo y las emisiones, ante la dificultad de electrificar el parque. Además de la problemática del precio o de equipar máquinas pesadas con baterías, numerosas obras están lejos de los potenciales puntos de recarga. 

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Javier Fernández Magariño
Es redactor de infraestructuras, construcción y transportes en Cinco Días, donde escribe desde junio de 2000. Ha pasado por las secciones de Especiales, Cinco Sentidos, 5D y Compañías siguiendo la información de diversos sectores empresariales. Antes fue locutor de informativos en la Cadena Cope, además de colaborar en distintos medios de Madrid.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_