_
_
_
_
_

Amazon pide a un tribunal federal que desestime la demanda que le interpuso la FTC por prácticas monopolísticas

La compañía asegura que la Comisión Federal de Comercio de EE UU no ha demostrado ningún daño al consumidor

Logo de Amazon en un centro logístico de la compañía.
Logo de Amazon en un centro logístico de la compañía.PASCAL ROSSIGNOL (REUTERS)

Amazon ha pedido a un tribunal federal que desestime la demanda antimonopolio del Gobierno de Estados Unidos que acusa a la compañía de utilizar artimañas ilegales para elevar su beneficio y ampliar su poder en el comercio electrónico. Según la demanda contra la compañía interpuesta por la Comisión Federal de Comercio de EE UU (la FTC, por sus siglas en inglés), el gigante del ecommerce había utilizado, entre otras prácticas ilegales, un algoritmo secreto, denominado internamente Proyecto Nessie, que hizo subir los precios y le permitió ganar más de 1.000 millones de dólares.

En su moción de desestimación, Amazon asegura que la FTC, en su demanda presentada en septiembre, confundió “prácticas minoristas comunes” con conducta anticompetitiva y no identificó el daño a los consumidores, según informa Reuters. “Amazon iguala rápidamente los descuentos de sus rivales, ofrece ofertas con precios competitivos en lugar de precios excesivos y garantiza la mejor entrega para sus suscriptores Prime”, aseguró la compañía al solicitar que la demanda sea “desestimada en su totalidad”.

La compañía ya había asegurado el pasado noviembre, cuando la FTC publicó una versión resumida de la demanda en la Corte de Distrito estadounidense en Seattle, que este organismo tergiversaba gravemente la herramienta de fijación de precios, y añadió que la empresa dejó de utilizarla hacía varios años. “Nessie se utilizaba para tratar de evitar que nuestra igualación de precios diera lugar a resultados en los que los precios se volvieran tan bajos que fueran insostenibles”, dijo entonces el portavoz de Amazon, Tim Doyle. “El proyecto se aplicó durante unos años a un grupo de productos, pero no funcionó como se pretendía, así que lo descartamos hace tiempo”, añadió la compañía. En su defensa ahora asegura que Nessie fue descontinuado en 2019 y que la compañía iguala los precios más bajos de otras compañías.

La FTC defendió, sin embargo, que Amazon comenzó a probar el algoritmo de precios en 2010 para ver si otros minoristas en línea rastreaban sus precios y subir el de aquellos productos que probablemente fueran rastreados por los competidores. La Comisión Federal de Comercio acusó también a la compañía de desactivar estratégicamente el algoritmo durante algunos eventos como el Prime Day o la temporada de Navidad para evitar que el uso del algoritmo fuera detectado.

Otra de las acciones por las que la FTC demandó a Amazon es por exigir a los vendedores bajo la característica Prime que utilizaran sus servicios de logística y entrega, aunque muchos preferían utilizar un servicio más barato o uno que también atendiera a los clientes en otras plataformas.

La compañía fundada por Jeff Bezos aseguró al pedir la desestimación de la demanda que el uso de estos servicios era voluntario, incluso para los productos vendidos bajo su servicio Prime. La FTC había indicado que las tarifas promedio de Amazon para los vendedores que utilizan sus servicios de cumplimiento aumentaron del 27% en 2014 al 39,5% en 2018.

El gigante estadounidense también ha argumentado en su defensa que compite con otras grandes superficies en línea como Walmart y Target, y una variedad de tiendas con mercados especializados como Best Buy, Home Depot, Kroger, Costco, Staples, Walgreens, Nike y Apple, añadió la citada agencia. Y ha calificado de inverosímil la acusación de la FTC porque “porque sugiere, por ejemplo, que los consumidores no considerarían comprar un televisor de bajo precio en Bestbuy.com sólo porque Best Buy no vende también zapatos”.

La FTC también acusó a Amazon de utilizar prácticas cuestionables para impulsar su negocio publicitario, pese a que “dañaron a los consumidores” al hacer que los resultados de búsquedas en su tienda fueran menos relevantes. La Comisión Federal de Comercio interpuso otra demanda contra el gigante tecnológico el pasado junio alegando que había engañado a los consumidores para que se suscribieran a su servicio Prime, su programa de membresía, y haber dificultado deliberadamente su cancelación.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_